El fin del hombre más rico de México

El fin del hombre más rico de México

Foto: BBC News

 

El lunes se dio a conocer que la Fiscalía General de la República encontró que Roberto, María Elodia, Margarita y Juan Carlos Jenkins de Landa lavaron 14 mil millones de pesos propiedad de la Fundación Mary Street Jenkins, por lo que un juez de control de Almoloya de Juárez, dictó orden de aprehensión en contra de ellos. 

Este podría ser el capítulo final en la historia de William Oscar Jenkins, quien fue durante casi todo el siglo pasado el hombre más rico de México, apoyó o se distanció de los presidentes en turno y él personalmente o sus socios y herederos participaron en escándalos y hasta en posibles asesinatos. 

El desfalco de la Fundación ya se veía venir, pues desde 1998 los herederos de “Don Guillermo” (como le decían algunos de sus allegados) comenzaron a desviar recursos a paraísos fiscales como Suiza, Panamá y Bahamas, de acuerdo con la información revelada por “Paradise Papers”. En 2013, Guillermo Jenkins de Landa, primogénito de la familia, denunció una serie de maniobras realizadas por sus propios padres y hermanos por saquear la Fundación Jenkins, con un patrimonio superior a los 720 millones de dólares. Entre 2014 y 2016 se realizaron varios cambios legales en la Fundación y modificaciones de sede, para pasar parte de Puebla a Guadalajara y una parte a Aguascalientes. En 2017, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó el campus de la Universidad de las Américas Puebla  por una deuda fiscal.  

En esta fundación estuvo involucrado, hasta su muerte, el banquero Manuel Espinosa Yglesias (dueño de Bancomer) y su hija Ángeles Espinosa Rugarcía. Pero su otra hija, Amparo, la cedió los derechos a los descendientes del empresario estadounidense y el propio dueño de Bancomer creó la Fundación Amparo (en honor de su esposa)  que hoy es propietaria de uno los mayores acervos privados de arte de nuestro país. 

Según las diversas fuentes de información, entre ellas el libro “En busca del señor Jenkins. Dinero, poder y gringofobia en México”,  de Andrew Paxman, William Jenkins llegó a México, procedente de su natal Shelbyville, Tennessee, Estados Unidos, en 1901, a los 23 años. Los cuatro primeros años los pasó en Monterrey (otros dicen que en Aguascalientes) como trabajador ferroviario y minero. En 1905 se trasladó a Puebla, en donde se asoció con otros dos extranjeros para instalar una fábrica textil. 

Varios años más tarde, durante la Revolución Mexicana, Jenkins compró haciendas, mansiones, y terrenos que sus dueños remataban para escapar de los combates, al mismo tiempo que ofrecía préstamos usureros o “predatorios” como los consideró Paxman. 

Su secuestro y el origen de su fortuna 

Según algunas fuentes, Jenkins llegó a Puebla con un capital de 13 mil pesos que invirtió en una camisería y de ahí comenzó su fortuna, pero otras señalan que el verdadero origen de su fortuna fue un autosecuestro, mediante el cual se aprovechó de las diferencias políticas internas del momento.  

En 1917 Jenkins se convirtió en agente consular de los Estados Unidos y fue “secuestrado” entre 1919 y 1920, lo que ocasionó un conflicto con los vecinos del norte. Supuestamente, el gobierno de Venustiano Carranza pagó el rescate de 300 mil pesos a través de la Compañía de Luz, por lo que algunos autores consideran que ese “autosecuestro” fue el verdadero origen de su fortuna. 

Comenzó a invertir en el cine y se convirtió en el dueño del 80 por ciento de las salas cinematográficas del país e incluso apoyó la producción de varias películas. Paralelamente compró el Banco de Comercio (Bancomer), la institución financiera más grande de la época y adquirió, primero el ingenio de Atencingo en Puebla y luego otros más hasta convertirse en magnate azucarero y alcoholero. 

En sus ingenios y fuera del control de impuestos, producía bebidas alcohólicas (durante la prohibición estadounidense) por lo que fue aprehendido, pero Gabriel Alarcón Chargoy, salió en su defensa argumentando que un cargamento de alcohol decomisado era de su propiedad y no del empresario estadounidense.  

Una de las biografías más completas de Jenkins (por las fuentes consultadas) es la de Wikipedia. Ahí se da cuenta de cómo fueron sus relaciones con el poder: “(Jenkins) compraba a veces a título personal y otras junto con personas como Maximino Ávila Camacho, el hermano del que fuera presidente de México Manuel Ávila Camacho (1940-46). Cuando llegó la época del presidente expropiador Lázaro Cárdenas, las tierras azucareras de Jenkins estaban en su lista, pero él astutamente las cedió al gobierno. Jenkins lloró y hasta pensó abandonar el país cuando firmó las actas de entrega, como lo manifiesta Luis Castro como testigo presencial y reproducido por el escritor poblano Enrique Cordero y Torres. Pero más tarde confesaría a un amigo: «Salí bien librado, pues aún obtengo mi azúcar dado que yo financio las cosechas de los campesinos». Efectivamente la expropiación del ingenio fue mejor para Jenkins, pues seguía siendo dueño absoluto de la molienda”. 

Otro dato de Wikipedia es que a mediados de la década de 1940, Jenkins compró del gobierno cinco millones en bonos a través de Nacional Financiera. Prestó 25.6 millones de dólares a los contratistas que construían la carretera México-Querétaro de cuatro vías al agotarse los fondos. Al mismo tiempo, ofreció al gobierno 80 millones de dólares para financiar el proyecto de la carretera México-Puebla. 

Cines y asesinatos 

Pero quizá el caso más interesante es el de lis cines: “En la obra El Libro Negro del Cine Mexicano (1960) Miguel Contreras Torres, productor cinematográfico, relata que el presidente Abelardo L. Rodríguez expulsó a Jenkins como extranjero pernicioso, aplicándole el artículo 33 por fraudes cometidos al fisco y que sancionó severamente, como apareció en la nota de prensa el 14 de febrero de 1953. Posteriormente al adquirir más poder, Jenkins se vengó del expresidente Rodríguez haciéndolo vender a precio irrisorio todos sus cines en la República que estaban constituidos bajo la empresa Impulsora de Cines Independientes, misma que había construido las salas de cine México y Puebla en la ciudad de Puebla. El monopolio de Jenkins pasó a ser propiedad del Estado durante el sexenio del presidente López Mateos, quien dispuso la compra de la Compañía Operadora de Teatros (COTSA) y de los Estudios Churubusco”. 

Pero la estatización de López Mateos fue a medias, porque el estado administraba Operadora de Teatros, pero los cines seguían siendo propiedad de los deudos de Jenkins o de la Fundación. El autor José Felipe Coria, narra que, cuando en el sexenio de  Carlos Salinas de Gortari se privatizaron los cines, “lo peor  (era que) los nuevos dueños no podrían hacer negocio con ella por el sencillo motivo de pasivos debidos a la Fundación Jenkins. Una suma fabulosa de más de siete mil millones de pesos. Esta cantidad se acumuló desde los 1960, cuando el Estado pasó a ser administrador, más no dueño, de COTSA”. 

En el caso de los cines, todavía con Jenkins vivo, hubo un escándalo cuando el 10 de agosto de 1954 fue asesinado el líder del Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica. René Mascarúa (apuñalado, tiroteado y asesinado afuera de su casa en la Ciudad de México), y fue señalado como autor intelectual a Gabriel Alarcón Chargoy.  Hay quienes aseguran que la detención del empresario (liberado a los pocos días) fue un plan de relaciones públicas para acallar el descontento con la carestía desatada a raíz de la devaluación de ese año. 

En síntesis, dice Wikipedia, “los críticos de Jenkins afirman que para obtener exención de impuestos de los millones de ganancias anuales de sus numerosas empresas, se creó la sociedad financiera Inversiones de Puebla, que fue la base para establecer la Fundación Jenkins, que por diez años aprovechó para no pagar impuestos y solo donar el 10 por ciento de sus fabulosas ganancias. Jenkins dejó constituido el Patronato indicando cómo debía comportarse y cómo había que administrar la inmensa fortuna de millones de dólares”. 

Fuerza mediática y pase de charola 

En el libro de Andrew Paxman, se expone que Jenkins compraba y vendía, dirigía sus negocios y sus afanes, tejía redes de influencia, con amigos o socios que aparecen continuamente en sus páginas, como Manuel Espinosa Yglesias, Gabriel Alarcón, Rómulo O’Farril, Alejo Peralta, Miguel Abed. 

William Jenkins murió el cuatro de junio de 1963, un día después que su amado Papa Juan XXIII, de un ataque cardiaco, y fue el hombre más rico de México en su tiempo. Apoyó a varios presidentes y mantuvo una política de explotación laboral y de hacer negocios a costa de defraudar al Gobierno, con el visto bueno de presidentes y funcionarios públicos. 

Muchos de sus socios y discípulos fueron (ya fallecido Jenkins) a finales de siglo pasado participantes en los “pases de charola” para la candidaturas del PRI a la presidencia de Carlos Salinas de Gortari o Ernesto Zedillo. Incluso también fueron socios de Carlos Slim (el ahora hombre más rico de México), como me lo confió un día Rómulo O´Farril, poco antes de su muerte. 

Desde el punto de vista mediático, llegó el momento en que sus socios conformaban un poder mediático interesante, adscrito al llamado “Grupo Puebla” (creado por Jenkins y Ávila Camacho): Telesistema Mexicano y Novedades, de Rómulo O'Farrill; El Sol de México, de José García Valseca y el Heraldo de México, de Gabriel Alarcón Chargoy. Eso sin contar a Carlos Slim (ahora dueño de Claro Tv) o a la familia Moreno Valle (a finales del siglo fue propietaria del Canal 40), que favoreció en mucho a los herederos de Jenkins. 

Quizá William Jenkins, al haberse convertido en el hombre más rico de México tras la Revolución de 1910, fue el culpable de generar una iniciativa privada que hasta la fecha no se ha privatizado y sigue dependiendo de las decisiones del Gobierno para hacer negocios.  

Ahora sus descendientes tienen orden de aprehensión en su contra. Dice el filósofo del metro: El empresario Jenkins tuvo también su míster Hyde. 

Tianguis 

Por lo menos dos cosas me llamaron la atención de la reunión sostenida el lunes entre los presidentes de México y Estados Unidos. La primera que Joe Biden parece haber cambiado el discurso de nuestro país como su patio trasero, para hablar de “un pie de igualdad”. Según algunas transcripciones el mandatario estadounidense se comprometió a mirar a México en pie de igualdad y no como alguien que está al sur de la frontera. “Ustedes. Son nuestros iguales. Y lo que se hace en México, sus éxitos impactan dramáticamente en cómo será el resto del hemisferio”. En respuesta, el presidente mexicano también cambió el discurso: “ahora yo puedo decir: bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos. Creo que nuestra vecindad nos va a permitir desarrollarnos mejor en estos tiempos, en una relación estratégica de beneficio para los pueblos de América del Norte”. Lo interesante es que términos soberanía estuvieron en la mesa, en la cual se abordaron, con respeto, el tema eléctrico, el de las vacunas y el migratorio... Interesante que la sociedad de las empresas constructoras RECSA y DYNFRA presentaron el proyecto  de la autopista libramiento Colima, con una inversión de más de dos mil millones de pesos, en los tramos  carreteros Guadalajara – Colima y Colima-Manzanillo. El libramiento tendrá una longitud de 23.5 kilómetros, con una concesión para operarla por un periodo de 30 años. El proyecto favorecerá a la creación de mil empleos directos y más de 4 mil empleos indirectos durante su construcción. Esto quiere decir que sí hay ambiente de negocios en México... Al respecto, Jean Marc Mercier, director general de Invex Banco, y Laura Cruz, directora general de Mastercard,  manifestaron su intención de apostarle más a México, porque se presentan buenas expectativas, sobre todo a partir de mayo. Al presentar una asociación con el equipo español Real Madrid una tarjeta de crédito de marca compartida, la cual será 100 por ciento digital, con tecnología de punta y seguridad para el usuario, previeron una pronta recuperación económica del país. Sobre la tarjeta, Mercier dijo: “buscamos ofrecer una experiencia sencilla, segura e innovadora, lo cual nos permite llegar a nuevos segmentos de clientes en este caso, la base de seguidores del Real Madrid en México, que representa un mercado con enorme potencial”.... Hablando de bancos, BBVA informó que el año pasado realizó casi mil 500 millones de transacciones digitales, a pesar de la pandemia. En 2020 los clientes realizaron más de 782 millones de transacciones en dispositivos móviles y web,  lo que representó un incremento de 55 por ciento, con relación al año anterior. Mientras tanto, las terminales punto de venta (TPVs) registraron cada minuto más de 1.12 millones de pesos en compras durante el 2020... Por cierto que, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en enero los bancos que operan en el país reportaron utilidades por 12 mil millones de pesos, cifra 18.2 por ciento menor con respecto a los 15 mil millones obtenidos en el primer mes pero del año pasado. El saldo total de la cartera de crédito vigente alcanzó un monto de cinco billones 206 mil millones de pesos, de los cuales 140 mil 562 millones de pesos se sitúan en cartera vencida, por lo que el Índice de Morosidad (Imor) se colocó en 2.7 por ciento... Los directivos de la Asociación de Bancos de México (ABM) se reunieron con Senadores de distintos grupos parlamentario para dar a  información detallada sobre la banca y la forma en que el gremio puede contribuir a la reactivación económica del país. Los presidentes saliente y entrante de la asociación, Luis Niño de Rivera y Daniel Becker Feldman, respectivamente, señalaron que al cierre de 2020, la banca tenía disponibles 1.4 billones de pesos para prestar a proyectos viables. Ojalá comiencen a hacerlo por el bien del país... Pasando a otros temas, de acuerdo a los reportes del cierre de año 2020, realizados por la división de investigación de mercados de Newmark, cuyo presidente en México y director regional para América Latina es Giovanni D´Agostino, tanto el mercado en Querétaro como el de Guanajuato tuvieron un cuarto trimestre del año pasado dinámico y con importantes operaciones. “Estas son noticias muy positivas en un entorno incierto y una apuesta de que, una vez que termine la pandemia, posicionará a Querétaro como uno de los mercados más importantes del país”, señaló Samuel Campos, director ejecutivo de la zona Bajío de Newmark.... Un estudio de CBRE señala que las previsiones de crecimiento del e-commerce en México se aceleraron exponencialmente durante el año pasado. Incluso señala que, de acuerdo con organismos especializados, el comercio electrónico en México alcanzó los 316 mil millones de pesos en 2020, con un crecimiento de 81 por ciento. La cifra total significa nueve por ciento de las ventas al menudeo... Este miércoles la Secretaría de Economía, en colaboración con ConnectAmericas, presentará la plataforma ComerciaMx, una nueva red digital y global para micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas. La presentación la harán la secretaria Tatiana Clouthier y representantes del Banco Interamericano de Desarrollo... Bien por Gerardo Fernández Noroña, vicecoordinador de la bancada parlamentaria del Partido del Trabajo quien denunció que miles de jubilados son despojados del 50 por ciento de sus pensiones. Concretamente se refirió a que las afores retienen la parte correspondiente a la subcuenta de cesantía y vejez, por lo que buscarán revertir esta situación. 

[email protected] 

Notas Relacionadas

El filósofo del metro