¿Realmente les fue tan mal a los medios?

¿Realmente les fue tan mal a los medios?

Foto: Internet

Mucho se ha hablado de que el año pasado los medios sufrieron uno de los mayores descalabros económicos y financieros de su historia. Sin embargo, vale la pena hacer una pregunta ¿realmente les fue tan mal?

Si se analizan los informes de las empresas mediáticas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, sí puede encontrarse una fuerte caída en sus ventas.

Sin embargo, si se acude a la encuesta mensual que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), puede observarse que no hubo caída en los ingresos de las empresas mediáticas, sino un ligero avance de 0.3 por ciento en diciembre contra noviembre de 2019, o de 0.6 por ciento en el último mes del año pasado con relación al mismo mes de 2018.

Lo que sí es notable es que el despido de trabajadores es una constante que comenzó desde 2018 (cuando los medios tuvieron una especie de boom de ingresos por la publicidad oficial) y que no se ha frenado, sino que por el contrario se agravó durante el año pasado.

De hecho, tras hacer un análisis de varios segmentos que conforman el rubro 51 del INEGI; referente a “Información en medios masivos”, puede observarse que, en términos generales los ingresos han aumentado, pero el personal ocupado está muy por debajo de 2013, fecha en la que este instituto comenzó a medir un índice con la leyenda 2013 es igual a 100.

En su último reporte sobre la Encuesta Nacional de Servicios se indica que a tasa anual, el índice agregado de los Ingresos Totales reales por Suministro de Bienes y Servicios (totales) registró un alza de 1.1 por ciento, el índice del Personal Ocupado Total de uno por ciento, el de las Remuneraciones Totales ascendió 5.7 por ciento; en contraste, el de los Gastos Totales por Consumo de Bienes y Servicios disminuyó 8.2% en el último mes del año pasado.

En el caso específico del rubro 51, relativo a los medios, los ingresos subieron, a tasa anual, en el mismo periodo 0.7 por ciento, el personal ocupado descendió 3.8 por ciento, los gastos generales bajaron 16.4 por ciento y las remuneraciones disminuyeron 2.9 por ciento.

Esto en términos generales quiere decir que al concluir el año pasado, los ingresos mediáticos aumentaron pero continuaron el despido de personal y la reducción de salarios, aunque también registraron un descenso en sus gastos. Con esto se puede afirmar nuevamente que  hay “medios ricos, trabajadores pobres”.

Concretamente, este columnista analizó los segmentos 511112 Edición de periódicos integrada con la impresión, 511122 Edición de revistas y otras publicaciones periódicas integrada con la impresión, 511131 Edición de libros, 512112 Producción de programas para la televisión, 515110 Transmisión de programas de radio, 515120 Transmisión de programas de televisión, 515210 Producción de programación de canales para sistemas de televisión por cable o satelitales, 519110 Agencias noticiosas y 519130 Edición y difusión de contenido exclusivamente a través de Internet y servicios de búsqueda en la red.

Los resultados en cuanto a ingresos, personal ocupado, gastos y remuneraciones se pueden observar en el siguiente cuadro. Todas las cifras significan porcentaje a tasa anual:

              Ingresos            Personal Ocupado             Gastos          Remuneraciones

Total               0.7                                 -3.8                     -16.4              -2.9

Periódicos      -18.2                              -3.9                        4.1                1.5

Revistas         -25.2                             -41.2                     -12.1             -34.4

Libros            11.8                               -6.4                       -2.4                18.6

PPTV             72.4                                -5.0                       53.4             -39.7

Radio            -9.4                                -8.9                         2.6                2.3

TTV               -2.5                                -9.6                      -10.1              0.0

Cable           15.9                                0.9                          57.6               33.8

Agencias     -12.2                               -33.5                       18.5              -7.5

Internet      -16.7                                -3.2                          -47.5           -30.8

 

Destaca, al cierre del año pasado, el crecimiento de 72. 4 por ciento en los ingresos la producción para televisión. Pero a pesar de ese incremento redujo su personal cinco por ciento y las remuneraciones 39.7 por ciento.

