La propuesta de Napoleón Gómez Urrutia ahuyenta la inversión

  • La propuesta de Napoleón Gómez Urrutia ahuyenta la inversión

    Foto: Cortesía|MNE

La iniciativa de ley para “regular” el outsourcing, presentada por el senador Napoleón Gómez Urrutia, afecta al país, porque ahuyenta la inversión, en los momentos que más se requieren recursos para reactivar el crecimiento económico, además de que se trata de una propuesta que pretende sólo beneficiar a ese legislador.

Así lo indicó Ismael Leija Escalante, secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos, quien denunció que Gómez Urrutia se ha beneficiado durante muchos años de ese mecanismo laboral de contratación de terceros, por lo cual es la persona menos indicada para hace una propuesta de ese tipo.

Indicó que diputados y senadores de la mayor parte de los partidos políticos rechazan esta propuesta, porque es negativa para México, ya que actualmente lo que se requiere es generar mayor confianza entre los inversionistas.
 

También te puede interesar: Neumonía, novena causa de mortalidad en México

 

“Los empresarios necesitan confianza para que apuesten por nuestro país que ahorita lo que necesita es caminar sobre el desarrollo económico”, enfatizó.

Expuso que Gómez Urrutia es el menos indicado para realizar este tipo de propuestas ya que él es el promotor principal del outsourcing en México y mencionó como ejemplo el caso de Pasta de Conchos, Coahuila, en 2006, en donde 80 por ciento de los mineros fallecidos estaban contratados por este sistema.

El dirigente del sindicato, que agrupa a 14 mil obreros, mencionó que Gómez Urrutia cobraba una cuota por los trabajadores registrados en el sistema de outsourcing, por lo cual debe tenerse mucho cuidado en este tipo de propuestas, ya que por su interés personal no debe ponerse en riesgo a México.

Planteó que la iniciativa de ley de “Napito”, tiene la finalidad de ahuyentar a la inversión extranjera, especialmente de Estados Unidos y Canadá para regrese a esos países y con ello fortalecer a los sindicatos transnacionales que respaldan a Gómez Urrutia.

El también miembro de la Unión Nacional de Sindicatos Minero, Metalúrgicos y Metalmecánicos de México (UNASIM), que agrupa a más de 100 mil trabajadores, expuso que las intenciones de Gómez Urrutia son controlar todo el outsourcing en el país, mediante las reformas que plantea a la Ley Federal del Trabajo.

“A Gómez Urrutia no le interesan los trabajadores, sino su interés personal, porque para empezar el nunca fue obrero, sino un economista que heredó un sindicato de su padre, Napoleón Gómez Sada, para convertirlo en un negocio particular”, aseguró.

Notas Relacionadas