Españoles: dueños del Caribe mexicano

Españoles: dueños del Caribe mexicano

Foto: Internet

En tan solo tres décadas los españoles lograron lo que no consiguieron en 300 años de coloniaje: apropiarse y aprovecharse de los recursos que fueron, por más de 40 siglos, patrimonio de los mayas.

Hace 30 años regresé al Distrito Federal, luego de haber sido representante de La Jornada en varios estados del sur-sureste del país. En ese entonces, por mi trabajo iba por lo menos dos veces al mes a lo que ahora es la Riviera Maya.

Ya había iniciado el crecimiento de Cancún, pero las playas del centro y sur de Quintana Roo eran vírgenes. Solo había la Reserva de Biósfera de Sian Ka`an (que acababa de ser declarada patrimonio de la humanidad), Xel-Ha (con su fideicomiso gubernamental para promover la zona), las construcciones de Calizas Industriales del Carmen (una filial de ICA para extraer materiales y que fue ampliamente rechazada por los ambientalistas de la época) y las ruinas de Tulum.

En la zona maya aún se hablaba de las glorias de la legendaria guerra de Castas que concluyó en el gobierno de Lázaro Cárdenas cuando los últimos combatientes entregaron sus armas. La economía era dominada por las castas divina (de los capitales yucatecos herederos del porfiriato) y beduina (de los empresarios de origen libanés “los turcos” como se les decía esa época) y eran pocos los yucawashes (mexicanos pero no mayas) que llegábamos.

En los caminos entre Cancún y Chetumal, se escuchan los susurros de la selva y de repente un estridente gruñido que promovía un concierto de aletear de aves. Los mexicanos no teníamos vetado el tránsito.

Hoy, en esa zona sólo se escucha en triquitraque de las cajas registradores de los hoteles de 20 familias españolas, quienes controlan alrededor del 70 por ciento de los recursos naturales (playas) de la Riviera Maya. La mayoría de los mexicanos tienen vetado el acceso y quienes acceden a las instalaciones son discriminados por el nuevo régimen de castas que se vive en Quintana Roo.

Las nuevas castas de esa zona maya 

En la nueva jerarquía social que se ha gestado en los más recientes 30 años en Quintana Roo se pueden distinguir con cierta claridad ciertas castas actuales:

1.- Lo extranjeros: En la parte más alta de la pirámide de las castas se encuentran los extranjeros, principalmente los españoles. Las familias Escarrer, Riu, Barceló, Pueyo, Fluxá, Piñero, Matutes, Janel, Ferri, Codolá, Villar Mir, Cabrera, Vallet, Espelt Plomer, Fernández, Ortega, Garau, Horrach y Martinón, son propietarios casi absolutos de la Riviera Maya (incluso aparece hasta el tenista Rafael Nadal). Con su concepto de “All Inclusive” controlan más de 100 kilómetros de litorales en la Riviera Maya. De alrededor de 40 mega hoteles que se observan a la orilla de la playa, entre Cancún y Chetumal, sólo hay dos de mexicanos: Xcaret-Xel Ha, de Miguel Quintana Pali (familiar de los accionistas mayoritarios de ICA y de José Ángel Gurría Treviño) y Vidanta del chihuahuense Daniel Chávez Morán. Dentro de esta casta se encuentran algunos empresarios estadounidenses y canadienses. Pero también están muchos turistas internacionales que tienen acceso a lugares a donde los mexicanos les está vetado el ingreso.

2.- La casta beduina, la casta divina y los políticos: La casta divina que dominó por siglos la vida de la península de Yucatán, junto con la casta beduina, se ubican ahora en un segundo nivel, igual que algunos propietarios de cadenas turísticas mexicanas. Todavía hay intereses de apellidos como Chapur o Xacur, o como Bolio, Molina o Cantón. Incluso en este segundo lugar está la familia Bojórquez, que fue la verdadera creadora de Cancún, cuando Don Alberto (un promotor turístico de Yucatán) le propuso a Luis Echeverría crear un desarrollo turístico en lo que era el territorio de Quintana Roo. Incluso los políticos de la región, herederos de la casta beduina, responden generalmente a los intereses de su casta y de la casta superior de extranjeros españoles y globales.

