Algunos cosméticos vendidos en EU y Canadá tienen un compuesto tóxico

  • Algunos cosméticos vendidos en EU y Canadá tienen un compuesto tóxico

    Foto: beautymarketamerica.com

Ap
17-06-2021

Washington. Más de la mitad de los cosméticos vendidos en Estados Unidos y Canadá están repletos de un compuesto industrial tóxico asociado con graves problemas de salud, incluidos cáncer y bajo peso al nacer, según un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Notre Dame realizaron pruebas en más de 230 cosméticos de uso común y hallaron que 56 por ciento de las bases y productos para ojos, 48 por ciento de labiales y 47 por ciento de los rímeles contienen flúor, indicador de que tienen sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés), las cuales también son usadas en sartenes antiadherentes, tapetes y un sinfín de otros productos de consumo.

El rímel resistente al agua (82 por ciento) y el labial de larga duración (62 por ciento) registraron algunos de los niveles más elevados de PFAS, según el estudio publicado el martes en la revista Environmental Science & Technology Letters.

 

También te puede interesar: 21.2 millones de hombres de 15 y más años son padres de al menos un hijo

 

Se realizaron pruebas adicionales en los 29 productos con mayores niveles de flúor y se descubrió que contienen entre cuatro y 13 PFAS. Sólo un artículo mencionó en su etiqueta de ingredientes la presencia de esos químicos.

Una vocera de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la cual regula los cosméticos, señaló que la agencia no comenta sobre estudios específicos. En su sitio web indicó que se han realizado pocos estudios de la presencia de sustancias químicas en cosméticos y que, en general, los que han sido publicados encontraron que la concentración es muy baja –en el nivel de hasta cientos de partes por millón– y es poco probable que afecten a la población.

Una ficha técnica publicada en el sitio web de la agencia destaca que seguirá vigilando los datos que proporcione la industria de manera voluntaria y las investigaciones publicadas “a medida que avanza la ciencia en torno a las PFAS en cosméticos”.

Sin embargo, esos químicos son un problema cada vez más preocupante para los legisladores que buscan regular su uso en los productos de consumo. Los resultados del estudio se dieron a conocer en un momento en que un grupo bipartidista de senadores presentó una iniciativa para prohibir el uso de PFAS en los artículos de belleza.

“No hay nada seguro y nada bueno sobre esas sustancias”, aseguró el senador demócrata Richard Blumenthal, quien introdujo la iniciativa sobre cosméticos junto con la senadora republicana Susan Collins. “Esos químicos son una amenaza escondida a plena vista que las personas literalmente exhiben en sus rostros todos los días”.

La Agencia de Protección Ambiental también recopila información sobre los usos y los riesgos para la salud de las PFAS, mientras sopesa regulaciones para reducir los posibles riesgos causados por esas sustancias.

Justifica asociación

El Consejo de Productos de Cuidado Personal, asociación empresarial que representa a la industria de los cosméticos, indicó en un comunicado que se puede encontrar una pequeña cantidad de PFAS como ingredientes o en niveles mínimos en productos como lociones, esmaltes para uñas, maquillaje para los ojos y bases. Las sustancias son utilizadas para la consistencia y textura del producto y están sujetas a los requisitos de seguridad de la FDA, sostuvo Alexandra Kowcz, directora científica del consejo.

“Nuestras compañías miembros toman muy en serio la responsabilidad por la seguridad del producto y la confianza de las familias en esos productos”, comentó. Añadió que el grupo está en favor de prohibir ciertas PFAS en cosméticos. “La ciencia y seguridad son la base de todo lo que hacemos”.

Sin embargo, Graham Peaslee, profesor de física en Notre Dame e investigador principal del estudio, sostuvo que los cosméticos suponen un riesgo inmediato y a largo plazo. “Las PFAS son una sustancia química persistente. Cuando llegan al torrente sanguíneo, se quedan ahí y se acumulan”, comentó Peaslee.

El estudio no menciona empresas específicas.

Notas Relacionadas