La partidocracia que corrompió un sistema

La partidocracia que corrompió un sistema

Foto: Desde la fe

 

 

En México, de acuerdo con la más reciente encuesta conjunta del Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), consideramos a la democracia como el mejor sistema político y aspiramos a ella como si fuera un ideal. 

Lamentablemente, en amplios sectores de la población la democracia se confunde, frecuentemente, con la plutocracia (el gobierno de los más ricos), la aristocracia (gobierno por una clase privilegiada) y hasta con la Sofocracia (gobierno de los sabios o tecnocracia). 

Quizá el ejemplo más claro es el del obispo emérito Enésimo Cepeda, quien al lanzarse como posible candidato a diputado federal por el partido Fuerza Por México (un oscuro Frankestein integrado por Nueva Alianza y el sindicato del impresentable Pedro Haces), dijo: “¿Ustedes se preguntarán que por qué acepto yo ser candidato? La primera porque quiero a México; y la fundamental porque estoy harto de tanto pendejo que gobierna y que se sienta en curules por todos lados. Yo creo que México merece algo mejor”. 

¿Quién es Onésimo Cepeda? Un hombre que pertenece a una élite en México: su familia fue fundadora de la Bolsa Mexicana de Valores y él actuó como socio, junto con Carlos Slim, en Inbursa. Además de ser obispo de Ecatepec y de haber estado inmiscuido en posibles actos de pederastia y en otros litigios como el que protagonizó contra la familia Azcárraga, propietaria de Radio Fórmula, hace unos años. 

Pero no sólo Cepeda (quien más que demócrata, por sus palabras podría decirse que busca la plutocracia, la aristocracia y hasta -mal entendida- la  Sofocracia o la Neosofocracia) confunde la democracia, sino que millones de mexicanos recurren frecuentemente a descalificaciones como “Es inadmisible que fulano, zutano y mengano (y hasta vegano y merengano), que no tiene estudios, pretenda ser diputado”. 

La democracia (gobierno del y para el pueblo) tiene muchas facetas y hasta su propia etimología a veces es motivo de debate. Sin embargo, puede asumirse que es un gobierno de y para la sociedad. Por lo tanto debe representarla con todos sus asegunes. 

En este contexto, ahora que son las elecciones para diputados federales ¿Debe haber quienes representen a quienes no saben leer y escribir? Creo que sí y hago la aclaración de que me refiero a la Cámara de Diputados, la cual (según el concepto representación descriptiva) debe ser espejo o reflejo de la sociedad.  

No quiero referirme a otro tipo de cargos, como los de administración pública, que también están en disputa para las elecciones del seis de junio, sino únicamente a la Cámara de Diputados (en otros países cámara de representantes) que, según mi pobre entender, debe representar a todos los sectores, a todas las personas y a todas las clases sociales. 

En este sentido reproduzco algunos ejemplos de cómo debería ser una cámara que evitara casos de sobrerrepresentación, como la llamada telebancada de anteriores legislaturas, la cual tenía en 2012 16 legisladores (según Carmen Aristegui) o nueve diputados y cinco senadores en 2013 (según El Universal). Es decir 16 o 14 representantes para dos empresas que, estadísticamente, no merecían tener legislador alguno. 

Hago la aclaración que actualmente hay 500 diputaciones, de las cuales 300 son ocupados por legisladores que ganaron en sus respectivos distritos y 200 son por lo que se llama representación proporcional (o plurinominal), es decir prerrogativa de los partidos políticos y sin una representación real. Esta corrupción (creo que sí se le puede llamar así, o por lo menos degeneración) de la democracia, fue adoptada por los gobiernos neoliberales. 

Para el siguiente análisis tomo en cuenta el total de los 500 diputados, como si cada uno representara a 250 mil habitantes, como sucedía antes de los cambios neoliberales que fueron de 1996 a 2017. 

La idea del ejercicio es saber cómo se integraría la Cámara de Diputados si realmente fuera espejo de la sociedad. 