3.- La casta media (los yucawashes): En años recientes se ha gestado en Quintana Roo una clase media pujante, integrada por directores, subdirectores y gerentes de empresas y de los gobiernos federal y estatal. Muchos pequeños y medianos empresarios (dueños de restaurantes, bares y hoteles) pertenecen a esta casta. Algo interesante es que, además de algunos herederos a la baja de la casta beduina y la casta divina, en este segmento social están cientos de profesionales y trabajadores independientes que han inmigrado a Cancún y a la Riviera Maya en los más recientes 20 años. Es decir, la mayor parte de la casta media es de yucawashs, que emigraron de la capital del país o de algunas otras entidades.

 4.- La casta trabajadora: La mayor parte de los trabajadores operativos de los hoteles de la región son inmigrantes de estados mayas, principalmente de zonas rurales del oriente de Yucatán (Espita, Valladolid, Tizimín), de Campeche, Tabasco y, sobre todo de Chiapas. Los que hacen las labores más mal pagadas (limpieza, vigilancia, seguridad) son precisamente de Chiapas, de las zonas tzeltal, tzotzil, chol y otras más. Como si fueran inmigrantes en Estados Unidos, ahorran parte de su salario para enviarlo a sus familiares. Algunos ya han echado raíces en municipios como Solidaridad (Playa del Carmen) o Tulum.

5.- La casta Maya: Aunque la Riviera lleva su nombre, la casta maya es la más sobajada de todas las que persisten en la entidad. Los herederos de los Cruzoob (los insurrectos que mantuvieron viva la guerra de Castas desde julio de 1847 hasta el 13 de abril de 1933). Sus posesiones en el litoral ya son de españoles, su cultura se ha disneylandizado en su propia tierra y siguen viviendo en la pobreza, al grado de que nada más en el municipio de Carrillo Puerto (cuna de la resistencia maya) hay 26 comunidades consideradas dentro del más alto grado de marginación en el país.

El caso de Pueyo y el Grand Oasis Tulum

Prácticamente las 20 familias españolas mencionadas en párrafos anteriores y que son dueñas de la Riviera Maya han estado involucradas en escándalos y fraudes en su patria o a nivel global. Algunas en la trama Gurtel que llevó a la renuncia de Mariano Rajoy a la presidencia de España. Otras en raros manejos financieros en bancos como el Popular o Banesto. Unas más en compras de voluntades o dádivas para obtener concesiones. Incluso en los Papeles de Panamá. Ninguno de los apellidos se salva.

Voy a tomar el caso de una de las familias, la encabezada por Pedro Pueyo, debido a que hace unos días estuve hospedado en un hotel de su propiedad, el Grand Oasis Tulum, en Akumal. Aclaro que contraté el servicio de All Inclusive y supuestamente tenía yo acceso a todas las instalaciones del hotel. 

Al llegar no había siquiera una botella de agua en mi habitación (de segunda, sin vista al mar). Luego recorrí las instalaciones. De repente me senté en una tumbona (para decirlo en el español de España) y cuál no fue mi sorpresa cuando se me acerca un joven con uniforme de vigilante.

-Señor, usted no puede permanecer aquí-, así de clara fue la orden.

-¿Por qué, si estoy hospedado en el hotel?- le pregunté 

Me explicó que tenía una pulsera azul y que para estar ahí debía tener una pulsera blanca. Total que me corrieron, por primera vez en mi larga vida, de una instalación hotelera.

Al día siguiente intenté pasear por la playa del hotel y nuevamente me negaron el paso por no tener pulsera blanca. Así que si deseaba seguir caminando por la playa tenía que adentrarme en algo así como el mar de los sargazos. Nuevamente me sentí ciudadano de tercer nivel.

Pero ¿Quién es Pedro Pueyo, el dueño del hotel? Pues resulta que para el jet set de Cancún es uno de los prohombres, “pionero de Cancún” y con un inventario de más de tres mil habitaciones. En todo el municipio de Solidaridad hay 31 mil habitaciones, lo que significa que él solo tiene el 10 por ciento de los cuartos.

