Medios: trimestre: más ingresos, más despidos

Medios: trimestre: más ingresos, más despidos

Foto: Internet

 

A pesar de que la mayor parte de analistas y propietarios de medios pronosticaban que en el primer trimestre de este año sus ingresos bajarían por la política adoptada por el presidente Andrés Manuel López Obrador tendiente a reducir la publicidad oficial, las cifras indican que aumentaron, pero también los despidos.

Finalmente, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer el informe sobre el comportamiento de los servicios privados no financieros al término de marzo (el primer trimestre de la actual administración federal) en el cual se indica que los Ingresos generales (de todos los servicios) crecieron 1.1 por ciento, las Remuneraciones Totales reales se incrementaron 0.5 por ciento, mientras que el Personal Ocupado Total disminuyó 0.1 por ciento en marzo, con relación a febrero.

Concretamente, en el sector 51, denominado “Información en Medios Masivos” se puede observar que en marzo los ingresos crecieron 3.6 por ciento (más del triple que en todos los servicios) con relación a febrero, y avanzaron 11.2 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, en lo que se refiere al personal ocupado hubo un retroceso de 0.2 por ciento con relación a febrero y de 1.8 por ciento si se toma como referencia marzo de 2018. Esto en términos generales significa alrededor de cinco mil trabajadores menos que hace un año en todo el sector de “información en medios masivos”.

Sin embargo, el comportamiento no ha sido parejo, pues, por ejemplo en lo que se refiere a producción de programas de televisión, la caída es de 33.1 por ciento en personal ocupado y en agencias informativas el retroceso es de 29.9 por ciento.

Si se analizan las remuneraciones, en todos los subsectores hay un descenso, pero los mayores son en el de periódicos impresos, con una baja de 12.8 por ciento y el de contenidos para su difusión en internet con retroceso de 11.3 por ciento.

A continuación, presento una tabla sobre algunos de los subsectores que integran el sector de medios masivos. No se trata de todos, pues hay algunos que tienen que ver más con aspectos técnicos de las comunicaciones.

En todos los casos las cifras se refieren a la variación anual de marzo, con respecto al mismo mes del año pasado, lo que puede dar una idea de su comportamiento en el primer trimestre del gobierno de Andrés Manuel López Obrador:

Sector                         Ingresos   Trabajadores       Remuneraciones

General                        1.0%               -1.8%                      -4.9%

Periódicos impresos   -15.7               -3.9                          -12.8%

Libros                           41.1                -4.9                         6.9% 

Producción TV          -21.9%          -33.1%                    -1.8%  

Radio                          -15.9%          0.6%                        -3.2% 

Transmisión TV          -4.7%             4.2%                        -4.4%

TV por cable              -4.3%             -6.4%                       0.0%

Agencias                     -22%                      -29.9%                     -8.0

Internet                       -9.1%            -2.5%                      -11.3% 

Todos los datos están apuntados con el signo de “-” son negativos y los que carecen de él son positivos. Como lo referí en uno de los párrafos anteriores, en la tabla no están anotados todos los subsectores por lo que si se miran los datos de la gráfica parecería que los ingresos en general son negativos en el primer trimestre.

Sin embargo, hay dos subsectores que hacen que el resultado del sector sea positivo, el de los libros –que puede deberse a la producción de materiales de texto- y uno que no desgloso, el de la industria del sonido, que tuvo un aumento de ¡458 por ciento!

Hay otra forma de analizar estos datos y que se refiere al índice. El indicador era de 100 en 2013, el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto. De ahí a la fecha, cuando es menos de 100 es negativo y cuando lo rebasa en positivo. Puede observarse que, prácticamente todos los subsectores se encuentran en declive, desde hace varios años.

En este caso, tomo nada más lo que se refiere al personal ocupado. En periódicos se encuentra en 85 puntos, es decir 15 puntos debajo de 2013; en libros está en 85 unidades, en producción de TV en 63.3, en radio en 92.2, en transmisión de TV en 96.9, en producción para TV por cable en 101, en agencias noticiosas en 89.3 y en contenidos para internet en 70.6

Esto quiere decir, en términos generales, que el gran despido de personal se presentó precisamente en el sexenio de Enrique Peña Nieto, en donde los ingresos, por ejemplo de TV por cable, llegaron a más de 264 puntos (en el índice), el de producción de TV a más de 160 puntos y el de transmisión por televisión a 150 puntos, pero el personal ocupado descendió.

