Santo Padre critica los intereses ocultos en los conflictos

  • Santo Padre critica los intereses ocultos en los conflictos

    Foto: Internet

EFE
01-12-2015

 

El papa Francisco criticó la “red de intereses” que se esconde tras los conflictos bélicos, generados en su opinión por el dinero o el poder, al tiempo que subrayó que “las guerras no son de Dios”.

“Las guerras, vienen de la ambición. No hablo de aquellas hechas para defenderse justamente de una injusta agresión, las guerras son una industria”, dijo el Papa durante el vuelo que le llevó de vuelta de África a Roma según informó “La Stampa”.

“En la historia hemos visto muchas veces que un país con las cuentas que van mal decide hacer la guerra y arregla su economía. La guerra es un negocio”, subrayó el Sumo Pontífice.

En relación con los terroristas preguntó si son ellos quienes fabrican sus armas y preguntó quien lo hace.

“Hay toda una red de intereses tras la cual está el dinero o el poder. Desde hace años asistimos a una guerra mundial por capítulos y cada vez los episodios son más grandes”, advirtió el papa Francisco.

Dijo desconocer la opinión del Vaticano a este respecto pero señaló que, bajo su punto de vista, “los conflictos bélicos son un pecado que destruye la humanidad, son la causa de abusos y del tráfico de personas”.

“Deben detenerse, en Naciones Unidas he dicho esto en dos ocasiones, tanto en Nueva York como en Kenia: que nuestro trabajo no sea un nominalismo declamatorio”, subrayó.

El Papa dijo haber visto cómo trabajan los Cascos Azules de la ONU en África, donde le escoltaron sobre todo en su etapa en la República Centroafricana, pero opinó que no es suficiente.

El Pontífice también habló sobre el Islam y rechazó que se juzgue a una religión por errores de unos cuantos.

“Se puede dialogar. Ellos tienen muchos valores y esos valores son constructivos, también yo tengo la experiencia de una amistad con un musulmán, un dirigente mundial. Podemos hablar”, añadió.

Indicó que no se puede rechazar una religión porque tenga algunos o muchos grupos de fundamentalistas en un momento de la historia.

“Es verdad, las guerras entre religiones siempre se han dado y también nosotros debemos pedir perdón”.

En este sentido recordó a Catalina de Medicis y la matanza masiva que promovió en París entre los hugonotes, cristianos protestantes, un hecho histórico del siglo XVI que recibe el apelativo de “la masacre de San Bartolomé”.

“Debemos pedir perdón también nosotros. Pero ellos los musulmanes tienen valores, se puede dialogar”, consideró el Papa, al tiempo que cuestionó sobre “¿cuántas guerras hemos hecho nosotros los cristianos? El saqueo de Roma no lo hicieron los musulmanes”.

En este sentido opinó que “el fundamentalismo es una enfermedad que se da en todas las religiones”.“Nosotros los católicos tenemos algunos —muchos— que creen tener la verdad absoluta y continúan manchando a otros con la calumnia, la difamación y hacen daño. Esto lo digo porque es mi Iglesia, el fundamentalismo religioso se debe combatir”, dijo.

Señaló también que “no es religioso porque carece de dios, es idólatra. Los líderes religiosos deben convencer a esta gente que tienen esta tendencia. El fundamentalismo que acaba en tragedia o comete delitos es algo malo, pero se da en todas las religiones”.

Notas Relacionadas