Pues resulta que Pueyo estuvo involucrado en el escándalo de Banesto en España y las posesiones en Cancún fueron usadas para supuestamente encubrir raras operaciones en el Banco de España. Participó en la “trama Kerino” (una operación para obtener la propiedad de un banco). Ha tenido una decena de demandas y contrademandas por pagarés y operaciones financieras poco ortodoxas internacionales. En Quintana Roo puso a uno de sus cercanos (Antonio Abdó) a presidir la Asociación de Hoteles. Su entenado hipotecó el patrimonio de la asociación y tuvo que huir por deudas de juego. Incluso existen evidencias de que ha falseado la información sobre el número de cuartos de su propiedad. También fue dueño de Aerocancún una aerolínea ubicada en la lista negra de la Organización Internacional del Trabajo por usar sindicatos de protección en México.

Pues en un hotel (el Gran Oasis Tulum) de ese señor Pueyo se discrimina a los mexicanos. He de comentar que después de que me corrieron me dediqué un rato a ver las pulseras de los huéspedes. La de los connacionales eran todas azules, es decir con restricciones. Las de los extranjeros eran blancas, con acceso a todo.

Las mentiras de los hoteleros

Una de las verdades a medias por las que se les da todo a los empresarios españoles (y a los de Estados Unidos y otros países) es que crean empleo. Las estadísticas de Quintana Roo indican que sólo el nueve por ciento del total de los empleos turísticos se generan los hoteles con servicios integrados, como el Gran Oasis Tulum. La mayor parte de los trabajos (40 por ciento) están los restaurantes, bares y centros nocturnos (generalmente de pequeños y medianos empresarios y hasta de microempresarios), pero eso sí, el alojamiento se lleva 30 por ciento de los ingresos totales del turismo.

Por eso, el municipio de Solidaridad (Playa del Carmen) es el de mayor crecimiento demográfico a nivel nacional al grado de que su población era de alrededor de 30 mil habitantes (hace 30 años ni siquiera era municipio) y hoy está a punto de llegar a 500 mil.

El fideicomiso Xeh-Ha se convirtió en una oficina estatal para promover el turismo (y dar concesiones a extranjeros, principalmente), pero buena parte de lo que fueron los activos de esta paraestatal pertenecen a Quintana Pali.

Calica, la empresa de ICA fue vendida a la transnacional estadounidense Vulcans Materials y las zona arqueológicas de Xcaret, Xelha, Muyil y Oxtankah, en Quintana Roo, solo son visitadas por turistas nacionales, pues por cada visitante extranjero reciben cinco mexicanos.

Un chef español que conocí en Cancún y que no sabía lo que era el xnipek de la comida maya ni el piloncillo para el café de olla, me decía ufano: “Yo debo ganar más que ustedes” ¿Por qué?, le pregunte. Me respondió: “Porque soy español”.

Mientras tanto en el municipio de Carrillo Puerto (la cuna de Chan Santa Cruz, el santuario de la insurrección maya) ya nadie se acuerda de Manuel Nahual –quien durante décadas mantuvo la rebelión haciendo hablar como ventrílocuo a la Cruz Maya- ni de los Cruzoob y el 75.1 por ciento de sus habitantes sigue cocinando con leña o carbón, según el INEGI.

Con los datos a nivel nacional, a julio de este año, los hoteles con servicios integrados han registrado un crecimiento de 25 por ciento en 10 años, pero su personal ocupado descendió cinco por ciento y las remuneraciones cayeron 4.2 por ciento en ese lapso. Eso significa que hay menos trabajadores que hace 10 años y ganan cinco por ciento menos que en 2008.

Dice el filósofo del metro: para los nativos la batalla, para los extranjeros la playa. 

