¡Bienvenido Robin Hood! ¡Adiós Hood Robin!

¡Bienvenido Robin Hood! ¡Adiós Hood Robin!

Foto: Cortesía Alfonso Ramírez Cuéllar

 

Robin Hood fue un personaje de leyenda: le quitaba a los ricos para darle a los pobres. 

Hood Robin fue su antagonista, nacido del neoliberalismo: le quitaba a los pobres para darle a los ricos. 

Hoy parece ser que la mayor parte de los países están dispuestos a enterrar a Hood Robin. 

La pandemia de Coronavirus los ha obligado. 

Nadie sabe si lo enterrarán en Wall Street o en el edificio Justus Lipsius de Bruselas, donde hace algunos años la corresponsal de Proceso, Anne Marie Mergier, y este servidor recorríamos las calles para recoger las opiniones de la Gattastrophe (los opositores a la globalización) cuando murió el GATT (Acuerdo General de Aranceles y Comercio), como dos periodistas en busca de una noticia. 

Quizá lo entierren en el Palacio de la Moneda de Santiago de Chile. Pero seguramente en México sus exequias serán en la Glorieta de la Palma, en Paseo de la Reforma. 

Hood Robin está enfermo, su karkaj (o carcaj) no tiene flechas, se le acabaron con la pandemia. 

Lo cierto es que Estados Unidos, el país que atestiguó su acta de nacimiento, le acaba de diagnosticar una especie de muerte cerebral o de síndrome de Guillain-Barré. 

EU confirma: impuestos a las grandes empresas. 

Este fin de semana, se confirmó la “cruzada” del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, contra las grandes empresas a las que quiere aumentar impuestos del 21 al 28 por ciento, y que busca extender al ámbito internacional con su propuesta de un impuesto mínimo presentada al Grupo de los 20 la semana pasada. 

Este nuevo plan trata de quebrar “la carrera a la baja” en materia de impuestos corporativos a nivel internacional, según la secretaria del Tesoro estadounidense,  Janet Yellen, y establecer “sistemas fiscales estables y justos”, que ayuden a reducir desequilibrios sociales, 

De hecho Yellen presentó la iniciativa al G20 (que aglutina a las principales economías avanzadas y en desarrollo) para establecer una tasa mínima global de sociedades del 21 por ciento, además de limitar las maniobras de evasión a través de paraísos fiscales

También fortalece la normativa para evitar las llamadas “inversiones fiscales”, mediante las cuales grandes empresas se fusionan en busca de radicar la sede en el país con un trato fiscal más favorable y canalizar hacia allí parte de los beneficios logrados en EU para reducir el pago de impuestos. 

Organismos como Oxfam consideran que se trata de “un cambio de 180 grados”, pues este aumento de impuestos a las grandes empresas es mayor de lo que querían las corporaciones. 

Fuera de los detalles del monto impositivo que se aplicará a las grandes empresas, el hecho en concreto es que para salir de la pandemia ya ni Estados Unidos ni el mundo, recurrirán a salvar a los conglomerados, sino que intentan obligarlos a que contribuyan a la recuperación a través de impuestos. 

Esta política fue compartida desde hace varios meses por países como España, Gran Bretaña, Francia y varias naciones europeas. Alemania, antes de la renuncia de la canciller Ángela Merkel, anunció medidas para fortalecer al Estado y apoyar más a las personas y a las micro y pequeñas empresas, que los grandes conglomerados. 

Incluso Nueva Zelanda, una de los naciones que se ha considerado ejemplo en la lucha contra el Coronavirus, anunció, en voz de su primera ministra, Jacinda Ardern, una política para que los más ricos paguen más impuestos, al mismo tiempo que anunció un aumento a los salarios. 

En México, que primero paguen. 

En nuestro país, la posibilidad de cobrar más impuestos a los más ricos cobró notoriedad cuando en febrero vistió México el presidente argentino, Alberto Fernández, quien proclamó un impuesto extraordinario para apoyar la lucha contra el Covid-19

Sin embargo, en México, desde que asumió el poder la IV Transformación comenzaron a vislumbrarse atisbos de que se buscaba una reforma fiscal en la que se obligara a los ricos a tributar más. Lamentablemente las campañas en contra tuvieron peso y muchas de las iniciativas se quedaron en el tintero. 

Ahora, de acuerdo con Alfonso Ramírez Cuéllar, expresidente del Movimiento de Regeneración nacional (Morena) y uno de los diputados más influyentes en San Lázaro, se busca una ley para que los 160 mil millonarios del país paguen más impuestos. 

Concretamente se trata, al igual que sucede en Estados Unidos, en Europa y en Argentina, que quienes más ganan paguen más impuestos. Incluso hay que señalar que de acuerdo con la revista Forbes, los 36 multimillonarios mexicanos, ganaron 20 por ciento más el año pasado, a pesar de la pandemia. 

Las propuestas de Ramírez Cuéllar buscan cambios constitucionales para reducir la carga tributaria de las clases media y baja y aumentarlas en las clases más altas. Por ejemplo (eso no lo dice el legislador, sino un servidor) es necesario que los 200 mil inversionistas de la Bolsa Mexicana de Valores, sean más solidarios con la sociedad, a través de sus contribuciones. 

Concretamente Morena intenta gravar fortunas de los millonarios en México por única vez para atender la emergencia por COVID-19 y en este sentido, la senadora estadounidense demócrata Elizabeth Warren propuso un impuesto de dos por ciento a las propiedades y ganancias de cada año para las personas con patrimonios con valor superior a los 50 millones de dólares. 

Lo cierto es que en México, antes de cobrar impuestos a los más ricos, primero hay que matar a Hood Robin... y eso cuesta mucho trabajo, más que en cualquier otro país del mundo. 

Hood Robin se nacionalizo mexicano 

Antes de pensar en aumentar los impuestos a las grandes empresas y a los multimillonarios en México, quizá hay que conocer la realidad, en la cual durante casi 40 años se creó un sistema impositivo para que las grandes fortunas fueron beneficiarias con un esquema en el cual no pagaban impuestos supuestamente por generar empleos, sin importar la calidad, sino solo la cantidad. 

En una entrevista con expansión, le preguntaron a Ramírez Cuéllar ¿La tasa de 35 por ciento de ISR para quienes tienen mayores ingresos, realmente es efectiva, se paga de manera completa? Su respuesta fue tajante: “No, vienen pagando un ocho por ciento, hasta en muchos casos tres por ciento debido a todos los mecanismos de planeación y elusión fiscal que realizan”. 

Un artículo de la Constitución dice que todos los mexicanos debemos contribuir de manera proporcional, en función de los ingresos. ¿Es una realidad? Definitivamente, no, pues hay empresas multimillonarias que pagan menos que un simple mortal de la clase media.  

Por eso, Hood Robin se nacionalizó mexicano, en un país en cual vivir y disfrutar su ideología.  

Pero lo interesante es que la idea de cobrar más impuestos a quienes más tienen, impulsada por la IV Transformación desde que asumió el poder a finales de 2018, es una constante el mundo y muchas naciones han comenzado a actuar en consecuencia; es decir, a gravar a los que han sido los más beneficiados del neoliberalismo. 

Lamentablemente en México, para poder iniciar una reforma fiscal que  cobre más a los que más tienen ingresos, es necesario comenzar desde el principio: empezar con que por lo menos paguen lo que les corresponde. 

Gracias al neoliberalismo se creó un esquema fiscal que puede resumirse en los siguientes puntos: 1.- Las grandes empresas no pagaban impuestos. 2.- A las grandes empresas les devolvían los impuestos. 3.- Las grandes empresas tenían subsidios fiscales. 4.- las grandes empresas eludían o evadían al fisco. 5.-Los grandes capitales (como los 200 mil inversionistas de la bolsa) estaban exentos de impuestos. 

Ojalá, ahora que en el mundo han comenzado a enterrar a Hood Robin, en México también. Dice el filósofo del metro: Robin Hood ha regresado ¡Viva el rey! 