Por grado de escolaridad 

De acuerdo con un reporte del propio INE, en México, aproximadamente 95 por ciento de la población ha cursado algún grado escolar; 5.8 por ciento de las personas de 15 años o más no tiene ningún grado de escolaridad; 53.5 por ciento cuenta con educación básica aprobada; 21.7 por ciento, con educación media superior aprobada, y solo 18.6 por ciento tiene algún grado de educación superior. Aclaró que en las siguientes listas también se utiliza información censal del INEGI

Esto significaría que la conformación sería la siguiente, con cifras redondeadas y no exactas: 

4.5 millones de mexicanos no saben leer o escribir= 23 diputados 
1.2 millones sin preparación pero saben leer y escribir= 5 diputados 
55 millones con educación básica completa= 247 diputados 
24 millones con educación media superior aprobada=115 diputados 
20 millones con algún grado de educación superior= 99 diputados  
2 millones de posgraduados= 10 diputados 

Esto significaría, que como espejo de la sociedad mexicana, habría más de 30 legisladores sin instrucción, la mayoría estaría compuesta por personas con educación básica completa y solo habría poco más de 100 con educación superior y una mínima parte tendría posgrado. Incluso si se toma en cuenta que en México solo hay 46 mil científicos, prácticamente no alcanzarían una representación en San Lázaro. 

Desde luego que estas cifras contradicen a la actual conformación de la Cámara de Diputados y a la integración ideal de los neosofócratas que desearían que el 100 por ciento de los diputados tuvieran estudios de posgrado. 

A grandes empresas: 0 diputados 

Pero quizá valga la pena analizar otros esquemas o tipos de conformación de la Cámara de Diputados: 

Si se basara en la religión, alrededor de 400 diputados serían católicos (o al menos dirían serlo), unos 45 serían ateos o sin religión,  alrededor de 30 estarían bajo el nombre de “cristianos”, seis deberían ser Testigos de Jehová y tres del Séptimo Día. Religiones como la Luz del Mundo o la NXIVM (se pronuncia Nexium) no alcanzarían a tener diputado alguno, a pesar de su peso político. 

Si se midiera por género debería haber 237 mujeres, 236 hombres y 27 representantes de la comunidad LGBT.  

Si se conformara por sectores, más de 250 de los diputados deberían ser trabajadores (incluyendo a formales, informales y amas de casa), alrededor de 130 serían campesinos, unos 70 serían trabajadores independientes, 50 serían profesionistas y debería de haber alrededor de 20 empresarios, pero ni uno solo representante de grandes empresas, porque en conjunto en México hay sólo seis mil grandes empresas, así que ni juntándose todas alcanzarían para tener un representante. 

Los actores, descalificados 

A continuación una lista, bastante arbitraria de algunas profesiones y su posible representación en la cámara: 

Abogados: 400 mil= casi 2 diputados 

Economistas: 250 mil= 1 diputado 

Médicos: 500 mil= 2 diputados 

Periodistas: 44 mil= 0 diputados 

Actores: 60 mil= 0 diputados 

Ingenieros: 381 mil= poco más de 1 diputado 

Inversionistas: 250 mil= 1 diputado 

Físicos, químicos o biólogos: 333 mil= poco más de 1 diputado 

Artesanos: 12 millones= 58 diputados. 

Desde luego que alcanzar la representación idónea es una descarada utopía, incluso lograr que la Cámara de Diputados sea un espejo de la sociedad es también una quimera, porque cada quien quisiera sentirse totalmente representado. Por ejemplo yo desearía que hubiera más diputados sordos, pues de acuerdo con las estadísticas debería haber 26 legisladores en San Lázaro con debilidad auditiva, aun usando aparato. 

Lamentablemente, las condiciones actuales y las leyes que se hicieron durante el neoliberalismo apuntan a que la Cámara de Diputados, en lugar de ser un reflejo de la sociedad, se haya convertido en un botín de políticos de todos los partidos políticos. 

Ojalá los datos anteriores (que no dejan de ser un simple ejercicio) sirvan para que en las elecciones de junio, la sociedad vote de acuerdo con sus ideas, sus ideales y sus necesidades de representación y no precisamente buscando una plutocracia, aristocracia o neosofocracia, también llamada tecnocracia. 

Dice el filósofo del metro: Del neoliberalismo a la neosofocracia solo hubo un cambio de nombre. 