Tianguis

Por cierto que, de acuerdo con un documento circulado por el colectivo Alianza de la Costa Verde, la semana pasada, científicos y políticos Europeos se reunieron  en una conferencia celebrada en Bruselas, Bélgica y pusieron en duda los beneficios de los supuestos beneficios del crecimiento del PIB turístico en el mundo. “Durante las últimas siete décadas, el crecimiento del PIB ha sido el objetivo económico prioritario de las naciones. Sin embargo, así como las economías han ido creciendo, también lo han hecho los impactos negativos sobre el medio ambiente. Actualmente estamos excediendo el espacio de operación segura para la humanidad y tampoco hay ninguna señal de que la actividad económica se esté desacoplando respecto del uso de recursos o que la contaminación esté disminuyendo en la escala requerida”, dice el documento… Por cierto que el mercado laboral en México tiene salarios bajos, informalidad elevada y participación laboral baja, especialmente en el caso de las mujeres, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En el documento “BIDeconomics México. Políticas para el crecimiento inclusivo y desarrollo de la economía nacional” se indica que nuestro país ocupa el lugar 13 de las 17 economías evaluadas en el rubro laboral, lo que contrasta al ser el quinto país más rico en cuanto a PIB per cápita de la región. Por ello, GINgroup, que preside Raúl Beyruti Sánchez, estimó que contar con un mercado laboral que refleje el desarrollo de una de las economías más importantes del mundo… En este sentido, la aprobación en el Senado del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, ha ocasionado fuertes diferencias en la iniciativa privada. Ya el presidente del CCE, Pablo Castañón, se ha separado de su alma máter, la Coparmex, por ese convenio… Miguel Barbosa, el candidato de Morena a gobernar Puebla, anda festejando en su lugar favorito “La Encomienda”. Incluso hasta reparte cargos pues se dice confiado de que él será quien encabece el gobierno en esa entidad a partir del 14 de diciembre. Incluso argumenta que magistrada presidenta del tribulan electoral, Janine Otálora, le debe el cargo a él. Por lo pronto, ya hasta tiene 10 propiedades en la Ciudad de México y Puebla con un valor estimado de 25 millones de pesos… Los que sí han recibido todos los espaldarazos del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, son Octavio Romero y Rocío Nahle, quienes cada vez están más fuertes en sus futuros cargos como director de Pemex y secretaría de Energía, respectivamente… Los miembros de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala – Movimiento Nacional (CNPA MN) levantaron su plantón frente a la casa de transición de AMLO, bajo el compromiso de que la próxima semana serán atendidos por Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación, para plantearles 10 demandas centrales…American Airlines donó 750 mil pesos para el área de juegos del Hospital de Pediatría Dr. Silvestre Frenk Freund, ubicado en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, que fue inaugurada hace unos días. En el evento estuvieron José María Giraldo, director de la aerolínea en México y Paola Torri, gerente de recursos humanos de AA, empresa que celebra sus 75 años en México… Marcos Martínez Gavica, presidente de la ABM, ha sido muy cauto y respetuoso de los damnificados del sismo del año pasado, mientras que el presidente de la AMIS, Manuel Escobedo Conover de plano no tiene sensibilidad política. Dijo: “el que no quiera sufrir un huracán o un terremoto, pues se puede ir a vivir a esa esquinita ahí entre Durango, Coahuila y Zacatecas, y a la mejor ahí no le pasa nada”. Por cierto, la ABM celebró este domingo el 25 aniversario de su Fundación Quiera, con un billete conmemorativo del Sorteo Zodiaco de la Lotería Nacional… La empresa líder en pruebas y análisis de Internet, Ookla, reconoció a Axtel como el servicio de Internet más rápido de México en 2018. “Hoy los usuarios quieren ver películas y videos en HD y 4K, jugar en línea y conectar múltiples equipos en su hogar con la mejor experiencia digital”, dijo Javier Rodríguez, Director de Estrategia de Mercado Masivo de Axtel al recibir el reconocimiento. Por cierto que esta telefónica mexicana fue seleccionada por segundo año consecutivo para formar parte del Dow Jones Sustainability Index… El gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, presentó su tercer Informe de Gobierno. Dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) estatal tiene un crecimiento del cinco por ciento y dio a conocer que en su administración se han concertado 100 mil millones de pesos en inversión en todos los sectores, que se traducen en la generación de 63 mil empleos formales, aunado al incremento del salario base de los trabajadores.

Notas Relacionadas

El filósofo del metro