¿Qué quieren decir todos estos datos? En síntesis que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto las empresas mediáticas hicieron su agosto pero despidieron trabajadores. En este primer trimestre de Andrés Manuel López Obrador aumentaron sus ingresos, pero siguen corriendo empleado y por eso el desempleo entre periodistas. Dice el filósofo del metro: las estadísticas hablan, lo demás es lo de menos, o viceversa.

Benjamín Wong y la prueba del editorial

Este fin de semana, el viernes por la tarde, murió Benjamín Wong Castañeda, a los 84 años de edad. Fue uno de los periodistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX, junto con Manuel Buendía, Julio Scherer García, Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.

Fuera de todas las semblanzas que sobre él se han publicado –mencionando desde su paso en los Soles de García Valseca hasta su bonhomía para la fundación de La Jornada- y de todos los adjetivos que se han vertido sobre su persona, creo, en lo personal que fue un hombre bueno y comprometido con el periodismo.

En su última época como diarista, en Novedades, tuve la fortuna de ser la persona –profesionalmente hablando- a quien tenía más confianza. Es decir la más cercana a él. Tuvimos un desacuerdo porque me ofreció un cargo superior -algo así como como la dirección editorial del diario- pero no la acepté porque significaba hacer más trabajo interno sin poder escribir mi columna diaria. Desde entonces no lo volví a ver, pero siempre le manifesté mi respeto. Hace poco tiempo, Fred Álvarez me dijo que comió con él y lamenté no haber estado ahí para saludarlo y expresarle mi reconocimiento.

Pero quizá lo más importante es que me dejó una gran enseñanza que ahora comparto con los lectores: la prueba del editorial.

Todos los días, en la Junta de Evaluación de Novedades discutíamos cuáles serían las notas de primera plana y cuáles definitivamente ni siquiera merecían ser publicadas, salvo como relleno en alguna página interior.

Ahí estábamos Rómulo O Farrill Jr. (no siempre), José Antonio Dávila, Sergio Martínez, Rubén Montedónico y este escribano. Desde luego Benjamín Wong llevaba la voz cantante y a veces tenía que quedarse callado cuando el dueño de Novedades decía “esta va ser la de ocho”.

Pero fuera de esas ocasiones debatíamos sobre cuál nota merecía la primera plana. Y entonces él, Don Benjamín, preguntaba: “¿Esta nota pasa la prueba del editorial?”. Muchas de las informaciones que se proponían definitivamente no la pasaban.

¿Qué era la prueba del editorial? Muy sencillo, era un ejercicio colectivo en el cual discutíamos si alguna noticia realmente merecía la pena para hacer un análisis o para que el periódico emitiera una opinión pública sobre ella.

Con ese ejercicio nos dábamos cuenta de que la mayoría de las noticias que se presentaban en el budget (propuesta informativa basada en la información recabada por los reporteros) eran palabrería que no resistía un análisis, como sucede actualmente en la información que se difunde en las redes sociales. En ese momento, los editoriales de Novedades los escribíamos generalmente Renward García Medrano (fallecido a principios de este año) o su servidor.

Esa prueba del editorial, es un ejercicio que, en estos momentos de polarización social, deberíamos hacernos todos los ciudadanos. Es decir separar lo que realmente es información, de lo que es basura.

Me despido de este segmento de columna con palabras de Benjamín Wong, ante en el entonces presidente Ernesto Zedillo: “El periodista no debe ser un amanuense que recoge opiniones ajenas y las reproduce. Es un profesional que informa y ofrece a sus lectores, oyentes o televidentes, su perspectiva de los sucesos. No escribe para sí, ni para su editor, ni para sus fuentes: escribe para sus lectores o sus equivalentes en otros medios. Rigor, ética e imparcialidad y veracidad son partes inseparables de su responsabilidad, y por hacerlo no debe ser descalificada”.

