Vaticano busca recuperar credibilidad

  • Vaticano busca recuperar credibilidad

    Foto: Internet

Notimex
20-02-2019

Presidentes de las Conferencias Episcopales de 130 países y víctimas de pederastia comenzarán mañana jueves en la Santa Sede una reunión sin precedentes sobre la prevención del abuso sexual infantil, con la que se buscará regresar credibilidad a la Iglesia Católica.

En medio del creciente escándalo sobre la participación de clérigos en abusos sexuales a menores y el encubrimiento por parte de líderes religiosos desde hace décadas en varios países del mundo, el Papa Francisco convocó el histórico encuentro con el objetivo de prevenir y combatir el abuso sexual de menores.

La oficina de prensa del Vaticano informó este miércoles que un total de 190 participantes trabajarán por tres días consecutivos, a partir de mañana en el Aula del Sínodo para examinar la problemática, asumir la responsabilidad de los obispos y los superiores de las Órdenes religiosas en los casos y rendir cuentas.

 

También te puede interesar: Perdón a víctimas de abusos, piden religiosos de México

 

Además, los participantes adoptarán las tareas, procedimientos y modos para prevenir y evitar que los abusos infantiles por parte de religioso católicos, con el objetivo de que regrese la credibilidad de la Iglesia Católica y la confianza en las autoridades eclesiales.

De acuerdo con la carta de invitación al encuentro enviada en diciembre pasado por el Papa a los participantes, la cita tiene tres objetivos primordiales: En primer lugar, el líder de la Iglesia Católica quiere que los obispos sean conscientes del drama y del sufrimiento de las víctimas del abuso sexual de un menor por parte de un clérigo.

“Esa conciencia suscitará un fuerte sentido de responsabilidad por parte de cada obispo, por parte del episcopado en general, y por parte de toda la comunidad eclesial”, destaca el documento, publicado por la agencia Vatican News.

En segundo lugar, el Papa quiere que los presidentes episcopales sepan qué tienen que hacer ante un caso y cuáles son los procedimientos deben realizarse de acuerdo a los distintos niveles: el obispo diocesano, el arzobispo metropolitano, la conferencia episcopal, los dicasterios vaticanos.

Esta claridad, destaca el documento papal, facilitará la rendición de cuentas mutua sobre las responsabilidades y tareas que cada uno tiene en relación con los demás obispos de la Iglesia Católica y con la sociedad, de manera transparente.

“La transparencia sobre las tareas, procedimientos y modos en los que han de llevarse a la práctica regresará la confianza. De esta manera, la credibilidad de la Iglesia y la disposición de la gente a confiar en las autoridades eclesiales podrá recuperarse”, subrayó el Papa como tercer objetivo del encuentro.

De acuerdo con el programa oficial, el encuentro comenzará el jueves 21 de febrero a las 09:00 horas locales (08:00 GMT) con una oración de apertura, seguida por la proyección de un video-testimonio y un mensaje de introducción del Sumo Pontífice.

Durante los tres primeros días, los participantes celebrarán tres reuniones diarias, dos por la mañana y una por la tarde, en las que se prevé serán escuchados testimonios de sobrevivientes de abusos, se examine las acciones a seguir, además de tener momentos de oración en apertura y cierre de las jornadas.

El próximo sábado por la mañana, el esquema de trabajo de la sesión tendrá una variante: los participantes, concluidos los trabajos, se dirigirán por la tarde a la Sala Regia para participar en la Liturgia Penitencial presidida por el Papa Francisco.

El domingo 24 de febrero venidero, el Encuentro concluirá con la Celebración Eucarística también en la Sala Regia, presidida por el Papa, aunque la homilía estará a cargo del arzobispo Mark Coleridge, presidente de la Conferencia Episcopal de Australia.

Pese a que no está previsto que el Encuentro elabore un documento final,  se espera que las conclusiones se den a conocer por el propio Papa Francisco en su discurso final, tras la celebración eucarística del domingo por la mañana, para después dar tiempo a los participantes a expresar sus reflexiones y propuestas de la reunión.

 

Notas Relacionadas