Como puede observarse, los medios más afectados durante el año pasado son los periódicos y las revistas, seguidos por las agencias y la producción de contenidos para internet. La radio también sufrió un golpe en sus ingresos y en su personal ocupado.

A continuación, expongo los índices de estos mismos subsectores mediáticos, en lo que se refiere a ingresos, personal ocupado, gastos y remuneraciones. Como se trata de una cifra y no de un porcentaje, hay que señalar que para hacer una referencia debe tomarse el año de 2013. Es decir que, en todos los casos, la cifra es menor o mayor que hace siete años.

Ingresos

General 151.6

Periódicos 106.1

Revistas 119.4

Libros 151.6

PTTV 444.7

Radio 150.6

TTV 188.3

Cable 389.4

Agencias 120.8

Internet  73.6 

Personal ocupado

General 96.1 

Periódicos 81.4 

Revistas 42.0

Libros 88.8

PTTV 63.3

Radio 88.8

TTV 89.7

Cable 102.4

Agencias 83.0

Internet  68.4

Gastos

General 169.7   

Periódicos 106.3        

Libros 233.5

PTV 603.7        

Radio 210.6       

TTV   240.7       

Cable 635.3       

Agencias 168.0 

Internet 53.4     

Remuneraciones

General 101.4   

Periódicos 79.6 

Revistas 49.6    

Libros 156.4     

PTV 104.1        

Radio 131.6      

TTV 116.2        

Cable 160.9       

Agencias 110.0

Internet 39.6

Destaca el crecimiento de 440 por ciento de los ingresos en producción de televisión, mientras que en periódicos hay una baja de casi 26 por ciento. También vale la pena mencionar que casi en ningún caso (salvo en televisión por cable) el personal ocupado es menor que en 2013.

Si se quiere ver el comportamiento del personal ocupado en los más recientes dos años.

Como puede observarse los despidos de personal en los medios comenzaron hace varios años y casi en ningún caso existe el mismo número de trabajadores que existía en 2013. Por el contrario hay subsectores que trabajan con menos de la mitad de empleados que hace siete años

Para concluir, retomo algunos datos de Francisco Vidal, publicados en La Rueda de la Fortuna, sobre cómo terminaron el año las empresas mediáticas enlistadas en la Bolsa Mexicana de Valores. El autor indica que la caída de las ventas fue prácticamente la tendencia dominante y solamente escaparon de ella las compañías que operan preferentemente en la televisión de paga: Megacable y Cablevisión.

En un artículo acompañado de varios cuadro, Vidal expone que las ventas agregadas de Televisa cayeron 3.3 por ciento en términos reales; las de Megacable crecieron 6.7 por ciento; Las de Cablevisión subieron 4.2 por ciento; las de Televisión Azteca se redujeron 14.9 por ciento, las de Grupo Radio Centro descendieron 29.2 por ciento y las de Corporación Tapatía de Televisión bajaron 3.5 por ciento.

En términos generales sí hay una especie de colapso en los medios por la reducción, sobre todo, de publicidad oficial, pero aun así, el sector muestra un crecimiento en sus ingresos, aunque mínimo, como lo señala el INEGI. 

Lo más grave, sin embargo es que el personal ocupado en general y, segmento por segmento, muestra tal caída desde hace varios años que casi en ningún caso el número de empleados es mayor que hace siete años. Dice el filósofo del metro: en medios, la crisis no alcana para todos.

Tianguis

Siguiendo con los medios, uno de las consecuencias de la sobreexposición mediática del coronavirus es que, durante el fin de semana, se presentaron compras de pánico y por consiguiente un fuerte desabasto de gel antibacterial y cubrebocas en las farmacias y supermercados. En todas las farmacias a las que acudí (para adquirir otros medicamentos) en sábado y domingo me encontré con que no había no gel ni cubrebocas. Incluso la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) informó que “se han empezado a generar compras de pánico de cubrebocas y gel antibacterialen los distintos canales de abasto; por lo tanto, y en consecuencia de la escasez, advierte que para la próxima semana los precios de estos productos, inminentemente, irán a la alza”. Pregunto ¿realmente es para tanto? Creo que no, pero la responsabilidad de los medios es no alarmar a la población… Esta sobreexposición mediática llega a tal extremo que Constellation Brands, tuvo que emitir una respuesta que incluye tendencias de consumo basadas en reportes y que busca abordar preocupaciones sin fundamento sobre el impacto del virus COVID-19 en su negocio y la confianza del consumidor en relación con la marca de cerveza Corona de la compañía. “Tal como lo indican las más recientes tendencias comerciales de IRI, las ventas de Corona Extra continúan siendo fuertes, con un aumento de ventas en dólares de cinco por ciento en Estados Unidos durante el más reciente periodo de 4 semanas que finalizó el 16 de febrero, casi duplicando la tendencia de 52 semanas de la marca. De forma similar, las tendencias de distribución para Corona Extra durante los dos primeros meses de este año calendario hasta el 26 de febrero, así como durante el mes de febrero, también superaron su tendencia de 52 semanas”… Siguiendo con la salud, hay un grupo que ya se ha denominado “Cartel de la Sangre”, que por años ha monopolizado la distribución de medicinas, bancos de sangre e implementos y amenaza con mantener sus tentáculos sobre el sector salud, a pesar de las acciones para quitarles control por parte del Gobierno Federal. Sobre este grupo se mantiene una investigación para detectar que sus prácticas monopólicas no sigan afectando al mercado de medicamentos. El cartel tiene relación con que en poco más de un año del Gobierno de la Cuarta Transformación, de cada cuatro licitaciones públicas, tres se han realizado por medio de asignación directa.  Se filtró que entre las firmas denunciadas por el IMSS y en investigación por Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), se encuentran: Falcon, Impromed, Centrum, Hemoser y Dicipa… Por cierto que, siguiendo con el tema de medicamentos es interesante que el estadounidense Grupo Baxter, parece ser que está molesto porque se otorguen contratos a empresas en los segmentos en donde mantenía el dominio, particularmente en terapias de reemplazo renal y en hemoderivados. Y no quiere quedar fuera de la jugada, a pesar de que existen varias investigaciones en su contra no sólo en México, sino en toda América Latina y hasta en Estados Unidos… Regresando a la cerveza Corona, sigue manteniendo el liderazgo en el ranking BrandZ Top 30 de México, sobre las marcas más valiosas de nuestro país, seguida por Telcel, Bodega Aurrerá, Modelo y Televisa. Bodega Aurrerá es la marca con mayor crecimiento en el ranking, junto con Sanborns, Aeroméxico, Liverpool y Soriana. Las empresas que se incorporaron a la lista son Chedraui, Lala y Suburbia… La subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, Ariadna Montiel Reyes, informó que en el primer bimestre del año la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores, tiene un avance de 95 por ciento, lo que equivale a 21 mil millones de pesos en favor de más de ocho millones de personas.  “En 2018 tomamos el programa con poco más de cinco millones de adultos mayores que ya recibían el beneficio, en el 2019 alcanzamos una cifra de casi 8.3 millones de adultos mayores. La inversión para 2018 de este programa fue de 35.4 mil millones de pesos y creció a 112 mil .6 millones de pesos, que representa una inversión, un incremento de hasta el 318% de su presupuesto”, dijo… La Asociación Interamericana del Medio Ambiente y el Reciclaje (AIMAR), dijo que la obligación de usar convertidor catalítico en automóviles en México para aminorar la emisión de gases contaminantes al medio ambiente,  generó “mercado negro” en la venta de este dispositivo al momento de ser reciclado y otro tanto al ser desechados legalmente se comercializan a Texas, Estados Unidos. Joaquín Vela, Elías Vanegas, voceros de la AIMAR, y Pablo Schabes Retchkiman, investigador del Instituto de Física de la UNAM dijeron que por ese motivo hay una pérdida de 114 millones de pesos y miles de fuentes de empleo al año en nuestro paísPor ello, pidieron a la Cámara de Diputados aprobar, antes de abril, la derogación de la fracción Tercera del Artículo 31 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos sobre el Manejo de Convertidores Catalíticos.

[email protected]

Notas Relacionadas

El filósofo del metro