Miami sigue naufragando

Miami sigue naufragando

Foto: Ap

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que la Semana 2 de la Temporada NFL 2021 fue un fiasco total para varios equipos, pero en este caso lo fue para los Miami Dolphins que se vieron ampliamente superados por los Buffalo Bills. El único lado rescatable para los dirigidos por Brian Flores es que hoy quedó en claro que Tua Tagovailoa no es el problema: nada camina en este equipo.

Solo un drive bastó para que el QB de segundo año Tua Tagovailoa tuviera que dejar de manera prematura el encuentro de hoy debido a una lesión sufrida en las costillas. Sin embargo, el problema no es su movilidad, sino la línea ofensiva que en teoría debería protegerlo. Por ende, para los fanáticos de Miami debe ser devastador el saber que, en los últimos tres años, el equipo ha gastado siete picks de Draft para arreglar la posición, pero al parecer nada camina.

El Tackle derecho Jessie Davis hoy lució fatal, permitiendo el golpe que retiró a Tua del juego, y para colmo, posteriormente Davis también salió del encuentro con una lesión en la rodilla. No obstante, no es lo único criticable de una línea ofensiva que hoy permitió que los Bills se dieran un auténtico festín al registrar seis sacks totales.

Es apenas la Semana 2 pero todo indica que la línea compuesta por Davis, Austin Jackson, Solomon Kindley, Michael Dieter y Robert Hunt no es capaz de proteger a nadie. Una clara muestra de ello es que hoy permitieron las primeras dos capturas de quarterback en la carrera del DE Gregory Rousseau, jugador de primer año de Buffalo. Sin embargo, no todo termina ahí.

Si no te llamas Jaylen Waddle no tienes nada que festejar. Por segundo juego consecutivo, el novato egresado de Alabama fue el mejor receptor del equipo, y que un jugador que apenas ha disputado dos encuentros como profesional sea el arma más letal a la ofensiva habla del bajo nivel mostrado por los demás.

DeVante Parker lleva siete años en el equipo y sigue sin convencer a nadie: hoy soltó un claro pase de anotación que hubiera cambiado la narrativa de este encuentro cuando apenas se encontraba 14-0 en la primera mitad. Por su parte, Mike Gesicki solo ha sido capaz de registrar tres recepciones en dos juegos, el nivel del tight end de cuarto año luce demasiado lejos de lo que mostró en 2020.

Además, ni hablar de Albert Wilson y Jakeem Grant. El primero tuvo dos costosos errores que cortaron ataques infalibles del equipo, mientras Grant sigue mostrando su capacidad de soltar el ovoide en momentos clave. Finalmente, el regreso de Preston Williams, quien se perdió el encuentro de la Semana 1, dejó mucho que desear al solo registrar una recepción para 2 yardas en todo el encuentro.

En calidad de suplente, o incluso de titular si se le sigue requiriendo, Jacoby Brissett fue una gran adquisición para Miami. Hoy completó 24 de 40 pases para 170 yardas, 0 TD y 1 INT. Sin embargo, fuera del turnover, hubiera tenido más yardas y sencillamente dos anotaciones, si los receptores no le hubieran fallado en momentos clave.

Brissett, a comparación de Tua, es más atlético, luce más rápido en la bolsa, y aunque también fue víctima de la mala línea ofensiva al ser capturado en cuatro ocasiones, hubieran sido mucho más de no ser por su gran capacidad de soltar con facilidad el ovoide.

Por ende, es seguro decir que esta ofensiva, en caso de una baja a largo plazo de Tua, quien mañana se realizará una resonancia magnética para verifica el daño de su lesión, estará en buenas manos con Brissett al mando. Pero sin duda, hay mucho que mejorar sin pretender sobrepasar los clamorosos 0 puntos que anotaron esta tarde.

¿Qué deben hacer los Dolphins para que su ofensiva camine? ¿Están condenados al fracaso con Tua Tagovailoa su línea ofensiva actual? ...seguirán los Miami Dolphins sumidos en la mediocridad por siempre?

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

 

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas