No podemos entender

No podemos entender

Foto: https://www.maximoavance.com/

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que, lo que no da tregua, es la pandemia de COVID-19, y no mide fronteras ni actividades. Y para muestra, nuestro deporte no está exento del mismo.

Un linebacker de 40 años muy fuerte y atlético. Integrante actualmente de los Raptors de la LFA, jugó Liga Mayor al inicio del milenio en las Águilas Blancas del IPN. A pesar de tener una dosis de la vacuna contra el COVID-19, falleció a causa de esta enfermedad. Marco Gerald Alvarado Garza, alias “El Loco”, era un linebacker muy al estilo de las Águilas Blancas, bajo de estatura, muy fuerte físicamente, rápido, explosivo y sobre todo muy agresivo.

Jugó Liga Mayor de 2003 al 2007 con los Volátiles de Santo Tomás. Al terminar su elegibilidad estudiantil se integró de inmediato a las categorías Masters, primero con su equipo de origen, los Jets de Balbuena y después en varias escuadras. Nunca dejó de jugar football americano.

En 2016 integró al roster de Raptors de LFA. Ya tenía 35 años, pero su fuerza y calidad para jugar el football americano no le impidieron quedarse en la escuadra, a pesar de la advertencia de que buscaban jugadores de menor edad para bajar el promedio. Gerald participó en el primer Tazón México ante los Mayas.

Gerald Alvarado era Licenciado en Relaciones Comerciales por la Escuela Superior de Comercio y Administración, la ESCA del IPN y completó una Maestría en Marketing por la Universidad Anáhuac. Actualmente trabajaba en la empresa Cervecería Cuauhtémoc como ejecutivo de eventos donde la marca fungía como patrocinador de conciertos y actividades masivas.

Desde el pasado 26 de julio comenzó a tener síntomas de COVID-19. Su oxigenación no bajaba, y su ánimo tampoco. Compañeros de su equipo estaban en contacto con él vía grupo de redes sociales. Un día los sorprendió saber que lo habían hospitalizado. Sin embargo, en días recientes recibieron un video donde les contó que iba bien de salud.

De manera súbita su salud comenzó a empeorar, a pesar de tener una dosis de vacuna contra el COVID-19. Los médicos dijeron que comenzó a bajar la oxigenación y a afectarle algunos órganos como el páncreas. Tuvieron que intubarlo. El cuerpo sólido y atlético de Gerald no resistió y murió el viernes 13 de agosto.

En otro caso, Sebastián Alejandro Hernández Gómez, a los 16 años jugó Juvenil en 2020 con Gamos de Cuemanco, justo cuando la pandemia, que aún trae asolado al mundo, provocó la suspensión de todas las temporadas de football americano en México. Sebastián, “El Pelón” como cariñosamente lo conocían, cumplió 18 años el pasado 11 de agosto. Tres días después falleció a causa del COVID-19. Sebastián Alejandro era un gran prospecto para la categoría Intermedia y seguramente para Liga Mayor. A los 16 años medía más de 1.80 de estatura y pesaba alrededor de 90 kilogramos. Cualidades ideales de un liniero defensivo nato que le abría grandes posibilidades para seguir brillando en el emparrillado. Falleció a causa del COVID-19 el pasado 14 de agosto.

Apenas 8 días antes, la Liga FADEMAC lanzaba un llamado a su comunidad: “Solicitamos su apoyo para la familia del jugador Sebastián Alejandro Hernández Gómez… El “Pelón” y su mamá, se encuentran delicados de salud y hospitalizados. Apelamos a la solidaridad de la comunidad para brindarles apoyo económico en estos momentos difíciles…” y el número de una cuenta bancaria. “De igual manera, pedimos una oración para su pronta recuperación”.

El COVID-19 contagió a El Pelón Hernández, a su mamá y a su hermana. Las dos últimas al parecer están saliendo de la enfermedad.

Además de jugador, Alejandro era coach de Infantiles en Gamos, organización que pertenece a FADEMAC. La liga del Estado de México decidió reanudar la temporada de Babys y Femenil a partir de este 14 de agosto, justo el día que El Pelón falleció.

Nunca se sabrá si el joven jugador se contagió en el campo o fuera de él. Tampoco se sabrá si fue víctima de la variante Delta del coronavirus, la cual es más contagiosa y causa síntomas más severos que otras variantes en personas no vacunadas, de acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del gobierno de los Estados Unidos.

La pandemia en México tuvo cifras alarmantes en contagios y fallecimientos. Del domingo 8 al sábado 14 de agosto se registraron 127 mil 727 personas contagiadas, la semana con más contagios en toda la pandemia, además de 3 mil 919 personas fallecidas. Desafortunadamente una de ellas fue Sebastián.

La tercera ola de contagios por Covid-19 ya superó los números del peor momento de la pandemia en enero pasado. El pasado 12 de agosto se registraron 24,975 contagios en un sólo día, con un promedio de 17 contagios por minuto. La variante Delta se propaga a mucha mayor velocidad lo que provoca infecciones en oleadas de manera exponencial.

Asi como estos dos ejemplos, cuantos otros no habrán ocurrido. Hasta cuándo podremos entender que la letalidad del virus, no conoce de condiciones socioeconómicas de las personas, o sus preferencias… ¿cuantas victimas más, nos harán entender? cuantas más?

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas