Lanzan organizaciones la campaña “cero separación. ¡juntos por una mejor atención!”

  • Lanzan organizaciones la campaña “cero separación. ¡juntos por una mejor atención!”

    Foto: Internet

“Las medidas sanitarias en hospitales que se han implementado por la actual pandemia de Covid-19, han impactado de forma indirecta la atención que reciben los bebés recién nacidos que son ingresados en las unidades de cuidados intensivos, como es la separación de sus padres”, advirtió Ilein Bolaños, directora general y cofundadora de la Asociación Con Amor Vencerás A.C.

“Es importante crear conciencia sobre el impacto que las medidas de separación pueden ocasionar en la salud de los neonatos hospitalizados. Muchos padres se han acercado con nosotros para denunciar que se les niega la entrada a las áreas de cuidados intensivos y/o que en otros casos solo se le permite entrar 15 minutos al día a la madre”, expuso Bolaños.

Y es que dicha separación tiene un impacto importante en la salud, pero también en el desarrollo de los infantes, además de afectar la salud mental de los padres, recalcó Ilein Bolaños quien dio a conocer la campaña Cero Separación. ¡Juntos por una Mejor Atención!

 

También te puede interesar: Repuntes de contagios de Covid-19 fueron por jóvenes que bajaron la guardia

 

Se trata, detalló, de una iniciativa de la Alianza Global para el Cuidado del Recién Nacido (GLANCE, por sus siglas en inglés) y de la Fundación Europea para el Cuidado de Recién Nacidos (EFCNI), la cual tiene como objetivo crear conciencia sobre el impacto de la separación de los bebés prematuros y enfermos y sus padres en las unidades de cuidados intensivos.

La campaña Cero Separación. ¡Juntos por una Mejor Atención! cuenta con el apoyo de más de 140 organizaciones de padres y pacientes, así como de profesionales de la salud de todo el mundo, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ilein Bolaños refirió que con dicho esfuerzo se informará para crear conciencia sobre las necesidades de los padres y los recién nacidos en tiempos de pandemia, así como de plantear la posibilidad de adoptar medidas sanitarias que apliquen una política de “cero separación” en unidades de cuidados intensivos de todo el país.

Y es que además la lactancia materna es una práctica que también se ha visto limitada –y hasta prohibida– en esta crisis sanitaria a pesar de que la evidencia médica afirma que es de suma importancia para la salud del bebé. También está demostrado que disminuye la depresión postparto de la madre y hay una recuperación más rápida del infante y, por ende, que pase menos días internado, apuntó Bolaños González.

Otro aspecto que no se considera en las nuevas medidas sanitarias –dijo la también integrante del consejo GLANCE– es que los efectos del SARS-CoV-2 en la población pediátrica y neonatal son pocos. El virus que más preocupa a padres de recién nacidos prematuros y de alto riesgo es el virus sincicial respiratorio (VSR) que cada año causa la muerte de 60,000 niños menores de 5 años.

En este sentido, el doctor Leonardo Cruz Reynoso, Jefe de la División de Pediatría del Hospital Gineco Obstetricia No.3 Centro Médico Nacional La Raza del IMSS detalló que el VSR es sumamente contagioso y puede infectar a personas de todas las edades; sin embargo, las infecciones respiratorias más graves –que pueden llegar a ser mortales– se dan en la población infantil más vulnerable que son los recién nacidos prematuros, los bebés con cardiopatías congénitas y bebés con enfermedades pulmonares.

De acuerdo con el doctor Cruz Reynoso el VSR cada año es responsable de 33 millones de infecciones en vías respiratorias en niños menores de cinco años y, a pesar de su alta prevalencia en la población infantil, no ha sido motivo para negar el acceso a los padres a tener contacto con sus hijos hospitalizados.

“El VSR, a diferencia del SARS-CoV-2, ya cuenta con una intervención preventiva segura que brinda al infante una protección pulmonar que evita que este padecimiento detone en un cuadro respiratorio grave, que puede ser mortal para las poblaciones de alto riesgo, impactando en la disminución de pacientes hospitalizados y los días estancia. La inmunización ya está disponible en instituciones de salud pública, pero desde que comenzó la pandemia no se ha estado aplicando”, advirtió el especialista.

Finalmente, Ilein Bolaños pidió a las autoridades de las instituciones de salud y hospitales revisar con más detalle los planes de contingencia y adoptar una política de “cero separación” entre los recién nacidos hospitalizados y sus padres.

“Estamos conscientes de la situación actual y entendemos la importancia de las enfermedades respiratorias, es por ello que alzamos la voz y pedimos a las autoridades que incluyan la aplicación de esta inmunización a los bebés que así lo requieran, además de ajustar sus políticas de acceso a los padres de familia”, finalizó.

Notas Relacionadas