Pittsburgh…una gran incógnita

Pittsburgh…una gran incógnita

Foto: Reuters

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que a la vuelta de la esquina está el inicio de la temporada NFL 2021 y más para los Pittsburgh Steelers, quienes comenzaron tempranamente su preparación debido a su participación en el juego de Hall of Fame. Este equipo popular en México busca regresar a los playoffs, aunque parece que será un reto mayor, ya que el calendario pinta más complicado que en 2020 y el plantel enfrenta cambios que generan muchas dudas.

Es la duda más evidente porque, si bien fue parte del problema hace un año siendo el primer frente para generar yardas por tierra, en el receso de la temporada, sufrieron bajas de experiencia y calidad. Ese es el caso del centro Maurkice Pouncey quien decidió retirarse de la NFL, también de David DeCastro, quien sorprendió con la decisión y sin duda era el mejor jugador de esta unidad, además de que Alejandro Villanueva y Matt Feiler fueron bajas de la Agencia Libre.

Es cierto, mucho del éxito de la ofensiva de los Steelers se basa en el buen momento que tenga su veterano quarterback Ben Roethlisberger. Entrará a su temporada 18 con 39 años cumplidos y un historial de lesiones que muchos recordarán, la más reciente lo dejó fuera en la temporada 2019 tras dos semanas.

Físicamente es un tipo fuerte, complicado de derribar y esto ha sido gracias a su físico robusto. Pero, justamente rumbo a esta siguiente temporada, Roethlisberger se ha puesto a trabajar en su dieta, y ya hemos visto muestra de esto cuando se presentó al Training Camp visiblemente más delgado. Esto le dará movilidad que notablemente había perdido, pero puede que no le ayude a resistir impactos de los rivales que, con la primera duda que representa la línea ofensiva, podría recibir.

Sin embargo, podríamos argumentar que es uno de los quarterbacks que más rápido se deshace del balón y es cierto, esta cualidad la tiene gracias a su lectura previa de la defensiva, aunque también mucho de ello será por diseño de jugadas. Hoy en día vemos jugadores en su posición que llegan a los cuarenta años y continúan siendo relevantes, pero no todos llegan a esta edad tan golpeados como Big Ben. Aún no es momento de ver una caída en su nivel de juego si mantiene el mismo estilo de los últimos años, pero tampoco lo veo mejorando por contar con una dieta distinta.

Terminaron en 2020 como el peor equipo en yardas conseguidas por tierra con 1 351 y en 2019 fueron la ofensiva terrestre número 29. Estamos hablando de que, pese a contar con una línea ofensiva llena de experiencia, no eran efectivos acarreando el balón con un James Conner, que poco pudo hacer y cuyo talento no daba para hacer el trabajo solo.

Y ese me parece que es el punto, a los Steelers no se les vio un proyecto de mejora de la línea ofensiva en el offseason, que para mí es el primer paso en busca de mejorar un ataque terrestre, sino que buscaron parchar conforme se les presentó el problema y fueron por un jugador en el Draft que puede generar yardas (en teoría, por sí solo) gracias a sus habilidades.

El proyecto Najee Harris será el responsable de que esta ofensiva terrestre salga de los últimos lugares de la liga y contribuya a crear una ofensiva balanceada, que últimamente no han tenido los Steelers. Y claro que Harris es un gran prospecto, pero no hemos visto nada aún en la NFL. Si bien soy de los que piensa que puede lograr cosas importantes como profesional, de inicio no luce su situación favorable.

Por el bien de esta franquicia el juego terrestre debe ser parte importante del éxito ofensivo porque tradicionalmente los equipos que han conseguido títulos han tenido un buen ataque por tierra y buenas defensivas. ¿Los Pittsburgh Steelers de 2021 lo tendrán?

Por último, pero no menos importante, los rivales cuentan, y lo vimos hace un año en el que enfrentaron a muchos rivales que no contaban con buen nivel. Rumbo a 2021 tendrán que enfrentar un calendario de campeón divisional lo que implica volver a ver a los Bills y Titans, tocando el turno de los rivales de la AFC West y NFC North y agregando el juego 17 contra los Seahawks, además de que la división será mucho más competida.

Los retos son parte importante para cualquier franquicia que busca el título, pero sin duda no será fácil para los Steelers que, como he mencionado, cuentan con dudas que deberán responder en este 2021.

¿Creen que los Pittsburgh Steelers en 2021 sean un equipo de playoffs? ...el próximo jueves inicia su historia en esta temporada…habrá que verlos.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas