fue escenario de dos atentados