La falsa portada de The Economist

La falsa portada de The Economist

Foto: The Economist

 

El poeta estadounidense (polémico, entre otras cosas por su lucha permanente contra la usura) Ezra Pound, escribió una frase que siete décadas después parece recobrar actualidad: “Y si una nota falsa el tímpano golpea, al instante este paraíso se precipita hacia la nada”. 

Definitivamente Pound (quizá ya vivía en Venecia cuando la escribió) no se refería a una nota falsa en el sentido que hoy damos a las “fake news”, sino a las notas musicales que con un error pueden destruir un concierto, pero el sentido podría ser el mismo. 

Retomo la frase para abordar el tema de la supuesta portada de la revista británica The Economist de esta semana. Ahí la nota falsa. No se trató de una portada. Esa presumible nota principal comenzó a circular el jueves pasado en las redes sociales.  

El viernes la publicación dio a conocer su edición regular de la semana y en su portada real, exhibió, refiriéndose al conflicto de Israel, la  pregunta “¿Dos estados en uno?: la esperanza del proceso de paz”. 

Pero eso sí, en interiores aparece un artículo en la página 14 (de una plana) sobre México y “el falso Mesías”, en el cual la supuesta portada (es decir la gráfica de escasos tres centímetros que se difundió como si fuera cierta) es una simple viñeta en medio de la plana. 

Posteriormente viene un artículo intermedio sobre China, y en la página 18 retoma a México con un artículo (ese sí de tres páginas) cabeceado como “El puritano de Tepetitán”, aunque en el índice se anuncia como “El presidente populista de México/ el radical desapercibido”. 

Del escaso valor periodístico del texto de The Economist ya se ocupó Ricardo Raphael en Milenio (www.milenio.com/opinion/ricardo-raphael/politica-zoom/falso-mesias-falso...) y coincido en mucho de lo que ahí expone, a lo cual agrego una pregunta: ¿Qué valor periodístico tiene una publicación que en sus primeras siete palabras incluye tres adjetivos (“En un mundo plagado de populistas autoritarios”)? 

Si se trata de sintetizar el texto, se puede concluir que hay tres mensajes o tesis: 

1.- Intenta retratar al gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, como una dictadura de un solo hombre. 

2.- Llama a los mexicanos a “frenar a un presidente hambriento de poder en México” y a votar el próximo domingo por la oposición. 

3.- Exhorta al gobierno estadounidense de Joe Biden a “no hacerse de hacer la vista gorda ante el autoritarismo progresivo en su patio trasero (México)”. 

Es decir que, como si fuera un ente superior o un gran elector, humilla a nuestro país al tratarlo como “patrio trasero” de Estados Unidos, Sobaja a los mexicanos al decirles lo que en su opinión “deben hacer” y agrede la soberanía, al sugerir al mandatario de Estados Unidos que intervenga en asuntos internos y soberanos. 

¿Por qué esta actitud de The Economist? 

Los ataques de The Economist al gobierno de López Obrador  no son nuevos. Ya el año pasado la misma revista británica (en abril de 2020) publicó un artículo hablaba sobre “la política errática de AMLO”, el cual se centraba en lo que consideraba sus fallas, como la política energética. 

Ahora va mucho más allá y llama a los mexicanos a votar en contra de él. Desde luego que para poder entender qué hay detrás de las críticas, hay que recurrir quizá al clásico de la comunicación Marshall McLuhan, con su libro que cambió el punto de vista mediático mundial: “El medio es el mensaje”. 

Y en este sentido hay que recordar que precisamente The Economist apoyó al chacal Victoriano Huerta hace más de 100 años para que tratara de reinstaurar el porfiriato y diera un golpe de estado en contra de Francisco I. Madero. 

The Economist, desde hace décadas tiene capital de la familia Rothschild, uno de cuyos miembros supuestamente escribió lo siguiente: “mi nombre es Jacob Rothschild. Mi familia posee trescientos billones de dólares. Somos dueños de casi todos los bancos del mundo. Hemos financiado a ambos lados de ambas guerras desde Napoleón Bonaparte. Somos dueños de tus noticieros, los medios, tu gasolina y tu gobierno... Probablemente nunca has oído hablar de mí”. 

