Despido por embarazo: flagelo social que discrimina

  • Despido por embarazo: flagelo social que discrimina

    Foto: Internet

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) aseguró que en la Ciudad de México el estar embarazada es un “estigma” e implica ser violentada en el trabajo.

Lo anterior debido a que durante 2016 el COPRED atendió 1,281 denuncias, de las cuales el 39 por ciento corresponden al despido por embarazo, toda vez aún en la fuente laboral continúan estigmas y prejuicios sobre la conciliación entre la actividad laboral y la familiar.

Frente a ello, en la CDMX cuando una mujer es despidida por embarazo se le brindan los beneficios de los programas sociales tales como Seguro de Desempleo, Cunas CDMX, Médico en tu Casa, entre otros.

 

También te puede interesar: Decrece el interés de trabajadores deportados por regresar a EUA

 

En este sentido y como parte de la búsqueda de acciones y soluciones para terminar con este flagelo social, el COPRED realizó el Conversatorio “Estrategias contra el Despido por Embarazo”.

Por su parte, la Presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México, Darlene Rojas Olvera, destacó que el derecho al trabajo es uno de los que más vulnera y afecta a las mujeres, por ello hizo un llamado a romper con el prejuicio del costo que genera despedir a una mujer embarazada comparado con el hecho de brindarle todas las prestaciones que por ley le corresponden, durante este proceso.

Resaltó la creación en el organismo que preside, de las Juntas Especiales 19 y 20, la primera enfocada a casos de grupos vulnerables, entre ellos, mujeres, y dijo que de los expedientes en trámite en esta Junta Especial, 18.8% corresponden a despidos por embarazo, 3.2% a discriminación y 2.9 por acoso.

Faustina García, Directora de Bester Mexicana y ATC Adhesivos Técnicos para la Construcción compartió que ha realizado distintas estrategias dentro de su empresa para promover una cultura de cuidado familiar, en este sentido, implementó horarios especiales para las mujeres con hijos/as, brindó apoyo a las madres para conseguir guarderías cercanas a su empleo, entre otras. 

En su intervención Wendy Figueroa Morales, Directora Nacional de la Red Nacional de Refugios para Mujeres Víctimas de Violencia, resaltó que toda la discriminación es violencia y toda la violencia hacia las mujeres trasciende y afecta a la sociedad.

Refirió que el mejoramiento de la vida laboral de las mujeres, debe ser un trabajo articulado e integral para que el ejercicio de sus derechos se lleve a cabo de forma plena, por ello, dijo, desde la sociedad civil promueven autonomía y autogestión económica, el manejo de finanzas; y propuso la creación de protocolos para sancionar las conductas discriminatorias en el interior de las empresas.

La Directora General del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres CDMX) Teresa Incháustegui Romero, consideró fundamental la creación de una ley de igualdad salarial y de trato, la incorporación de las licencias de paternidad en las empresas, reforzar el tema de la conciliación familiar y laboral, la realización de campañas de sensibilización y el establecimiento de medidas y estímulos para las personas empleadoras.

Subrayó que las mujeres en la capital del país representan el 48 por ciento de la población ocupada, por lo cual desde el gobierno se han realizado políticas públicas y legislativas para ir acotando las brechas de desigualdad.

Notas Relacionadas