En el 20 Noviembre la Primera Clínica para Adolescentes y Adultos Jóvenes con Cáncer

  • En el 20 Noviembre la Primera Clínica para Adolescentes y Adultos Jóvenes con Cáncer

    Foto: Secretaría de Salud

 

Ante la realidad de que son los adolescentes con cáncer el sector que más abandona su tratamiento oncológico en breve se pondrá en operación la Primera Clínica para Adolescentes y Adultos Jóvenes con Cáncer en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE.

El objetivo de contar con una clínica de este tipo es para poner brindar una atención integral a este sector de la población derechohabiente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, cuyas neoplasias se centran principalmente en leucemia, linfoma y tumores cerebrales, informó Farina Esther Arreguin González, Jefa del Servicio de Oncología Infantil en el CMN 20 de Noviembre.

Luego de destacar que el 20 de Noviembre es el principal centro de referencia en todo el país para  atender a pacientes con cáncer, precisó que anualmente tan sólo el servicio a su cargo recibe un promedio de 70 nuevos casos.

 

También te puede interesar: Presentan BioNTech y Pfizer solicitud para aprobar vacuna para jóvenes

 

La especialista adelantó en exclusiva a México Nueva Era que este Centro Médico contará con la Primera Clínica para Adolescentes y Adultos Jóvenes con Cáncer –única en su tipo den todo el país- que próximamente iniciara operaciones, y que tendrá entre sus principales propósitos el apego al tratamiento, seguimiento una vez concluido este y su reintegración a la vida productiva en una forma digna, a fin de lograr calidad en la supervivencia.

Argumentó que si de por sí el adolescente es una población vulnerable para su atención, el  hecho de estar atravesando por cambios físicos y emocionales propios de su edad, pero además enfrentarse a los estragos que les deja el verse sometidos a una cirugía mutilante (para salvar la vida) repercute negativamente en su estado de ánimo; lo que a su vez los lleva a abandonar fácilmente el tratamiento y en ocasiones incluso hasta atentar contra su vida.

De ahí la importancia –dijo- la importancia de contar con una clínica de este tipo, donde se les pueda brindar atención de manera integral, ya que contará con un equipo multidisciplinario, conformado por 30 subespecialistas (psicooncológos, tanatólogos, oncopediatras, ortopedistas y rehabilitadores, por mencionar algunos), porque está convencida que “todo niño y en ese caso adolescente y adulto joven se puede curar de cáncer y reintegrar a la sociedad en una forma y digna, para que en un futuro de conviertan adultos responsables, económicamente activos, en suma, en adultos felices”.

La oncopediatra enfatizó que 8 de cada 10 niños con algún tipo de carcinoma se puede curar si se hacen las cosas bien y a tiempo” por lo que si el médico general  pediatra sospecha que existe algún problema oncológico debe referir en forma oportuna al paciente a un centro especializado de tercer nivel para que se le hagan los estudios correspondientes que permitan descartar o corroborar la presencia de cáncer; lo que permitirá una supervivencia de hasta un 80 por ciento como sucede en la naciones desarrolladas. Lo cual no sucede en nuestro país, donde apenas se alcanza un 56 por ciento de acuerdo a informes del Consejo de Salubridad; de ahí la importancia del diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno. 

Ante este panorama Arreguin González subrayó que “es necesario llamar la atención, poner un foco rojo para que todos: médicos, administrativos, legisladores y los grandes tomadores de decisiones volteen a ver al cáncer; una enfermedad potencialmente curable si se atiende a tiempo”.

Cuestionada sobre el desabasto de medicamento (oncológico) manifestó que si bien se ha presentado un desabasto intermitente no sólo en México sino también a nivel internacional en fármacos como vincristina por ejemplo; aunque su escasez en nuestro país tiene que ver con intereses secundarios a la línea de producción.

Sostuvo que si bien “el desabasto es multifactorial, no se puede cambiar o sustituir los medicamentos que se prescriben para determinado tratamiento, porque ello va a repercutir en la salud del paciente”, en este caso de niños y adolescentes.

Refirió que sí hubo un periodo en el que el 20 de Noviembre se vio afectado por ese desabasto, pero dicha deficiencia se subsanó con la compra de medicamento por parte de los directivos encargados de dicha área, por lo que ya no se ha sufrido por la falta de medicinas.     

En otro contexto destacó que pese a la pandemia por COVID 19, el Servicio de Oncología del CMN 20 noviembre en ningún momento se suspendió. “La atención a niños y adultos con cáncer siguió exactamente igual; incluso para los niños supervivientes abrió la consulta los sábados para que no se vieran afectados en su tratamiento o rehabilitación.

Por último Farina Arreguin fue contundente al expresar que: “con o sin pandemia el cáncer sigue y debe ser tratado con la misma importancia con la que se atiende a los enfermos por COVID, para que se pueda seguir diagnosticando y tratando, no sólo los nuevos casos, sino también los que ya están en tratamiento, porque el cáncer no se detiene, el cáncer es una enfermedad progresiva y mortal sino se atiende a tiempo”. 

Notas Relacionadas