Tianguis 

Hablando de la Cámara de Diputados, luego de que el lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el acuerdo entre sectores productivos para “ir terminando” con el outsourcing, los legisladores anunciaron que el tema será abordado en el pleno del 13 de abril y ahí se analizará un modelo integral que prevé cambios laborales, fiscales y de seguridad social. El acuerdo entre el gobierno, iniciativa privada y sindicatos, según ha trascendido, buscaría dejar el sistema de subcontratación únicamente para áreas especializadas y que sean diferentes a la actividad esencial de una empresa, se les darían tres meses para que los trabajadores subcontratados sean asumidos en una nómina formal y se crearía un padrón de empresas de outsourcing. Parece ser que las sesiones de Parlamento Abierto, sobre todo en el Senado de la República, tuvieron mucho que ver en las negociaciones para el acuerdo... La secretaría de Hacienda, de Arturo Herrera, subió el fin de semana su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana en 2021 a 5.3 por ciento, luego de que hace unos meses había colocado el avance en sólo 4.6 por ciento. Ya para los precriterios de política económica para 2022 se había ubicado un incremento del PIB en un rango de entre 4.3 y 6.3 por ciento. Ahora ya lo afinó a más de cinco por ciento. Curiosamente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó este martes una actualización de sus estimados para la economía global en 2021-2022 y colocó en 5.0 por ciento el avance económico de México para este año... CIBanco presentó esta semana un análisis en el que indica que el rango de fluctuación del tipo de cambio mexicano para este segundo trimestre podría estar entre 19.90 y 21.60 spot por dólar. En síntesis prevé que puede haber presiones sobre el peso mexicano, pero considera difícil que hay variaciones bruscas mayores a 22 pesos por dólar... Interesante el reporte de Forbes sobre los ricos mexicanos. En total menciona 36 mexicanos entre los empresarios y las familias más ricas del país, cuya fortuna conjunta asciende a 171 mil 490 millones de dólares. Quizá lo más interesante es que, a pesar de la pandemia la riqueza de estos personajes se incrementó 20 por ciento en promedio. De los tres principales ricos, Carlos Slim y Ricardo Salinas Pliego vieron aumentar su fortuna en 7.4 y 7.0 por ciento, respectivamente, mientras que el patrimonio del segundo hombre más rico del país, Germán Larrea creció ¡146 por ciento! durante la pandemia... La alcaldesa de Cancún, Quintana Roo, Mara Lezama, inició una campaña para “cazar” conductores de aplicaciones de movilidad, a los que impone multas de hasta ¡100 mil pesos! Todo bajo el argumento de que los choferes no cuentan con concesión para ofrecer estos servicios. Lamentablemente, la medida está comenzando a afectar al turismo, pues muchos viajeros internacionales confían más en las aplicaciones que en los taxis... El grupo de empresas impulsoras de la adopción de la nueva generación tecnológica, denominado 5G Future Forum, anunció su convocatoria para integrar a nuevos miembros, específicamente operadores de redes móviles. Ángel Alija Guerrero, de América Móvil, dijo que será posible llegar a un mayor número de industrias y suscriptores, y esto requiere un esfuerzo conjunto de todo el sector de las telecomunicaciones... Alsea, la empresa de alimento de Alberto Torrado, logró una extensión de los acuerdos negociados en el 2020 para cambiar temporalmente las condiciones de los contratos de crédito con bancos hasta junio de 2022, a fin de hacer frente a la situación derivada de la pandemia. “Esta extensión en el plazo de los acuerdos representa una buena noticia para la salud financiera de la compañía y pone de manifiesto la continua confianza de los bancos en el éxito de Alsea y su futuro, para continuar con nuestros proyectos estratégicos, haciendo frente a nuestros pagos de créditos y amortizaciones oportunamente”, dijo Torrado... Interesante, lo que sucedió en el almacén del Hospital General Regional Número 1 de Tijuana del IMSS-Baja California, pues la delegada detectó  un robo importante en la subdelegación de esa ciudad fronteriza. La doctora Desireé Sagarnaga, ordenó una investigación exhaustiva para determinar culpables y logró la renuncia de Martín Guevara Saavedra, el principal responsable, pero la investigación no quedó ahí y ahora son investigados Jerónimo Lemus Vázquez, Pablo Yee Delgado, Joaquín Isaac Ortega Benítez, Oscar Andrés Valle Elenes. Además se exigió la jubilación obligatoria y con sanciones de  Joaquín Amec Sapiens Acosta, jefe de almacén, y a la jefa estatal de abastecimiento. Incluso se solicitó la intervención de la Fiscalía General de la República para evitar más robos en el IMSS de Baja California... María del Pilar Castañeda Serrano, profesora titular de tiempo completo de la facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, alertó sobre algunos problemas que puede causar la alimentación vegana y dijo que ningún vegetal sustituye los beneficios ni de los nutrientes de la carne roja. Es fuente de antioxidantes que ayudan a tener un mejor funcionamiento muscular y neurológico, lo cual indica que, al incluirlo en nuestra alimentación, podremos envejecer mejor y de una forma más saludable.  

[email protected] 

Notas Relacionadas

El filósofo del metro