A pesar de todo, levantan la voz

A pesar de todo, levantan la voz

Foto: Twitter

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que no cabe duda que para Pumas Acatlán fue una semana en la que, desde fuera, hubiera parecido que el football hasta quedó en segundo plano. Para Mauricio Gómez, corredor #7 de los felinos, fueron días de mucha emoción. 

“En un principio leerla fue triste, pensamos que teníamos cierta unión, que compartíamos ciertos objetivos, (Pumas CU) al estar en un grupo y nosotros en otro, pues teníamos la idea de dominar. Creo que todos representamos con orgullo los colores de la UNAM y yo estoy muy orgulloso de ser universitario, entonces creo que está equivocado con su pensar”, dijo Gómez en referencia a la carta, esa carta, en la que el Capitán y jugadores de Pumas CU pedían que los acatlecos no jugaran en el Estadio Olímpico Universitario este domingo. 

“Al sentir esta carta en la que no nos apoyan, son razones que yo creo no tienen justificación porque, aunque seamos provenientes de otra alma mater, estamos estudiando una maestría en la Universidad”. Gómez es egresado de la UVM y es uno de los cuatro ex Linces que en este 2021 ahora son parte de los Pumas Acatlán. 

Su primera reacción fue dejarse llevar por la aparente afronta de los de CU y así externarlo en redes sociales: subió un tuit en el que decía que “A partir de 2021, nosotros somos los verdaderos Pumas”. Horas después, decidió retractarse de la confrontación con los hermanos de institución. 

Esa victoria: los Pumas de la FES Acatlán vencieron a las Águilas Blancas del IPN por 22-13 este domingo, en el cierre de la Semana 3 de la Conferencia 14 Grandes de la Liga Mayor de ONEFA. Gómez fue el caballo de batalla para los felinos, al totalizar 21 acarreos para 70 yardas, la mayor cantidad en un ataque que pone especial énfasis al juego terrestre. 

Otro de esos cuatro ex Linces que ahora no sólo forman parte de los Pumas, sino que además son piezas fundamentales, por supuesto, es el QB Johan López, que esta mañana terminó con 187 yardas en 19 pases completos de 26 intentos y además lanzó los tres touchdowns que totalizó el equipo. 

Para quienes tampoco es extraño visitar el Olímpico 68 es para las Águilas Blancas, un equipo que durante la última década ha visitado más veces este recinto que los Pumas Acatlán. Pero la costumbre de estar en ese campo no sirvió de mucho al equipo. 

Ayer por la mañana, las oportunidades perdidas terminaron por hundir el despegue de los Volátiles de Santo Tomás: las primeras dos series ofensivas de los politécnicos llegaron hasta dentro de la yarda 20 y las dos terminaron en fumbles recuperados por los universitarios. Inclusive en esa segunda serie, perdieron a su QB Ángel Gutiérrez por una lesión en el tobillo derecho. El sustituto, Ricardo Angüis, perdió el control del balón nueve jugadas después dándole la ofensiva a la FES Acatlán. 

La respuesta de los acatlecos fue contundencia y manejo eficiente del balón para abrir el marcador: tras hacerse del fumble, los Pumas hilaron una serie de 16 jugadas, recorrieron 82 yardas y culminaron en las diagonales gracias a una conexión de Johan López con David Ortiz (28) en un pase de tres yardas. Con el extra malo, Acatlán se subió 6-0, ventaja que extenderían a 9-0 gracias a un gol de campo bueno de 34 yardas antes de terminar la primera mitad. 

Regresando del descanso, ahora fue turno de las Blancas de capitalizar robos de balón: en su primera jugada ofensiva de la segunda mitad, Pumas fumbleó y los Volátiles se hicieron de la posesión en excelente lugar: la yarda 29 del rival. Dos castigos en terceras oportunidades ayudaron a que las Águilas movieran las cadenas, y ya en la octava jugada de la serie, Ricardo Angüis (14) conectó un pase back shoulder con Mauricio García (13), quien voló por le balón haciendo honor al nombre de su equipo y aterrizó en las diagonales. Con el extra bueno, el IPN se acercó 9-7. 

Pero la serie consecuente encapsuló lo que es la identidad de estos Pumas Acatlán: en un hilo de 12 jugadas, ocho fueron carreras, aunque la jugada clave fue una tercera y ocho en la que López roló al lado derecho, cruzó el balón al centro del campo y encontró a Jorge Marín (9) para convertir el primero y diez hasta la yarda 22. Dos jugadas después, López lanzó su segundo touchdown, descifrando la zona débil de la cobertura de zona de las Águilas Blancas y conectando con Roberto Robles (14) en las diagonales. Por más que los Pumas Acatlán enfaticen el juego terrestre, hay que respetar a Johan, novato del año de ONEFA en 2018, como pasador. Con el extra malo, Pumas se subía 15-7. 

La ofensiva de las Blancas nunca logró series sostenidas; a pesar de aún estar a una posesión de distancia, todavía en el tercer cuarto, Angüis y el Head Coach Enrique Zárate se tornaron al juego aéreo vertical, lo cual no funcionó. En su serie siguiente a la anotación universitaria, el QB buscaba un pase profundo, pero al dejar el balón un tanto atrasado, Jean Retaud (18) se recuperó para interceptar el ovoide. 

El drive consecuente terminó de la misma manera: acorralados en su yarda 14, las Blancas fueron profundo, pero Joel López Reed (12) interceptó a Angüis, lo que sería la última jugada del partido para el veterano QB en una mañana en la que terminó con apenas 9 completos de 14 intentos, 74 yardas, dos sacks y tres pérdidas de balón totales. 

Ya con Israel Jiménez (19) en los controles, los yerros no pararon para el Politécnico: el propio QB manejó mal una entrega y los acatlecos saltaron sobre la posesión del balón a la altura de la yarda 44. Una vez más, vino la fórmula: correr, correr, correr y culminar con Johan por aire. 

Seis carreras precedieron el tercer pase de touchdown de López, la daga sobre los Volátiles de Santo Tomás: un pase a la zona derecha de las diagonales encontró a Rodrigo Murguía (9) quien con su tamaño sobresaliente hizo bajar el balón. Ahora sí el extra bueno, lo puso 22-7, que parecía el marcador final, antes de que Israel Jiménez liderara una serie de touchdown por el orgullo politécnico y dejara el 22-13 definitivo. 

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas