"Pecador" el que no rece por los gobernantes: Papa Francisco

  • "Pecador" el que no rece por los gobernantes: Papa Francisco

    Foto: Internet

ANSA
18-09-2017

Los gobernantes deberían rezar para no quedar encerrados en su propio grupo o partido, y si se dicen ateos o agnósticos y no pueden rezar deberían "confrontarse" con su conciencia o "los sabios de su pueblo", pero no quedarse solos con el grupito de sus partidos, porque eso es "autorreferencial".

Lo dijo el papa Francisco en la misa en la Casa de Santa Marta. También invitó a los fieles a rezar por los gobernantes, para no "dejarlos solos": "Los cristianos deben rezar por los gobernantes" y "no rezar por los gobernantes es pecado".

Francisco partió de las lecturas del día: en la primera, San Pablo aconseja a Timoteo rezar por los gobernantes, en el Evangelio hay un hombre de gobierno que reza: es el centurión que tenía un siervo enfermo.

 

También te puede interesar: Plantean reforzar trabajo contra violencia cibernética en México

 

"Este hombre sintió la necesidad de la plegaria", indicó el Papa. No solo porque "amaba" sino porque "tenía la conciencia de no ser el dueño de todo, no ser la última instancia": sabía que sobre él hay otro que manda, tenía subalternos -los soldados- pero él mismo estaba en la condición de subalterno y eso lo lleva a rezar.

El gobernante que tiene esta conciencia, en efecto, reza: "Si no reza -dijo el Papa- se encierra en su propia autorreferencialidad o en la de su partido, en ese círculo del que no puede salir, es un hombre encerrado en sí mismo".

"¿Quién tiene más poder que un gobernante? El pueblo, que le dio el poder, y Dios, de quien viene el poder mediante el pueblo. Cuando un gobernante tiene esta conciencia de subalternidad, reza".

La plegaria de las personas de gobierno -explicó el pontífice- es importante "porque es la plegaria por el bien común del pueblo que le fue confiado".

"Es preciso -exhortó el Papa- pedir a Dios la gracia de poder gobernar bien como Salomón, que no pidió a Dios oro o riquezas, sino sabiduría para gobernar".

"No debemos dejar solos a los gobernantes: debemos acompañarlos con la plegaria. Los cristianos deben rezar por los gobernantes", reiteró el Papa.

Notas Relacionadas