Tianguis

Continuando con el seguimiento sistemático del sector salud hay un punto que me preocupa: la ahora omnipotente oficial mayor de la secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, tiene una larga historia como liquidadora de organismos públicos. En 2015 fue contratada por José Antonio González Anaya (en aquel entonces director general de Petróleos Mexicanos), para finiquitar y liquidar el área de Pemex CoGeneración, que se dedicaba a producir energía para los diversos procesos de la paraestatal. Posteriormente tuvo un papel fundamental en la desaparición del Consejo Promotor del Turismo en México (CPTM). ¿Será que ahora intenta liquidar organismos tan importantes como el IMSS o el ISSSTE?Por cierto que en este tema salieron a relucir varios detalles interesantes. Uno, narrado en Proceso por la compañera Claudia Villegas, en el sentido de que María Soto Romero fue designada como delegada del IMSS en San Luis Potosí, pero su puesto no ha sido validado ni ha cobrado su salario desde hace varios meses. Otro, en muy similares condiciones, es que Manuel Cavazos, delegado del mismo instituto en Zacatecas tampoco ha recibido recursos ni siquiera para pagarse su salario. Según él “el IMSS no está en crisis, pero hay parálisis administrativa”. Por eso es preocupante la actuación de Buenrostro, una profesional que estudió en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), una institución que personalmente creo que perdió su esencia para convertirse desde hace varios años en semillero de profesionales del neoliberalismo… Por cierto que en lo que se refiere a las adjudicaciones aprobadas por Buenrostro, es interesante quela delegación del IMSS en Guanajuato, a cargo de Jorge Manuel Sánchez González, entregó a la contratista más cara el reabastecimiento de consumibles de impresión. Se trata de Sacomer International, empresa que se presentó al concurso LA-050GYR027-E125-2019, con costos 15 por ciento arriba del resto de los interesados, sin que existieran diferencias sustanciales entre los productos. En tanto, Vetef SA de CV quedó descalificada por nimiedades. Lamentablemente Buenrostro desconoce que el coordinador delegacional de Informática, Rafael Antonio Guardado, en mayo de 2018 fue señalado por emitir licitaciones a modo para beneficiar a empresas amigas. ¿Quién lo apoya, el nuevo director general del IMSS, Zoé Robledo, o la omnipotente Raquel Buenrostro?... Ya se dieron a conocer los resultados definitivos del crecimiento de la economía en el primer trimestre del año. De enero a marzo el Producto Interno Bruto creció 1.2 por ciento, 0.2 puntos porcentuales menos que en el trimestre anterior, pero 0.1 puntos más que hace un año. Es decir que, aunque no lo quieran aceptar muchos sí hay un avance en la economía.También se informó que, a precios corrientes, el valor de la economía alcanzó 24 billones de pesos, 6.3 por ciento más que los 22.5 billones de pesos del mismo periodo del año anterior… Interesante el movimiento de los vecinos del Vivero Santa Cruz, en Puebla, pues habitantes de por lo menos 10 colonias aledañas lograron más 105 mil firmas para que se frene el ecocidio en ese lugar. La propietaria, Dalhel Lara Gómez, ex Secretaria Ejecutiva del Instituto Electoral del Estado de Puebla, ha permitido la tala de más de 100 árboles de diferentes especies con la intención de fraccionar el terreno para construir un desarrollo inmobiliario en una zona de Protección y Reserva Ecológica…Hablando de ecología, bien por López Obrador que aceptó la renuncia de la titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González Blanco Ortiz Mena,luego de que retrasó un vuelo de Aeroméxico de la Ciudad de México hacia Mexicali, Baja California. Pero muy mal se vería el presidente si nombra (como lo han difundido muchos de sus detractores) a Manuel Velasco en su lugar. Eso sería perder toda credibilidad… Un estudio de McKinsey & Company denominado “Una ambición, dos realidades", señala que en los niveles básicos al interior de las empresas, las mujeres representan 37 por ciento de los colaboradores, y una vez dentro de la organización, ganan 8 por ciento menos del sueldo de un hombre. Ante este escenario Axa México, que dirige Daniel Bandle, intenta revertir la situación al impulsar la diversidad en su organización corporativa, pues actualmente cuenta con 40 por ciento de mujeres en su círculo de liderazgo, con mejores salarios… TenarisTamsa entregó 170 becas para que jóvenes de secundaria y bachillerato técnico continúen sus estudios. Las Becas al Mérito promueven que los jóvenes de escasos recursos de la región puedan continuar su formación académica para tener mejores oportunidades de desarrollo profesional y personal… La Universidad Autónoma Chapingo a través del director general del Patronato, J. Santos Rodríguez López, y del director del Departamento de Irrigación, Rafael Sánchez Bravo, ofreció al presidente Andrés Manuel López Obrador, tecnologías y prototipos innovadores para llevar agua potable y de consumo humano a poblaciones rurales e indígenas que carecen de este vital líquido y viven en pobreza extrema.

Notas Relacionadas

La Quiniela de Roberto

Roberto González