Tianguis 

Definitivamente el reportaje imperdible de este fin de semana, es el que escribió Jesusa Cervantes para Proceso, en el cual se demuestran las relaciones entre Iberdrola y la familia de Claudio X González, en el sector energético. En el informe queda muy claro cuáles son los intereses de Kimberly Clark en el desarrollo de las supuestas “energías limpias” y de la privatización eléctrica. Por eso puede entenderse de manera contundente porqué de los amparos promovidos por grupos de la “sociedad organizada” como Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), fundado por Claudio X González junior. Siempre he considerado que el brazo periodístico de MCCI, dirigido por Salvador Camarena es de tomarse en cuenta. Pues ahora, me parece, les dieron una sopa con su propio chocolate...  Hace unos días se celebró un año más de la muerte de Emilio Zapata y me llamó la atención que muchos organismos a los que consideraba yo sus herederos por su lucha histórica por el bien de los campesinos, ahora están en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. “Los indígenas y campesinos regresaron a los tiempos del porfiriato: pobreza, marginación y olvido, padecimientos que los obligaron a incorporarse al movimiento revolucionario del General Emiliano Zapata por lo que ahora las armas de lucha ante el engaño de la 4T serán las urnas y no debe haber ni un voto rural para Morena, dijo Álvaro López Ríos, secretario General de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas. A su vez, Federico Ovalle Vaquera, Secretario General de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, dijo “las políticas instrumentadas por el gobierno autodenominado del cambio y su partido Morena, ubican a México en la destrucción y en la miseria al no reportar crecimiento económico, altas tasas de inflación de 4.67 por ciento, de combustibles superiores a 14.55 por ciento, alimentos 5.79 por ciento lo que demuestra que al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a la 4T le quedo grande el paquete”. Yo les pregunto (además de poner en duda sus datos) si quisieran vivir con un gobierno que los menospreciaba pero les daba algunos subsidios. Y les pregunto, sobre todo: ¿realmente Zapata los apoyaría como lo hicieron los gobiernos neoliberales o buscaría un cambio de fondo?... Interesante que el Instituto Nacional de Adultos Mayores (INAPANM) emitió un comunicado en cual no encuentra “objeción” en que muchas personas de edad avanzada regresen a sus trabajos como “empacadores” en los almacenes de autoservicio. Sin embargo, el organismo explica claramente que este regreso debe ser  de manera gradual y ordenada y con respeto al porcentaje de concentración de ciudadanos permitido de acuerdo con el color del semáforo epidemiológico y de las características específicas de cada establecimiento. Incluso señala que quienes se reincorporen a esas actividades deben haber cumplido su esquema de vacunación completo (dos dosis)... Un asunto peligroso es que investigadores del Laboratorio de ESET, compañía de detección proactiva de amenazas, descubrieron un troyano bancario que se dirige a usuarios corporativos desde al menos 2019. El troyano denominado Janeleiro afecta distintos sectores, incluidos ingeniería, atención médica, comercio minorista, manufactura, finanzas, transporte e instituciones gubernamentales. El mismo intenta engañar a sus víctimas con ventanas emergentes diseñadas para parecerse a lo sitios web de algunos de los bancos más grandes de Brasil. Después de eso, engaña a las víctimas del malware para que ingresen sus credenciales bancarias e información personal. Es capaz de controlar ventanas en pantalla, recopilar información sobre ellas, eliminar chrome.exe (Google Chrome), realizar capturas de pantalla, enviar información de los clics del mouse y de las pulsaciones del teclado, grabar en tiempo real la información ingresada por el usuario, y puede secuestrar el portapapeles para cambiar las direcciones de bitcoin con las de los criminales en tiempo real... Pese a que el gobierno y los representantes del sector privado y obrero resolvieron topar el monto máximo del reparto de utilidades a 90 días, la pandemia provocará que, en este 2021, las empresas no puedan cumplir con esta obligación. Hay que destacar que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), de Luisa María Alcalde, ha señalado que, en promedio, el PTU que recibe un trabajador es de 22 días, mientras que, con las nuevas condiciones, dicho monto se elevaría a un promedio de 57 días. TallentiaMX, que dirige Elías Micha, dijo que en teoría, uno de los efectos del acuerdo es que puede estabilizarse y homogeneizarse el dinero que reciben los trabajadores bajo el concepto señalado, sin que haya tantas disparidades como ahora... Este domingo se celebró el Día Mundial del Parkinson. “Desafortunadamente, en México existe un número elevado de enfermos de Parkinson y las estadísticas no reflejan en realidad lo que está ocurriendo. Hay casos que no están atendidos, ni diagnosticados adecuadamente, pero eso no quiere decir que no existan. Y aunque se han desarrollado investigaciones al respecto, la mayoría se ha enfocado en el desarrollo de fármacos que a largo plazo están produciendo toxicidad y empeorando la sintomatología, cuando deberían estar enfocados en estrategias de prevención y en mejorar la calidad de vida de los pacientes” dijo la doctora Margarita Gómez Chavarín, académica e investigadora del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Expertos consideran que  el Omega-5 Nanoemulsionado de Granagard puede ayudar a los enfermos de este padecimiento. 

[email protected] 

 

Notas Relacionadas

El filósofo del metro