COPRED llama a reconocer y visibilizar la Bisexualidad

  • COPRED llama a reconocer y visibilizar la Bisexualidad

    Foto: Internet

En el marco del 23 de septiembre, Día Internacional de la Bisexualidad, es fundamental recordar la difícil lucha que han emprendido las personas bisexuales por el reconocimiento y respeto de sus derechos. Por ello, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (COPRED) llama a romper con los prejuicios y estereotipos relacionados con la bisexualidad, que traen como consecuencia la invisibilización de las problemáticas específicas y la discriminación que esta población enfrenta.

La existencia de las personas bisexuales es constantemente cuestionada y negada, ya que persiste el estereotipo de que se trata de personas homosexuales o heterosexuales “confundidas”. Consecuencia de ello fue, por ejemplo, su tardía visibilización, pues fue apenas en 1999 cuando se conmemoró por primera vez el Día Internacional de la Bisexualidad, propuesto por la sociedad civil estadounidense y británica, para honrar el aniversario luctuoso de Sigmund Freud, pionero en plantear su existencia.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas subrayan las dificultades y resistencias existentes para documentar la violencia contra las personas bisexuales. Incluso hay Estados que aún niegan su existencia, lo que lleva a que los actos de violencia y discriminación sean tolerados y perpetrados con impunidad. La invisibilización de las personas bisexuales es tal que no existen datos estadísticos certeros sobre la cantidad de personas bisexuales en el país, ni confiables sobre crímenes bifóbicos. A esto se suma la tendencia a categorizar la violencia y discriminación contra las personas bisexuales como crímenes homofóbicos (Organización de los Estados Americanos, 2019).

 

 

También te puede interesar:  La paz mundial empieza en casa

 

 

Algunos de los esfuerzos que se han realizado en el país para intentar acercarse estadísticamente a las personas bisexuales han sido:

-       El Diagnóstico Situacional de Personas LGBTIQ en México, realizado por la Universidad Autónoma Metropolitana en colaboración con Inspira A.C en 2015, en el que se evidenció que 50.07% de los hombres bisexuales y 59.15% de las mujeres bisexuales entrevistadas refirieron haber enfrentado algún tipo de discriminación debido a su orientación sexual.

-       La encuesta LGBT+ Orgullo 2021, realizada por la consultora Ipsos, en la que se consigna que el 11% de la población mexicana encuestada se declaró no heterosexual, y dentro de ese porcentaje un 5% dijo ser bisexual; es una de las primeras encuestas que registra un incremento en la visibilidad bisexual (Ipsos, 2021).

-       La encuesta Impactos diferenciados de la COVID-19 en la comunidad LGBTQ+, levantada por YAAJ y COPRED, que destaca la enorme participación de las personas bisexuales. De quienes respondieron acerca de su orientación sexual, el 25.23% correspondió a personas bisexuales.

Datos de la Encuesta Sobre Discriminación por Motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género demostraron que el 64.6% de las mujeres bisexuales y el 59.1% de hombres bisexuales percibieron ser discriminados por al menos un motivo, dentro de los principales se encuentran el aspecto físico (59.3%), forma de vestir (49.5%) y la forma de hablar (42.6%) (ENDOSIG, 2019).

Las personas bisexuales han luchado arduamente por su visibilización y por el goce y disfrute pleno de sus derechos, los cuales  se encuentran establecidos en el Artículo 11 de la Constitución Política de la Ciudad de México bajo el rubro “derechos de las personas LGBTTTI”. La bisexualidad es una orientación sexual real y su invisibilización no permite que tengamos un panorama completo de sus problemáticas.

Desde COPRED llamamos a visibilizarla, a abandonar los prejuicios y estereotipos que la rodean y a refrendar el compromiso, como parte de una ciudad de derechos, de garantizar que todas las personas de la diversidad sexual, y particularmente quienes se asumen bisexuales, tengan acceso sin obstáculos a todos sus derechos mediante políticas públicas y medidas necesarias que permitan erradicar las conductas y actitudes de exclusión o discriminación hacia ellas.

Notas Relacionadas