ENIGH 2020: la menor desigualdad en la historia

ENIGH 2020: la menor desigualdad en la historia

Foto: Internet

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional Ingreso-Gasto 2020, que sirve para medir la desigualdad económica en el país (y como base para medición de la pobreza). Este documento que se emite cada dos años, es el primero que refleja las acciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y también el primero que se presenta para conocer la afectación de la pandemia en las familias mexicanas. 

En términos generales, la encuesta muestra que hubo una reducción generalizada en los ingresos y los gastos de las familias por la pandemia, pero que pudo ser paliado (sobre todo en la población más pobre del país) por dos elementos concretos; los apoyos que otorga el gobierno a diversos sectores y la llegada de remesas provenientes del exterior. 

Precisamente estos apoyos y las remesas, ocasionaron que se registrara la menor desigualdad en la historia reciente (por lo menos desde hace cuatro décadas y no sé si desde antes), pues el coeficiente de Gini (que mide la concentración del ingreso y por ende la desigualdad) pasó 0.426 a 0.415, lo que significó una mejoría considerable. 

Sin embargo, hay muchos elementos que dan una idea clara de cómo la pandemia afectó a los hogares mexicanos, los cuales tuvieron que destinar un mayor porcentaje de su gasto total a la salud y la alimentación. 

En términos generales el gasto corriente total es de 39 mil 411 pesos trimestrales por hogar, mientras el gasto corriente monetario promedio trimestral por hogar fue de 29 mil 910 pesos y el gasto corriente no monetario de nueve mil 501 pesos. La ENIGH 2018 reportó 43 mil 664, 34 mil 329 y nueve mil 335 pesos, respectivamente, lo que significa una disminución de 9.7 y 12.9 por ciento para los primeros dos rubros y un incremento de 1.8% para el último. 

Dentro del gasto corriente monetario trimestral el rubro de alimentos, bebidas y tabaco representó la mayor categoría, tanto en la edición 2020, como en 2018, alcanzando 11 mil 380 y 12 mil 090 pesos, respectivamente, lo que representa una disminución de 5.9 por ciento.  

El gasto promedio en el rubro de salud tuvo un aumento de 40.5 por ciento con respecto a 2018. En contraste, el rubro de vestido y calzado alcanzó solamente 893 pesos trimestrales por hogar, mientras que para la edición 2018 fue de mil 539 pesos, lo que representa una disminución de 42 por ciento. 

El gasto corriente monetario promedio trimestral por hogar de las localidades urbanas es de 32 mil 441 pesos, 1.6 veces el de las localidades rurales con 20 mil 706 pesos, lo cual sigue hablando de las grandes diferencias entre las urbes y el medio rural. Sin embargo, en el rubro de cuidados de la salud el gasto trimestral de un hogar urbano es de mil 309 pesos y el del hogar rural es de mil 110 pesos en promedio. 

Dentro del rubro de alimentos y bebidas consumidos dentro del hogar, el mayor gasto corriente monetario promedio al trimestre, para ambas ediciones, se encuentra en la carne con dos mil 243 pesos, contra dos mil 131 pesos de ENIGH 2018, lo que representa un incremento de 5.2 por ciento; le siguen los cereales con mil 650 pesos en 2020 y mil 648 pesos en 2018, es decir, un incremento de 0.1 por ciento; otros alimentos diversos con mil 349 pesos para 2020 y mil 114 pesos en 2018, es decir, un incremento de 21.1 por ciento; y en materia de gasto en las verduras hubo un incremento de 7.6 por ciento, siendo de mil 162 pesos en 2020 y de mil 080 en 2018. 

Los tres primeros lugares de gasto corriente monetario promedio trimestral en los hogares corresponden, en la ENIGH 2020, al gasto en carne con dos mil 243 pesos, cuidados personales con mil 816 pesos y educación con mil 789 pesos, mientras que hace dos años, el primer lugar correspondió a educación con dos mil  947 pesos, el segundo a alimentos fuera del hogar con dos mil 759 pesos y el tercero a combustibles para vehículos con dos mil 148 pesos, lo que permite observar cómo la contingencia sanitaria vino a modificar los patrones de consumo de los hogares mexicanos. Por cierto, el gasto en educación tuvo una caída de 44.8 por ciento. 

