Las dietas basadas en alimentos de origen vegetal: una opción para cuidar tu salud y el medio ambiente

  • Las dietas basadas en alimentos de origen vegetal: una opción para cuidar tu salud y el medio ambiente

    Foto: Internet

La obesidad es una enfermedad crónica que aparece cuando existe un exceso de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo; acentúa y agrava a corto plazo patologías graves como la diabetes, hipertensión, complicaciones cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer. Según datos de Secretaria de Salud, en México siete de cada diez adultos, cuatro de cada diez adolescentes y uno de cada tres niños presentan sobrepeso u obesidad, por lo que se considera un grave problema de salud pública. Se estima que 90 por ciento de los casos de diabetes mellitus tipo 2 son atribuibles al sobrepeso y la obesidad. Actualmente esta enfermedad se ubica como la primera causa de muerte entre la población mexicana.

Una “dieta basada en alimentos de origen vegetal (AOV)”, caracterizada por incluir frutas, verduras, cereales, tubérculos, leguminosas, semillas y nueces, así como, subproductos derivados de éstos, puede ayudar a prevenir este tipo de enfermedades, sin embargo, a pesar de saber esto, ¿por qué siguen estando dentro de las principales causas de muerte?

Existen diferentes creencias relacionadas con una alimentación basada en AOV, como el pensar que si no se incluye carne la dieta podría ser deficiente; relacionado con la calidad proteica (correspondiente a tipo y cantidad de aminoácidos) en este tipo de dietas, se sabe que la combinación de leguminosas con otro grupo de alimentos como los cereales, complementa los aminoácidos presentes en la proteína de cada uno estos, permitiendo obtener una proteína de excelente calidad a base de alimentos de origen vegetal.

 

También te puede interesar: Ponche de frutas, bebida con antioxidantes naturales

 

A continuación, se mencionan algunos ejemplos de cómo hacer estas combinaciones:  Mezclar algunas leguminosas como frijoles, soya, lentejas, habas, garbanzos, con granos como trigo, maíz, avena, quínoa, amaranto así mismo si se consumen las leguminosas acompañadas de alimentos ricos en vitamina C como frutas cítricas, naranja, mandarina, guayabas, fresas, ayuda a una adecuada absorción de hierro tal es el caso de consumir lentejas con jugo de limón.

Asimismo, una dieta basada en alimentos de origen vegetal no solo trae beneficios al organismo de quien lo consume, sino también al medio ambiente; la ONU por medio de “The Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) estableció que una reducción en el consumo de carne, así como, la reducción de los desechos es posible disminuir el uso de agua, degradación del suelo, favorecer la liberación de tierras empleadas para el pastoreo y la disminución en contaminación generada por los gases invernadero.

Es por esto por lo que algunos científicos concluyen que en general una dieta que se basa principalmente en alimentos de origen vegetal (verduras, frutas, granos enteros, leguminosas, nueces y semillas) y una menor cantidad de alimentos de origen animal (carne, quesos, lácteos, huevo), promueve una adecuada salud y se asocia con un menor impacto ambiental; para hacer este tipo de cambios en tu alimentación siempre será necesario estar bajo la vigilancia y asesoramiento de un experto como lo es el Nutriólogo, el único profesional que cuenta con los conocimientos suficientes para vincular alimentación y salud.

AUTORES

Estudiante de Nutrición: Laura Gabriela Cienfuegos Rodríguez.
Brenda Yadira Pérez Ramírez, Nutrióloga.
[email protected]

Referencias Bibliográficas

FAO, 2016.

·Castañé S.,Antón A. Assessment of the nutritional quality and environmental impact of two food diets: A Mediterranean and a vegan diet. Journal of Cleaner Production. Volume 167, 20 November 2017, Pages 929-937

 

Notas Relacionadas