No todo lo que brilla es oro

No todo lo que brilla es oro

Foto: Ap

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que hace un año, la NFL integró a la etapa de playoffs a dos equipos más de los que tenía anteriormente, en parte con el objetivo de generar un poco más de competencia en temporada regular, ya que, a diferencia de otros años, solo un equipo por conferencia descansaría en la primera semana. 

Si bien esto sonaba interesante por la competencia que se daría entre los grandes equipos y por la posibilidad de que más rivales de la misma división pudieran reencontrarse en postemporada (en especial, por la forma en la que está diseñada la NFL para que avancen) este día, después de las actuaciones de al menos tres equipos que recibieron auténticas palizas (reflejadas o no en el marcador) en el “Super” Wild Card Weekend, es necesario preguntarnos: 

¿Realmente es necesario tener a 14 equipos en los playoffs NFL? 

Como les decía, en papel todo sonaba muy bien, pero, a decir verdad, los dos enfrentamientos del sembrado 7 ante el sembrado 2 en ambas conferencias de este año fueron sumamente disparejo. Los Tampa Bay Buccaneers le ganaron 31-7 a los Philadelphia Eagles, mientras que los Kansas City Chiefs terminaron 42-21 contra los Pittsburgh Steelers; y debemos decir que en ambos enfrentamientos, ninguno de los equipos que ganó estuvo en riesgo en algún momento del encuentro, por más que los Steelers se hayan adelantado en el marcador con el fumble recuperado de T.J. Watt, y ya ni hablemos de, al menos, haber estado parejos por más de una mitad. 

Si bien este año el avance de los Steelers nos permitió alargar un poco más la despedida de Ben Roethlisberger e incluso, ilusionarnos con una posible hazaña, Pittsburgh tenía demasiadas carencias en la ofensiva como para hacerles frente a los Chiefs. Del otro lado, aún con lesiones claras en Tampa Bay, a los Bucs no les costó nada en lo absoluto pasar a la siguiente etapa, salvo más lesiones.

Y así es como, precisamente creo que ese fue el mayor problema de esta ronda de Wild Card: parecía que la mayoría de los equipos que ganaron estaban jugando una especie de pretemporada; que prácticamente solo estaban calentando motores para la verdadera etapa de playoffs. 

Con ventajas tan amplias, no solamente en el marcador final, sino en la mayor parte del partido, se abre la discusión sobre si el aumento de equipos en playoffs realmente es benéfico para la NFL o es mejor tener un formato con menos equipos, pero que genere mayor calidad en los partidos.

No cabe duda que algo va a hacer la NFL por mejorar tal situación, porque todos sabemos qué a la mejor liga deportiva del mundo, nada se le escapa…sobre todo si se mide en dólares y si que la NFL sabe de ese negocio…como lo decimos: nada se les escapa.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

 

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas