Etiquetado frontal de advertencia, medida urgente que México debe adoptar

  • Etiquetado frontal de advertencia, medida urgente que México debe adoptar

    Foto: Cortesía|MNE

Adoptar un etiquetado frontal de advertencia claro y de fácil comprensión es una de las medidas más urgentes que México debe llevar a cabo para revertir la emergencia nacional de salud por sobrepeso y obesidad.

Es necesario regular el etiquetado de alimentos para que este oriente de manera sencilla, rápida y efectiva la decisión de compra, evite mensajes engañosos, alerte sobre los contenidos de los productos y facilite al consumidor elecciones más saludables.

En rueda de prensa el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en México, Antonio Molpeceres; la Representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), Lina Pohl; el Representante en el país de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) / Organización Mundial de la Salud (OMS),  Cristian Morales; y el Representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Christian Skoog; manifestaron su beneplácito por el interés tanto en el Poder Legislativo como en el Ejecutivo para que en el país se adopte un nuevo etiquetado de alimentos que sea claro y fácil de comprender.

 

También te puede interesar: Tercera parte de la población presenta un trastorno mental en algún momento su vida



El etiquetado frontal de advertencia propuesto para México busca informar sobre excesos de azucares, sodio/sal, grasas y grasas saturadas, y que éste pueda ser comprendido por toda la población, incluyendo niñas, niños, adolescentes y adultos. Éste ha sido formulado con base en evidencia y mejores prácticas por expertos de salud pública en el país.

El etiquetado es una herramienta fundamental que conjuntamente con otras políticas e intervenciones complementarias han demostrado efectos positivos e importantes en la reducción del sobrepeso y obesidad. 

Dentro de dichos esfuerzos adicionales, las agencias de Naciones Unidas resaltan la importancia de fortalecer el sistema alimentario para que éste sea sostenible y promueva un adecuado acceso a productos saludables para toda la población. También resaltan el rol de las escuelas en la promoción de entornos saludables mediante la promoción de hábitos y alimentación saludable.

Adicionalmente, FAO, OPS/OMS y UNICEF, enfatizan el llamado a que, en las discusiones sobre el etiquetado de alimentos, se reconozca el interés superior de la niñez y que su salud y bienestar esté por encima de intereses comerciales y económicos, dado que es un principio señalado en la Convención de los Derechos del Niño, ratificada por México en 1990, y reconocido además en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la Ley General de los Niñas, Niños y Adolescentes.

Según la Encuesta Nacional de Salud 2012 México es uno de los países con mayor consumo de productos ultra procesados en todo mundo, y quienes más consumen estos productos en el país son los niños, niñas y adolescentes. Alrededor del 40% de la ingesta de calorías de preescolares proviene de dichos productos, mientras que para adolescentes es 35% y para adultos 26%.

En México, entre el 58% y el 85% de los niños, niñas y adolescentes tienen un consumo excesivo de azúcares añadidos, y entre el 67% y el 92% lo tiene de grasas saturadas, de acuerdo con los parámetros de la OPS/OMS.

Notas Relacionadas