Con programas y estrategias de salud México quedaría libre de SIDA

  • Con programas y estrategias de salud México quedaría libre de SIDA

    Foto: Internet

Patricia Uribe, directora general de CENSIDA, afirmó que en México existe un registro de 260 mil 825 personas infectadas por el virus del sida, y de acuerdo a la información del registro tres de cada mil personas son víctimas de la enfermedad,  las edades oscilan entre los 15 y 45 años.

Dijo que la Organización Mundial de la Salud, OMS, entre otros organismos civiles y gubernamentales, tienen la certeza de que es posible pensar en un México con una generación libre de sida en el 2030.

Afirmó la doctora que en el año que está por concluir la Secretaria de Salud, realizó  un registro de un millón 900 mil personas infectadas por sida. Indicó que la meta de las instituciones médicas así como de las agrupaciones interesadas en poner fin a la pandemia es que 30 millones de personas en el mundo cuenten con un tratamiento retroviral para el año 2020.

 

 

También te puede interesar: Papa llama al mundo a dar "ayuda inmediata" para crisis humanitaria

 

Indicó que en la actualidad son 141 mil las personas que reciben atención médica en México, esto de 260 mil 815 registradas.

Tanto en su discurso de ceremonia del Día Mundial del SIDA-2017, como en su participación en la conferencia de prensa ofrecida después de la ceremonia, la directora general de CENSIDA, indicó que en México hay un promedio de 76 mil personas que ignoran tener la enfermedad y estas son las que la propagan entre las personas sanas.

Comentó que de acuerdo a datos ubicados en el registro de personas infectadas por el virus de la peste lila,  los estados de mayor incidencia son Puebla, Jalisco, Veracruz y Estado de México.

Donde en los últimos años se ha notado un incremento en las personas víctimas de la pandemia es en Campeche, Tabasco, Quintana Roo y Veracruz.

La doctora coincidió con Arie Hochman, representante de la UNFPA en México, al afirmar que aún cuando la enfermedad está controlada en países desarrollados, esto no quiere decir que ya se combatió.

La enfermedad sigue causando estragos en México y en otras naciones como África, y, a la vez, manifestó que hay muchas personas que carecen de medicamentos para su tratamiento, debido a la falta de los mismos.

Por su parte, Arie Hockman, sostuvo tanto en su discurso ante el titular de la SS, José Narro Robles, como en la conferencia de prensa que se registran anualmente más de un millón de nuevas infecciones entre adolescentes y adultos.

Especificó que las nuevas infecciones entre las adolescentes y las mujeres jóvenes en los países de alta prevalencia aún siguen siendo muy altas. Y el número de nuevas infecciones entre las poblaciones clave, -incluidos hombres que tienen sexo con otros hombres, mujeres transgénero, trabajadoras y trabajadores sexuales y personas que se inyectan drogas- también ha manifestado un incremento de personas víctimas del SIDA.

Puntualizó Arie Hockman, que los métodos de prevención biomédica como el uso de condones, los programas de reducción del daño para personas que utilizan drogas inyectables, la circuncisión masculina médica voluntaria (VMMC) y la profilaxis pre-exposición al VIH también conocida como PrEP, proporcionados en un ambiente libre de estigma y discriminación pueden contribuir a alcanzar las metas globales en el 2030 de combatir la pandemia del virus.

Dijo que el PrEP consiste en la toma de antirretrovirales que permiten prevenir o evitar la transmisión del VIH. Se trata de una medida ofrecida, mediante protocolos de implementación, a personas seronegativas y sexualmente activas dentro de las comunidades más afectadas por la epidemia y cuyos resultados han sido verificados con ensayos clínicos en diversos países.

Aclaró que aunque está recomendado por la Organización Mundial de la Salud y el ONUSIDA, el uso de PrEP, no está dirigido a la población general y se ofrece como parte de una estrategia que incluye seguimiento médico y acompañamiento profesional.

Indicó más adelante, que en varias ciudades en América del Norte y Europa occidental, incluidos Londres, San Francisco y Washington D.C., el uso de PrEP parece estar contribuyendo a la disminución en el número de nuevos casos de VIH.

A partir de junio de 2017, se ha informado algún nivel de acceso PrEP en más de 60 países (el doble que en 2016), pero aun así el número de personas que acceden a PrEP a nivel mundial sigue siendo muy limitado.

La cantidad de personas que comenzaron con PrEP entre 2012 y principios de 2017 a nivel global se ha estimado en casi 250 000. De estos, la mayoría (220 000) se encontraban en los Estados Unidos.

Con la finalidad de ampliar la oferta de servicios de prevención contra el virus en poblaciones clave, México se prepara para participar en una intervención junto a otras naciones de PrEP.

Con la preparación de intervenciones de salud pública como esta, el país se prepara para recibir las principales innovaciones tecnológicas para detener el VIH; en combinación con otras estrategias de prevención y en un ambiente libre de estigma y discriminación.

Notas Relacionadas