Generación Z, impulsora del aprendizaje en línea

  •  Generación Z, impulsora del aprendizaje en línea

    Foto: Internet

Seguramente has escuchado de la generación Z o también conocida como generación Centennial, que se refiere a los nacidos a mediados de los años 90 hasta mediados de la década del 2000 y que poco a poco están dejando en el olvido a su antecesora y polémica generación, los Millennials. 

Los que pertenecen a la generación Z tienen ciertas características que los definen, y es que prácticamente nacieron con toda la tecnología a su alcance y no podrían concebir la vida sin estar rodeados de pantallas, sin al menos estar conectados 5 horas en sus celulares, sin tener una oferta de información digital increíblemente amplia y sin plataformas como: YouTube, Instagram, SnapChat y WhatsApp.

Son una generación con la capacidad de consumir información y autogestionar su educación, pues son amantes del aprendizaje en línea, quieren disfrutar la vida y sus principales hobbies son los viajes y el aprendizaje de idiomas.

 

También te puede interesar: Buscan considerar adicción al juego como enfermedad en Corea del Sur

 

Un análisis de Bloomberg, basado en datos de la Organización de las Naciones Unidas, reveló que actualmente la generación Z representa el 32% de la población mundial (7,700 millones de personas). 

Los Centennials son los influencers del momento, por el impulso y motivación que transmiten a las generaciones anteriores a adquirir conocimientos y experiencias de una forma más divertida y en corto tiempo.  

Babbel, la app más eficaz para aprender idiomas, realizó un análisis para conocer las necesidades de la generación Z en cuestión de aprendizaje digital, así como una comparativa de su sistema con los métodos tradicionales. 

En este contexto lanzó la campaña “Babbel o el método tradicional”, formada por una serie de videos que muestran las ventajas del aprendizaje en línea tal y como la nueva generación de “nativos digitales” lo está haciendo.

Inmediatez vs. Tiempo y energía

Para muchas personas asistir a una academia de idiomas en un horario específico implica un esfuerzo enorme, ya que se requiere llevar una organización de tiempos y esfuerzos diarios para lograr aprender un idioma. 

Los Centennials se caracterizan por adquirir información de forma inmediata siendo autodidactas y valoran más el aprendizaje online mediante apps o plataformas innovadoras que les permitan aprender cuando sea, donde sea, y así optimizar recursos y dedicar tiempo a lo que más les interesa.

Hablar con confianza vs. Horas de pronunciación

Muchas personas se sienten apenadas al hablar en público y, por tanto, no les es sencillo asistir a clases presenciales y tener un aprendizaje de la forma tradicional en donde te ponen a memorizar largas listas de verbos, vocabulario y gramática sin entender cómo se utiliza en una situación real.  Sin embargo, para los centennials no es un problema ya que escucharon a sus padres mencionar la importancia de hablar varios idiomas y hoy día dominar más de un idioma es una de sus pasiones y la llave para conocer otras culturas.

Conversaciones de la vida real vs. Diálogos pocos reales 

Con frecuencia el libro de texto de una clase tradicional de idiomas puede incluir alto contenido de gramática y simulación de conversaciones poco reales y con acento ficticio.

Para los nativos digitales es muy importante la inmediatez y poner en práctica en poco tiempo lo aprendido. Por eso buscan hablar de forma instantánea un nuevo idioma con diálogos y conversaciones de la vida cotidiana, además de practicar los temas que impulsen su desarrollo personal y profesional.

Notas Relacionadas