Banxico en la mira de AMLO

 Banxico en la mira de AMLO

Foto: Internet

EL PRESIDENTE López Obrador no ha cesado su intención de meter mano en el Banco de México, ya sea en las reservas o en las decisiones de política monetaria, donde su Junta de Gobierno determina si sube o no la tasa de referencia, como ocurrió la semana pasada con el aumento de un cuarto de punto para dejar el rédito en 4.5%.

La tasa de referencia se incrementa, porque es una herramienta probada para frenar el alza inusitada de la inflación o el aumento en los precios de los productos y servicios que daña al bolsillo de las familias mexicanas e influye en la fortaleza del peso frente al dólar.

No debemos olvidar que este año la inflación cerrará en 5.7% si bien nos va.

El jefe del Ejecutivo no está contento con las decisiones que ha tomado el Banco de México, porque no obtuvo remanentes de la paridad peso-dólar durante 2020, y porque no quiere más alzas en la tasa de interés de referencia, porque ello desalienta el valor del dólar frente al peso y lo más probable es que este año tampoco se logren esos recursos que deja como ganancia la canasta de monedas del instituto central.

Ahora bien, alguien le debe explicar al presidente de la República que las reservas internacionales que presume Banxico no pertenecen en su totalidad al país que las exhibe, hay acervos, activos de organismos financieros internacionales y Derechos Especiales de Giro (DEGs) que el Fondo Monetario Internacional reparte entre sus socios para enfrentar posibles corridas financieras y contener salida de capitales, pero no para pagar la deuda pública.

Las reservas, por ley, no se pueden utilizar para reactivar a la economía o repartir dinero a la población, ni tampoco es una caja fuerte personal del presidente en turno.

Si el presidente quiere echar mano las reservas internacionales debe cambiar la Constitución, pero antes le deben informar que, para evitar esos actos prepotentes de mandatarios del pasado, se hicieron cambios en la Carta Magna en la década de los 90s.

AMLO podría influir en las decisiones de Banco de México y minar la autonomía del mismo, pero a partir de 2022 cuando asuma el cargo el nuevo gobernador Arturo Herrera, quien tendría mayoría en los votos de la Junta de Gobierno, pues estarían con él Gerardo Esquivel y Galia Borja, así como el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O., todos ellos nominados, designados y aprobados por López Obrador y por el Congreso.

La única rebelión contra lo antes descrito podría salir del Congreso, porque un cambio en la Constitución con ese objetivo necesitaría acuerdo de dos terceras partes de los legisladores, situación que, en estos momentos, se antoja difícil.

*****

PUNTOS Y LINEAS

NOS CUENTAN empresarios de alto nivel que sólo será de saliva la dichosa propuesta del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) a la Secretaría de Economía, porque no hay condiciones ni confianza para apoyar un plan de reactivación que no existe y mucho menos provocar inversiones en un gobierno que les ha declarado la guerra y donde los únicos beneficiados son las empresas nuevas, creadas por el gobierno de la 4T y los hombres de negocios cercanos a López Obrador. Así las cosas, nada se espera sobre las propuestas de estímulos fiscales o planes para regresar a un esquema de depreciación acelerada de activos fijos en empresas para fines contables y de impuestos. AMLO ANUNCIÓ el arranque del Tianguis del Bienestar, en el cual artículos incautados como ropa, calzado y juguetes, se entregarán a familias de municipios pobres de los estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz… OAXACA SERÁ la próxima sede de la Feria de Pueblos Mágicos. El anunció se hará oficial este lunes 16 de agosto a las 12:30 horas, por parte del gobernador de la entidad, Alejandro Murat, y por el secretario de Turismo, Miguel Torruco.

*****

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

 

 

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma