La nueva modalidad de trata es a través de ofertas laborales

  • La nueva modalidad de trata es a través de ofertas laborales

    Foto: Internet

La trata de personas es una actividad de la que todos podemos ser víctimas, y ahora con la pandemia, los grupos delictivos han cambiado la modalidad para captarlas, utilizando las redes sociales, y lo que antes se daba a través del enamoramiento, ahora es mediante falsas y asombrosas ofertas de trabajo que cobran auge debido a la necesidad económica y a la esperanza de una mejor calidad de vida.

Laura (nombre ficticio), una jovencita, quién a través de las redes sociales encontró una oferta laboral, dónde le ofrecían 5000 pesos a la semana por medio tiempo, y donde supuestamente no tendría que desembolsar dinero alguno, al ver su interés por el empleo, se le advirtió que podía ser un fraude, por lo que se le sugirió asesorarse al respecto y tener mucho cuidado con este tipo de anuncios.

Este es un ejemplo de que la necesidad de obtener un empleo por las carencias económicas (en el mayor de los casos) apertura el acceso a redes delictivas que ponen en riesgo la seguridad de la sociedad mexicana, vulnerando especialmente a mujeres y niñas.

 

 

También te puede interesar: Covid-19 disminuyó en 2020 los conflictos laborales: INEGI

 

 

México se ha convertido en un país donde permea este delito y se ha ido incrementando, de acuerdo con el primer informe de Trata de personas en México 2019-2020, del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, donde, en los dos últimos años, se identificaron 232 víctimas de trata, 187 mujeres y 43 hombres, en donde 81 por ciento son mexicanos y 19, extranjeros. El 82 por ciento son víctimas de explotación sexual, 13 en lo laboral, 6 en adopción ilegal y 3 por ciento ocupadas para actividades delictivas o mendicidad forzada.

El Estado debe tomar cartas en el asunto, pues es quién está obligado a perseguir y sancionar estos delitos, sin embargo, cifras proporcionadas por el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, menciona que las cifras van en aumento, vulnerando a ciertos grupos de la sociedad que, en 2018, el total de víctimas a nivel nacional fue de 575, y para 2019, de 668, representando el 16 por ciento de incremento; para el 2020, de enero a octubre, se reportaron 578 casos.

La Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONODC) señaló en su Informe Global de Trata de Personas 2018 que el total de víctimas reportadas por país ha aumentado y que el número de afectados alcanzó su nivel más alto en 2016 cuando se identificaron más de 24,000. A nivel total, señaló que el 72 por ciento de perjudicadas detectadas en 2016 o más recientemente, son las féminas, de las cuales, el 49 por ciento de los casos son mujeres adultas y el 23% son niñas, lo que también representa un incremento en relación con el informe del 2016.

Las características que buscan estas redes delictivas son las necesidades económicas para explotación laboral, donde las promesas de una paga bien remunerada y condiciones laborales óptimas, son las estrategas utilizadas para su captación, así como las emocionales para prostitución, trata, entre otras.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), determina que podemos cuidarnos si estamos atentos en las redes y evitamos caer en falsas promesas de extraordinarios trabajos, la conciencia y el auto cuidado serán parte fundamental para evitar en la medida de lo posible caer en manos delictivas.

 

Notas Relacionadas