Por otra parte, el promedio del ingreso corriente trimestral por hogar fue de 50 mil 309 pesos, a diferencia del promedio de 53 mil 418 pesos observado en 2018, lo que representa una disminución de 5.8 por ciento. 

La principal fuente de ingreso es por trabajo con 32 mil 106 pesos, promedio que presenta una disminución de 10.7 por ciento con respecto a 2018, pero que significa 63.8 por ciento del total, seguida por las transferencias 17.6 por ciento, la estimación del alquiler de la vivienda 13.1 por ciento, la renta de la propiedad 5.4 por ciento y otros ingresos corrientes con 0.1 por ciento.  

Quizá uno en los puntos en donde puede observarse que hubo una reducción en la desigualdad, ocasionado principalmente por los apoyos del gobierno federal y las remesas, es que en el primer decil (el 10 por ciento de la población más pobre) se registró un ingreso promedio al trimestre de nueve mil 938 pesos; es decir 110 pesos diarios por hogar, lo que representa un aumento de 1.3 por ciento, con relación a 2018 cuando dicho decil registró nueve mil 807. Mientras que en el 10 por ciento más tico (el último decil) el ingreso corriente promedio trimestral fue de 163 mil 282 pesos; es decir, mil  814 pesos diarios por hogar, con una reducción de 9.2 por ciento., contra 2018. Es decir subieron los ingresos de los más pobres y se redujeron los de los más ricos. 

La ENIGH 2020 estimó que en México hay 35.7 millones de hogares, es decir, un incremento de 3.9 por ciento respecto a la edición 2018; con 3.5 integrantes por hogar en promedio, lo que representa una disminución de 1.5 por ciento y captó, en promedio, 2.25 perceptores de ingresos por hogar, lo que representa una disminución de 5.6 por ciento en comparación con hace dos años. 

En síntesis, por la pandemia cada familia mexicana, en promedio recibió mil pesos mensuales menos por ingresos del trabajo, pero tuvo menos gastos en alimentos (dentro y fuera de casa), vestido, educación, aunque hubo más erogaciones para la salud. 

Pregunta el filósofo del metro: ¿Qué hubiera pasado en la pandemia sin los apoyos? 

 

Tianguis 

 

