Incrementa la violencia de género en las aulas virtuales

La Presidenta de la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México (CNDHCM)  Nashieli Ramírez Hernández, menciona: “recordemos que enfrentamos dos pandemia: El covid  y la violencia de género, hay que recordar que una alimenta a la otra de manera directa. Hay que tener presente a las víctimas de sistemas jurídicos y estructuras institucionales que no fueron capaces de adaptarse y atender las violaciones de derechos del mundo de interacciones digitales”, enfatizó.

Explicó que los impactos de esta violencia se diferencian en función del género, edad y otros factores, caracterizando a las víctimas, quienes  pueden serlo de diferentes delitos y conductas, como la trata, pornografía, extorsión, discurso de odio, lesión a la intimidad, privacidad e incluso a la integridad personal en sus expresiones más extremas.

La presidenta de la CNDH  puntualiza que el discurso de odio en redes sociales no es de poca importancia, ya que  este se puede manifestar  con  la publicación de mensajes, imágenes o hashtags y  en muchas ocasiones  puede ser  incitado de manera directa con una  violencia que va en su mayoría  contra las mujeres y niñas. 

 

También te puede interesar: Profesores detectan más violencia familiar, por encierro, a través de clases virtuales

 

Con base a la información del  Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), cada día se difunden en las redes sociales entre 15 mil y 20 mil mensajes de odio por razones de género, origen étnico, y orientación sexual.

De acuerdo con datos del Módulo sobre Ciberacoso (Mociba), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de 17 millones de personas usuarias de internet de 12 años o más,  afirmaron haber vivido alguna situación de acoso cibernético,  9.4 millones eran mujeres y  el grupo más afectado se considera en personas jóvenes de 20 a 29 años.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, (CNDH) habla sobre los casos de omisión del deber de cuidado y la no observancia del principio del interés superior de la niñez, que derivaron en violaciones a los derechos humanos y al trato digno, a una vida libre de violencia, a la integridad y seguridad personal, a la educación y al sano desarrollo integral en agravio de 20 personas menores de edad ( 9 niñas, 7 niños y 4 adolescentes) en 10 escuelas de educación básica ubicadas en Hidalgo, Tabasco y la Ciudad de México en el 2018.

Esta institución menciona que son muchas las violaciones a los derechos humanos que se infringen motivadas por la discriminación en contra de la diversidad sexual, mediante acciones que laceran la vida, la integridad y la seguridad personal. Es evidente que este es un problema que nos atañe a todos y todas, pues ante la creciente ola de violencia que se vive, resulta indispensable fomentar una cultura de paz que traspase las fronteras de las diferencias que nos separan como sociedad, a través de la tolerancia e inclusión hacia todo aquello que consideramos distinto o desconocido.

En el panel “La violencia en aulas Virtuales” De la mesa redonda de la Secretaría del Desarrollo Institucional, junto con el SUIVE (Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Violencia Escolar) donde la  Doctora Alba Luz Robles Mendoza menciona que, es importante reconocer que la violencia es el uso intencional de la fuerza física, las amenazas contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad y que tiene como consecuencia un daño, perjuicio, peligro o hasta la muerte.

Se debe reconocer al género, como una red de creencias, rasgos de la personalidad, ideologías, actitudes, sentimientos, valores, conductas y actividades que diferencian a mujeres y hombres, como producto de un proceso histórico de construcción social.

Siendo entonces que la violencia de género es una manifestación que toma la violencia social, caracterizada por las relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres, que ponen en riesgo la integridad física y psicológica de las personas. 

La Doctora Alba Luz Robles Mendoza, nos menciona los tipos de violencia que se generan en las áreas virtuales como  son los discursos misóginos, aquellas expresiones violentas que se utilizan para denigrar y agredir generalmente a las mujeres, difamándolas, haciendo referencias machistas y sexistas.

Se dan también los mensajes de odio por razones de género, con sus discursos discriminatorios que incitan al odio por motivos del sexo con el que se nace, identidad, orientación o expresión.

La ciber-violencia de género se ve  magnificada ahora con la pandemia, como un acoso escolar o sexual por razones de género, (sextorsión a mujeres, porno venganza, ciberacoso sexual).

Para un aula virtual segura se debe buscar redes de apoyo e identificar las situaciones de riesgo, conocer la legislación universitaria, tener comunicación asertiva y toma de decisiones con una denuncia inmediata.

Para los docentes crear un código propio, silenciar los micrófonos de los participantes y habilitar la sala de espera, son recomendaciones que ayudarían a tener mayor control de la clase. Si alguien altera su área virtual, puede ir a la opción de participantes y deshabilitarlo, si es una situación que los pone al límite, eliminarlo  y así no podrá entrar nuevamente a la reunión.

Se debe promover el trabajo en equipo, tratando de eliminar cualquier comentario negativo, discriminación, chistes obscenos o cualquier tipo de agresión.

La Defensoría de los Derechos Universitarios Igualdad y Atención de la Violencia de Género  de la FES Iztacala, puede apoyar en  los teléfonos  5541616048, 5556226164, 5556226225, para todos los estudiantes que lo necesiten.

 

Notas Relacionadas