El Periodismo y la mierda de perro

El Periodismo y la mierda de perro

Foto: Internet

Hace unos días un joven amigo periodista subió a su muro de Facebook un escrito mostrando su indignación, en el cual explicaba que un(a) publirrelacionista había expresado públicamente su opinión en el sentido de que determinado medio (mi amigo lo puso como X o Y) solo servía para “limpiar mierda de perro”.

Ante la insistencia de algunos de sus contactos para que divulgara el nombre del (o la) publirrelacionista y de la agencia que representa (muchos de sus contactos también se molestaron por esa afirmación), mi amigo prefirió no dar los detalles porque podría causar un problema laboral a quien opinaba de esa manera. Tampoco quiso decir a qué medio se refería, sino que explicó que solo lo denunciaba como un hecho que le causaba indignación en ese momento.

De hecho mi amigo en vez de escribir “mierda de perro” puso en lugar de la palabra mierda esos íconos en los cuales se observa una olorosa caca. Pero sí reflexionaba sobre si ese(a) publirrelacionista o su agencia valoraban alguna publicación en el medio al que se refería y hasta la presentaban a sus clientes como un logro. Es decir que ese(a) RP (como se les dice ahora) seguramente vive gracias a lo publicado por los periodistas.

Y aquí vale la pena mencionar un dato que tiene que ver, en mucho, con la prepotencia de algunos jóvenes (y no tan jóvenes) que laboran en las agencias publirrelacionistas (y que sienten que los periodistas tienen casi la obligación de publicar la información que de ellos emana: por primera vez en la historia, en este año, el mercado de las Relaciones Públicas será superior al de la publicidad oficial.

¿Qué opinan algunos RPs de los reporteros?

La opinión de que un medio solo sirve para limpiar mierda de perro o de que un periodista sirve para eso mismo, no es nueva ni exclusiva de ese publirrelacionista. Y es expresada en forma privada por personas de diferente ideología en estos momentos de polarización que se viven.

Conozco a muchos que mantienen un desprecio constante a los periodistas y a algunos medios, sobre todo impresos y radiofónicos. También conozco a muchos empresarios que se expresan de la misma manera, aunque en privado, porque en público les agradecen que publiquen su información.

En contraparte también conozco a muchos publirrelacionistas que mantienen un profundo respeto a periodistas y a medios, incluso aunque no coincidan ni con sus intereses ni con sus opiniones. Estos amigos, de los más profesionales, sí saben hace una distinción entre relaciones públicas, publicidad y periodismo.

Incluso confieso que durante algunos años (en el lapso en que salí de UnomásUno, tras su fundación, y 1984, año en que salió La Jornada) me dediqué a las relaciones públicas, aunque en ese momento en el sector público se trataba de “oficinas de prensa” y las agencias de relaciones públicas se contaban con los dedos.

¿Cuándo comenzó a verse a los medios y a algunos periodistas con desprecio? Para responder a la pregunta habría que hacer un amplio estudio, pero creo que fue a raíz de la llegada al poder de Vicente Fox, quien siempre mantuvo una especie de odio hacia los periodistas y los medios, al grado de, como presidente en 2002, recomendaba no leer ni escuchar noticias para ser felices.

Creo que él y su sucesor consideraban a los medios y a los periodistas como una especie de mal necesario. También Felipe Calderón en 2007 criticaba que los medios de comunicación “se van por otro lado”. Con Enrique Peña Nieto hubo una especie de luna de miel (con algunos medios y algunos periodistas) al grado de que destino alrededor de 60 mil millones de pesos a la publicidad oficial en su sexenio.

Pero en esos tres sexenios (me atrevo a decir que cuando se consolidó la visión mercantilista de la comunicación) creció en algunos sectores y personajes la idea de que los periódicos solo sirven para limpiar mierda de perro, mientras permanecía al interior de los medios una especie de censura o autocensura. Incluso un reportaje de The New York Times señaló textualmente: “El resultado (en el gobierno de Enrique Peña Nieto) es un panorama mediático en el que los funcionarios federales y estatales dictan las noticias de forma rutinaria, exigiéndole a los medios qué es lo que deberían y lo que no deberían informar, según docenas de entrevistas con ejecutivos, editores y periodistas. Los reportajes contundentes a menudo son suavizados o se posponen indefinidamente, si es que llegan a investigarse. Dos tercios de los periodistas mexicanos admiten que se censuran”.

Relaciones Públicas Versus periodismo

Uno de los puntos poco estudiados es cómo, en las más recientes dos décadas, el valor de mercado de las relaciones públicas se disparó con un crecimiento anual de más de dos dígitos, mientras que el valor de los medios impresos se redujo de manera significativa, por muchas razones como la falta de publicidad, la competencia contra internet (y los medios electrónicos) y la baja lectura. 

Sin embargo es interesante analizar la relación entre el boom de las agencias de relaciones públicas y la caída del valor del periodismo escrito (y puede añadirse que también el que se practica en radio y televisión), con un crecimiento de las RP proporcionalmente inverso a la caída del valor (económico) del periodismo impreso.