En mi pasada entrega mencioné que el miércoles estaría Julio Hernández en la mañanera del presidente Andrés López Obrador para ejercer su derecho de réplica ante las acusaciones de mentiroso que le hicieron una semana antes. Inmediatamente después de su presentación, una parte de la izquierda festejó que por primera vez en la historia se pudieran públicamente intercambiar opiniones y hasta documentos entre el presidente de la República y un periodista. Me incluyo en esta parte de la izquierda, porque consideró que es un gran avance en la relación entre la prensa independiente y el Poder Ejecutivo, pues nunca se había registrado esa apertura. Pero por el otro lado, veo con tristeza cómo otra parte de la izquierda ha iniciado una especie de campaña contra el periodista Hernández, en la cual hasta le exigen que se disculpe por supuestamente haber mentido, al haber mencionado uno de sus entrevistados la palabra “corrupción”. Creo que el asunto es claro, sí hubo un intento de hacer un fraccionamiento en casi dos mil hectáreas que van a ser declaradas zona protegida. Y desde luego que en ese proyecto está involucrado un empresario, las autoridades locales y quizá algunos funcionarios del gobierno federal. Considero que la secretaria del medio ambiente, María Luisa Albores, pudo haber aclarado desde el principio el asunto, pero en lugar de eso insistió en llamar mentiroso al periodista, mientras que la actitud del presidente López Obrador fue impecable y dio una lección de democracia. Incluso la propia Albores tuvo que recibir, ese mismo día, por primera vez y por instrucciones presidenciales, a los comuneros afectados y a las organizaciones ambientales involucradas. ¿Por qué llevarle más problemas al presidente cuando se pueden aclarar en otras oficinas? pregunto...  Pasando ya a las cuestiones económicas, en el segundo trimestre de 2021 Petróleos Mexicanos obtuvo una utilidad neta de 14 mil 364.2 millones de pesos, monto que contrasta con la pérdida de 44 mil 337 millones de pesos del mismo lapso de 2020. En el primer semestre la empresa no logró revertir las pérdidas, que sumaron 22 mil 933 millones de pesos. Pero lo más importante es que ya hubo utilidades, a pesar del desastre en el que se encontraba Pemex tras su desmantelamiento de sexenios pasados... A su vez, la Comisión Federal de Electricidad reportó una utilidad de 21 mil 532 millones de pesos en el segundo trimestre de este año, 14 por ciento por debajo de los 25 mil 18 millones de pesos logrados en el mismo periodo del año anterior. La CFE reportó ingresos por 129 mil 413 millones de pesos, lo que significó un incremento de 5.6 por ciento respecto a los 122 mil 458 millones de pesos logrados en el mismo periodo de 2020, aunque  durante el primer semestre registró pérdidas por 14 mil 73 millones de pesos, monto 85.5 por ciento inferior en comparación con el mismo periodo del año pasado... Dentro de los reportes enviados a la Bolsa Mexicana de Valores se encuentra el de Grupo Financiero Citibanamex que registró una utilidad de siete mil 049 millones de pesos en el segundo trimestre. En el primer semestre, el grupo financiero obtuvo una utilidad de 11 mil 410 millones de pesos, 53 por ciento más que el año anterior. Nada más el banco le dejo ganancias por cinco 906 millones de pesos en el trimestre y de nueve mil 324 millones de pesos en el semestre, 132 por ciento más que el año anterior... A su vez, Santander registró una utilidad neta en el segundo trimestre de cuatro mil 713 millones de pesos, lo que representó un incremento interanual del 11.4 por ciento. Dentro de la cartera de crédito de Santander México destacaron los crecimientos interanuales del 15 por ciento de Hipotecas, 10 por ciento de Consumo y 4.4 por ciento de Entidades Gubernamentales y Entidades Financieras... Cementos Mexicanos (Cemex) informó que sus ventas netas consolidadas aumentaron 25 por ciento, para llegar a tres mil 855 millones de dólares, mientras que el Flujo de Operación mejoró 39 por ciento, para ascender a 818 millones de dólares. Los buenos resultados fueron atribuidos a un dinamismo significativo en los volúmenes de cemento, mayores precios y aumento de inversiones enfocadas al crecimiento, entre otras razones. De hecho, los volúmenes consolidados de cemento crecieron 22%, a niveles más altos que el segundo trimestre de 2019, antes del efecto de la pandemia... La siderúrgica ArcelorMittal se convirtió en la primera empresa siderúrgica a nivel global en recibir la certificación ResponsibleSteel en sus plantas de Bélgica, Alemania y Luxemburgo, al respaldar las técnicas de producción responsable del acero como materia prima. La acerera alineó en su sede mexicana que comanda Víctor Cairo, los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU 2050 de emisiones neutras de carbono y en donde además se construye el nuevo laminador de rolado en caliente con una inversión de mil millones de dólares... Hablando de  medio ambiente, compañías, propietarios y consultores trabajan han adoptado Green Leasing, programa que impulsa el arrendamiento ecológico para lograr edificios saludables y de alto rendimiento en la operación. De acurdo con Sergio Pérez, director ejecutivo de servicios corporativos de Newmark, dijo que hay una tendencia a  ayudar a inquilinos y propietarios a reducir su impacto en el medio ambiente, mismo que se logra a través  del  arrendamiento ecológico o Green Leasing, que es la manera en la que las empresas garantizan una mejora en su eficiencia operativa mientras se responsabilizan por el ambiente, y reducir en conjunto su huella en el medio ambiente... En los Juegos Olímpicos lo más polémico fue que la selección mexicana de softball, que quedó en cuarto lugar, decidió “tirar a la basura” el uniforme mexicano. Las autoridades olímpicas anunciaron sanciones. En forma inmediata se presentaron reacciones en las redes sociales, pues algunos las apoyaron o no sintieron absolutamente nada. En contraparte muchos consideraron que se trató de un insulto no solo al país, sino a los propios deportistas mexicanos. Incluso algunos atletas nacionales que están en Tokio mostraron su indignación, con la cual concuerdo. 

[email protected] 

Notas Relacionadas

El filósofo del metro