En 2015, la familia Rothschild, junto con la familia Agnelli (propietaria de la automotriz italiana Fiat) asumió el control de The Economist después de comprar la participación del 50 por ciento de Pearson en la revista. Pearson vendió este medio (al igual que The Financial Times, otro ícono de la prensa británica) para dedicarse de lleno al sector educativo. 

¿Y cuál ha sido la participación de los Rothschild en México? Décadas después del episodio de Victoriano Huerta algunos miembros de esta familia (el propio Jacobo o Edmond Adolphe de Rothschild) visitaron nuestro país o estuvieron en contacto con empresarios (seguramente alemanistas) tras la nacionalización de la industria eléctrica por parte del presidente Adolfo López Mateos, en 1960. 

Incluso, un estudio elaborado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), elaborado antes de que esa institución académica se convirtiera en bastión del neoliberalismo, señala que los Rothschild participaron en la fundación del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN). 

Los 12 empresarios que formaron el CMHN (ahora solo Consejo Mexicano de Negocios porque ya hay tres mujeres integradas) fueron Bruno Pagliali, César Balsa, Aníbal de Iturbide, Jorge Larrea, Agustín F. Legorreta, Rómulo O’ Farril, Carlos Prieto, Bernardo Quintana Arrioja, Antonio Ruiz Galindo, Camilo G. Sada, Juan Sánchez Navarro y Carlos Trouyet. 

Del “Así no AMLO” a otros ataques 

Lamentablemente ese estudio parece haber sido eliminado de la biblioteca y de la librería del CIDE, aunque personalmente tengo un ejemplar y en él se indica que fue precisamente esa dinastía empresarial extranjera la que propuso la unión de los grandes capitales mexicanos en una institución que tuvo sus mejores días cuando era presidido por Claudio X González padre y en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari

En sus inicios el CMHN se mantuvo como una especie de organización secreta que dio origen a muchos elementos de la teoría de la conspiración. Recuerdo un reportaje que hace ya más de 20 años publicamos Carlos Fernández Vega y yo en La Jornada sobre algunos detalles económicos de ese grupo. 

Incluso si se toma en cuenta que existe (o por lo menos existió) una relación entre la familia propietaria de The Economist y el grupo de empresarios más importantes del país, es entendible que la revista británica intente proteger los intereses del consejo de negocios, ahora presidido por Antonio Del Valle, hijo de un personaje que hizo buena parte de su fortuna gracias a defraudar a cientos (quizá miles) de clientes en el crack de 1987. 

Hay que recordar que durante la campaña presidencial de 2018, el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), entonces con Alejandro Ramírez (el propietario de Cinépolis) a la cabeza, publicó un desplegado titulado “Así no, AMLO” para protestar por unas declaraciones de López Obrador en Veracruz, en las cuales se consideraba a los miembros de ese grupo de ser “una minoría rapaz y convenenciera”. 

En ese momento (2018), supuestamente el CMN destinó 96.9 millones a las empresas que participaron en acciones mediáticas de “guerra sucia” contra López Obrador, como las productoras del documental “El Populismo en América Latina”, según los expedientes de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales y de la Unidad de Inteligencia Financia (UIF) de la secretaría de Hacienda. El propio consejo dijo que esas transferencias fueron para diferentes iniciativas, campañas publicitarias y eventos, pero no para la guerra sucia. 

En fin las relaciones entre The Economist, la familia Rothschild y los empresarios mexicanos tienen ya muchos ayeres. Dice el filósofo del metro, recordando a Ezra Pound: “con usura no hay paraíso pintado para el hombre en los muros de su iglesia” 

Tianguis 

En los próximos días se presentará la que quizá será la primera moneda virtual (o bitcoin) mexicana, la cual fue desarrollada como un utility token por expertos en tecnología y negocios, con 15 años de experiencia en el desarrollo de marcas diferencias, rentables y exitosas. Esta moneda virtual está basada en la Red de Ethereum, la cual cuenta con el mayor número de Tokens creados sobre su plataforma. Concretamente se trata de una iniciativa de Carlos Lazo, presidente del conglomerado jalisciense Xoy y se llamará Xoycoin, una criptomoneda 100 por ciento mexicana desarrollada con tecnología y procesos de vanguardia. Xoy es un grupo constituido por empresas de distintos giros, (análisis deportivo, apuestas, Trading deportivo, tequila -su marca “Híjole” ha ganado en solo un año varias medallas internacionales-, inmobiliario, entre otras actividades), con presencia en México, Estados Unidos y Panamá. Ahora incursionará en el mercado de las criptomonedas, lo cual suena interesante... Hablando de tecnología, la empresa de seguridad cibernética Eset realizó un análisis sobre las aplicaciones WhatsApp, Telegram y Signal. WhatsApp cuenta con dos mil millones de usuarios y fue comprada en 2014 por Facebook. Telegram, tiene más de 500 millones de usuarios pertenece a una organización autofinanciada y sin fines de lucro fundada por los hermanos rusos Nikolái y Pável Dúrov y con sede actual en Dubai. Signal, a diferencia de las anteriores, es una aplicación de código abierto, cuya privacidad ha sido elogiada por personajes como Elon Musk  y Edward Snowden. Cecilia Pastorino, directiva de Eset en América Latina, señala que “cada aplicación tiene ventajas y desventajas” y recomienda analizarlas antes de utilizarlas por parte del consumidor... Por cierto, la Industria Mexicana de Coca-Cola y sus socios embotelladores, anunciaron en días pasados una inversión equivalente a 11 mil millones de pesos, orientada al desarrollo sostenible de México. Roberto Mercadé, presidente de Coca-Cola México, dijo que con este financiamiento se  busca redoblar esfuerzos en la creación de infraestructura y generación de empleo, en un plan a tres años. Actualmente, las acciones dedicadas a la recuperación y reciclaje de residuos valorizables generan más de dos mil 900 empleos directos y más de 35 mil indirectos...  Interesante que a pesar de que las autoridades estadounidenses degradaron la seguridad área mexicana la semana pasada, la aerolínea Viva Aerobus anunció dos nuevas rutas de Texas al Aeropuerto Internacional de Guanajuato: San Antonio-Guanajuato y Houston-Guanajuato. También, al parecer están por anunciarse otras rutas de Estados Unidos hacia México a diversos aeropuertos como el de Cancún, que hace unos días anunció algunos vuelos nuevos a Europa. Esto quiere decir que a pesar de la baja de grado, muchas aerolíneas siguen interesadas en nuestro país, principalmente en los destinos turísticos... Grave lo que sucede en el municipio de Isla Mujeres, en Quintana Roo, en donde el actual alcalde Juan Luis Carrillo Soberanis llegó al poder por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ahora busca reelegirse, pero por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Lo más grave es que ha sido denunciado públicamente porque como alcalde (priista) cedió permisos irregulares para negocios en áreas prohibidas a sus familiares incluyendo a su madre. También se le ha señalado como socio del Bar Marbella, un antro que no respeta ni horarios ni medidas de seguridad. Incluso se le relaciona con algunas acciones violentas en contra de otros candidatos y hasta se le critica por “vender” el territorio a carteles como “los jaliscos y ZC”. Lo que no se entiende es por qué Morena lo arropó con un historial negro... Ruth Olvera Nieto, candidata de la Coalición Juntos Haremos Historia a la Presidencia Municipal de Atizapán de Zaragoza, estado de México, recibió el apoyo de Martha Galindo Fuentes y Marco Antonio Arcega Garribo del PRI, de Noé Ramón Estrada y Mauro Pérez Mendoza del PAN y de Enio Alzúa Ramírez del PRD. Por eso, este domingo dijo que  “ni amenazas, ni billetazos” harán que candidatos y militantes de este movimiento declinen a sus ideales, pero lo más importante: “no dejaremos que nos roben la elección”... Otro que recibió apoyo de partidos diferentes es Jorge Hank Rhon, candidato del Partido Encuentro Solidario a la gubernatura de Baja California, quien congregó a la gobernadora indígena en Baja California, Silvia Rivera, a Eduardo Wong de Fuerza Ciudadana y Joel Benavides Márquez de Nueva Vida. 

[email protected] 

Notas Relacionadas

El filósofo del metro