¿Qué sucede? ¿Las empresas e incluso los gobiernos (hasta Enrique Peña Nieto) prefieren pagar a los publirrelacionistas para que su información se difunda en los medios que invertir en publicidad? Creo que sí. Incluso personalmente me he encontrado casos en las cuales se indica que una información en mi columna se cotiza en algunos miles de pesos (como si una empresa o un gobierno se hubieran ahorrado esa cantidad gracias a la agencia de RP). Mis amigos expertos en RP me dirán que relaciones públicas, publicidad y periodismo son cosas distintas y estoy consciente de ello, aunque están interrelacionadas.

Concretamente, hay datos que si se contraponen resultan interesantes: en estos momentos la industria de las relaciones públicas tiene un valor anual de alrededor de seis mil millones de pesos. Organismos como Profesionales de Relaciones Públicas (ProRP), Cicom (Confederación de la Industria de la Comunicación Mercadotécnica en México) o Latin American Communication Monitor, dan sus propias cifras, pero más o menos coinciden en esa cantidad y también en que hay más de 300 agencias, que dan empleo a entre 15 y 28 mil trabajadores (muchos de ellos experiodistas).

Si se analiza el significado de esos seis mil millones de pesos, resulta que la cifra es casi 50 por ciento superior a los cuatro mil 500 millones de pesos que tiene asignados este año el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para la publicidad oficial, cuya reducción (contra la cifra de más de 10 mil millones de pesos ejercida anualmente por el gobierno de Enrique Peña Nieto) ha ocasionado una fuerte crisis en todos los medios.

En fin sólo se trata de algunos datos para la reflexión, pero regresando al primer párrafo de este artículo, es indignante que un publirrelacionista se exprese de esa manera contra cualquier medio. Espero que esta columna no sirva solo para limpiar mierda de perro. Dice el filósofo del metro, parafraseando a Emiliano Zapata: la mierda es de quien la pronuncia.

Hacia el equilibrio entre inversión y sociedad

Uno de los grandes objetivos de este sexenio, según lo ha manifestado el presidente Andrés Manuel López Obrador es que los grandes proyectos no solo no destruyan el tejido social, sino que realmente sean benéficos para la comunidad.

En este sentido, el miércoles por la noche se dio a conocer el nacimiento del consorcio GBQ, una alianza entre las empresas GMI Consulting, QVGA y BMAC, que precisamente busca que la inversión y la gestión social, agraria y ambiental vayan de la mano.

María de las Nieves García-Manzano, directora general de GMI Consulting dijo que “este consorcio nace con el objetivo de apoyar la inversión y el desarrollo de México, y contribuir a su desarrollo sostenible y sustentable. En un momento en que la economía mundial se encuentra ante una inevitable recesión económica que en menor o mayor grado afectará a nuestro país, consideramos fundamental que desde el sector privado se desarrollen estrategias contra cíclicas para que las inversiones se consoliden y sean exitosas, generando el empleo y la derrama económica que tanto necesita nuestro país para poder crecer”.

La especialista explicó que en años recientes muchas inversiones en todos los sectores se han detenido por presentar problemas relacionados con tenencia de la tierra, temas ambientales, conflictos sociales, o socioambientales.

“El desarrollo pacífico de los proyectos en el siglo XXI pasa necesariamente por esas tres vías: la gestión ambiental, la gestión social, y la negociación agraria e inmobiliaria; todo ello enmarcado en las mejores prácticas internacionales, el cumplimiento del marco jurídico de nuestro país, y el respeto de los Derechos Humanos de las comunidades con las que se interactúa”, dijo García Manzano.

Nada más para dar una idea de la importancia de los proyectos conjuntos de estas tres empresas ahora unidas en GBQ: representan seis mil 500 kilómetros de gasoductos 10 mil 162 hectáreas de proyectos inmobiliarios, tres millones de barriles de almacenamiento de petrolíferos, cinco Giga Watts de generación de energía renovable, dos mil 430 kilómetros de líneas de transmisión, un Giga Watt de generación de energía convencional, dos mil 745 hectáreas de proyectos mineros y casi 500 kilómetros de carreteras.

En términos generales, “es un consorcio especializado en la atención de proyectos con alta complejidad social, agraria y ambiental para los sectores de energía, minería, inmobiliario y de infraestructura”. Y su propósito final es que aumente la inversión de la mano de las comunidades y bajo un estricto estado de derecho.

Tianguis

Precisamente sobre tema de la gestión social, hace unos días comenté que el titular de la Secretaría del Medio Ambiente, había dejado plantados a los integrantes del Frente por Sonora. Pues resulta que sí hubo una reunión. Pero lo curioso es que el evento entre la Semarnat y la comunidad se realizó en Banámichi y solo cuatro de 12 participantes eran de ese lugar.  Quien convocó a los ocho presidentes municipales de la zona del Río Sonora, el titular de la Unidad Coordinadora de la Semarnat federal, Benjamín Berlanga, no asistió y tampoco se contó con la presencia de personal de la presidencia municipal de Banámichi. Los representantes de la Dirección de Participación Ciudadana de la Profepa, Vidal Sánchez Santiago y Alicia Tamez Paz, sólo estuvieron mudos en el présidium y repartieron formatos, mientras que el director general adjunto de Atención y Participación Ciudadana de la Semarnat federal, José Luis Bravo Soto, únicamente escuchó planteamientos y reclamos. Precisamente este tipo de asuntos son los que resuelve GBQ… Hablando de medio ambiente, la empresa de energía y agua Ecolab, celebró su segundo Foro sobre Sustentabilidad y Ahorro del Agua, en el cual experto analizaron las perspectivas, la experiencia y las mejores prácticas para abordar los desafíos de la escasez, calidad y gestión del agua. Ecolab, dirigida por Tony Sarraf en México, convocó a empresas como Grupo Modelo, Heineken, Hoteles Xcaret, Project Wet, The Nature Conservancy y Azul Viviente, ayudó a conservar más de 711 mil millones de litros de agua, lo equivalente al consumo anual de más de 650 millones de personas… pasando a otro tema, grave lo que pasa en Fonacot, que dirige  Alberto Ortiz Bolaños, pues dejó estado de indefensión a sus acreditados, ya que a pesar de que no existe proyección financiera que garantice la solvencia del Fondo de Protección de Pagos, lo puso a funcionar desde agosto, con el objetivo de respaldar a los trabajadores que en caso de desempleo, invalidez o fallecimiento, no puedan hacerse cargo de cumplir con sus aportaciones.Lamentablemente, los lineamientos de este fondo liberan al Fonacot de cualquier obligación para hacerse cargo de las aportaciones ¿Y entonces quién paga? Por ello la indefensión de los consumidores Lo peor es que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), de Adalberto Palma le dio el visto bueno a los cambios, en perjuicio de los usuarios… El presidente de GINgroup, Raúl Beyruti Sánchez, destacó la importancia de la formalidad de la tercerización formal, pues comentó que, haciendo bien las cosas, la tercerización es una gestión que permite asegurar al colaborador dentro de un mundo laboral apegado a la formalidad y legalidad. Ante empresarios agrupados en la Asociación Industrial Vallejo, dijo que es importante cumplir con 120 puntos de gestión de calidad fiscal y que se le dé un valor importante al capital humano… Interesante lo que está haciendo Philip Morris (aparte de sus nuevos productos), pues en la marcha Chesterfield (con la que sustituyeron a los Delicados con Filtro), ahora inició unas cajetillas de colección con el lema con CH de Chesterfield. La marca, en toda la cajetilla, es sustituida, con el mismo tipo de letra, por palabras como Chipocludo, Chacotear, Chispa…  BBVA (antes Bancomer) dio a conocer que en septiembre la colocación del crédito automotriz creció 15 por ciento, en un mercado que está descendiendo el 8.4 por ciento, contando con una participación de mercado en el segmento bancario del 38.6 por ciento.  Ricardo Duhart, director de Estrategia y Soluciones de Banca de Empresas y Gobierno de BBVA México, dijo que en este año se ha visto una contracción generalizada en el financiamiento de autos, pero que este banco no la ha resentido, pues espera concluir 2019 con 141 mil unidadesfinanciadas…Pasando al tema de los reportes al tercer trimestre del año, Gruma dio a conocer que sus ventas netas crecieron ocho por ciento y ascendieron a más de 20 mil millones de pesos. Fueron impulsadas, principalmente, por sus operaciones en Estados Unidos, Europa y México. Durante el tercer trimestre, la empresa realizó inversiones por 17 millones de dólares, principalmente para sus plantas en Dallas, Tijuana y Malasia… Cemex, por su parte reportó que, en términos comparables para las operaciones existentes y ajustando por fluctuaciones cambiarias, sus ventas netas consolidadas disminuyeron uno por ciento, alcanzando tres mil 494 millones de dólaresdurante el tercer trimestre de 2019 respecto al período comparable de 2018. La disminución en ventas netas consolidadas fue resultado de menores volúmenes principalmente en México, Asia, Medio Oriente y África, parcialmente compensados por mejores precios… El Secretario Técnico del Congreso Agrario Permanente, Raúl Pérez Bedolla, aseguró que la Cámara de Diputados le dio “el tiro de gracia” al campo al aprobar el nuevo gravamen a los derechos de uso de agua que hacen pequeños y medianos productores agrícolas, por lo que hizo un llamado al Senado de la República para frenar estos nuevos impuestos que contravienen la política de autosuficiencia alimentaria, aprovechando que hay por lo menos tres senadores vinculados al campo: Ricardo Monreal, Beatriz Paredes Rangel y José Narro Céspedes..

[email protected]

Notas Relacionadas

El filósofo del metro