Cuidado dental en el embarazo: mitos y realidades

  • Cuidado dental en el embarazo: mitos y realidades

    Foto: Cortesía|MNE

Durante el embarazo ocurren múltiples cambios fisiológicos y hormonales que transforman el cuerpo de la mujer y también ocasionan modificaciones en su boca.

Por esta razón es muy importante que la mujer embarazada acuda con su dentista de confianza para hacer una revisión del estado de su salud bucal, así como para recibir información  acerca de los cuidados necesarios para disminuir los riesgos de enfermedades orales, tanto en ella como en su futuro bebé.

Lo más recomendable es que estas visitas sean antes del embarazo, y al menos una vez cada trimestre durante la gestación.

 

También te puede interesar: Hospitales en América, "peligrosamente llenos": OPS

 

Manifestaciones bucales durante el embarazo

●       Caries: A pesar de la creencia popular, no se ha demostrado una relación directa entre la caries y el embarazo; sin embargo, este estado propicia una serie de cambios a nivel bucal y en la conducta alimenticia que hacen más propenso el desarrollo de caries. Los principales factores que influyen para elevar el riesgo de caries de la futura mamá son el aumento del número de ciertas bacterias, el incremento en la acidez salival y el aumento en la ingesta de alimentos debido a una mayor necesidad de energía.

●       Gingivitis: Es el hallazgo oral más frecuente en embarazadas, se refiere a la inflamación y al enrojecimiento de las encías, las cuales están más sensibles y sangran con facilidad ya sea de forma espontánea o ante estímulos como cepillar los dientes e incluso masticar. Como las hormonas aumentan la inflamación de las encías es común que en mujeres que ya presenten gingivitis se agrave la enfermedad durante el embarazo.

●       Granuloma o tumor del embarazo: En un pequeño porcentaje de embarazadas se presenta este crecimiento localizado en la encía, generalmente entre los dientes frontales superiores. Ésta es una lesión benigna de causa desconocida, que sangra fácilmente, de crecimiento rápido y que disminuye o desaparece tras el parto. Aunque en algunas ocasiones es necesario eliminarlo mediante una pequeña cirugía.

¿Cuál es la relación entre la salud dental materna y el riesgo de caries del bebé?

Los bebés adquieren las bacterias que ocasionan las caries por transmisión directa de la saliva de las madres. Mientras más caries tenga la mamá, más altos serán sus niveles de bacterias en la saliva, poniendo a sus hijos en mayor riesgo de desarrollar caries en edades tempranas durante la infancia.

Usar enjuagues bucales con clorhexidina disminuye la carga bacteriana en la flora materna y reducen el riesgo de transmisión bacteriana al bebé si se utilizan en el último mes del embarazo y en el periodo post-parto. Otra medida preventiva es evitar probar los alimentos del bebé o compartir sus cubiertos.

La reducción de caries y de la flora bacteriana en la mujer mejora su salud, además tiene un impacto positivo disminuyendo el riesgo de transmisión bacteriana a su futuro hijo. Las madres que participan en programas preventivos tienen hijos con menos caries.

Visitas al dentista durante el embarazo

No existe ningún inconveniente en realizar tratamientos dentales durante el embarazo si son necesarios. Si se requiere el uso de anestesia en algún procedimiento se puede aplicar con seguridad. La toma de radiografías dentales durante el periodo de gestación puede indicarse, dado que el haz de rayos X no se dirige hacia el abdomen y la cantidad de radiación es muy pequeña, el riesgo de afectar al feto es mínimo, aunado a eso el uso de mandiles protectores de plomo ayuda que este procedimiento sea seguro.

Algunos consejos sobre salud dental para futuras mamás

●       Visita a tu dentista cuando estés planeando un embarazo o en cuanto sepas que estás embarazada para que te realice un examen dental.  Él te indicará tu nivel de riesgo de presentar enfermedad periodontal y caries, así como las medidas preventivas a seguir.

●       Contempla que si tienes gingivitis o periodontitis antes del embarazo esta situación se puede agravar. Debes visitar al dentista para que te indique los pasos indicados en tu caso particular.

●       Si padeces de reflujo o vómitos, la parte dura de tus dientes puede erosionarse. El dentista puede indicar diversas medidas para neutralizar los ácidos del estómago y evitar caries y/o sensibilidad dental.

●       Debes mantener una higiene oral minuciosa, cepillarte después de cada comida y usar el hilo dental cada noche. Si tu dentista lo indica, puedes utilizar enjuagues de flúor o clorhexidina.

●       Tu alimentación influye en el crecimiento y desarrollo de los dientes de tu bebé por lo que es muy importante mantener una dieta equilibrada. Por tu salud dental evita el consumo de dulces, jugos industriales y refrescos, especialmente entre comidas.

Algunos consejos para prevenir las caries en tu bebé

●       Comienza la limpieza bucal de tu bebé aún antes de que tenga dientes. Con una gasa húmeda retira los restos de leche o papilla de encías, mejillas, lengua y paladar.

●       Tan pronto aparezca el primer diente de tu hijo, cepíllalo después de cada alimento con un cepillo de cerdas suaves y cabeza pequeña.

●       Elimina el uso del biberón como medio para dormir a tu hijo, ya que una vez dormido te será muy difícil realizar una limpieza bucal adecuada.

●       Evita probar los alimentos de tu hijo o compartir sus cubiertos ya que esto facilita el intercambio de las bacterias causantes de caries de tu boca hacia la de él.

●       Vigila la alimentación de tu hijo limitando los alimentos ricos en azúcares, de consistencia pegajosa y poco valor nutritivo.

●    Las visitas al dentista deben hacerse aún antes de que el bebé tenga dientes. Hoy en día existen programas de atención materno-infantil de salud bucodental en diferentes clínicas y medios hospitalarios públicos y privados (como dentalia niños) donde el enfoque se basa en la prevención.

●       Contempla una revisión dental al menos dos veces al año para que le realicen a tu hijo una limpieza profesional con aplicación de flúor. Al ser ésta una odontología mínimamente invasiva, las visitas son indoloras, rápidas y sencillas, por lo que el niño se va acostumbrando rápidamente a ellas, y lo mejor es que no las asocian con una experiencia dolorosa.

En dentalia estamos preparados para recibir a las mamás o futuras mamás con todas las medidas de bioseguridad, y hacer de esta etapa una experiencia única y maravillosa. Además, contamos con odontólogos capacitados para asegurar una salud dental óptima durante este periodo de gestación, así como odontopediatras que te podrán dar la orientación para tener los conocimientos necesarios de cómo cuidar de la boca y los dientes de tu bebé.

Notas Relacionadas