Prácticamente fuera

Prácticamente fuera

Foto: USA TODAY Sports

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que, a pesar de que aún faltan tres meses para el inicio de la Temporada NFL 2021 y más de uno para los inicios de los training camp, podemos discutir ya sobre un inminente “divorcio” entre Aaron Rodgers y los Packers.

En este momento Aaron Rodgers no quiere saber nada de Green Bay. Ayer martes 8 de junio dio inicio el minicamp obligatorio de los Packers, sin embargo, su quarterback estrella decidió no asistir, dejando ver en claro su actual descontento con la organización.

Su participación en el training camp está en riesgo. El training camp de los dirigidos por Matt LaFleur comienza el 27 de julio, y si Rodgers decide tampoco asistir, estará expuesto a una multa de 50 000 dólares por cada día de ausencia.

Sin Rodgers, Green Bay competirá directo por el tercer lugar de la división. Si el futuro de esta franquicia debe recaer sobre el inexperimentado Jordan Love o el veterano Blake Bortles. Los Packers, si bien podrían ser competitivos, no tendrían la fuerza para superar a los Vikings o Bears en la NFC North.

¿Cuáles serían posibles destinos para Aaron Rodgers este 2021? El contrato de Rodgers se extiende hasta 2023 y tiene un promedio de ganancia de 33.5 MDD anuales, por lo que no cualquier equipo sería capaz de absorber un golpe como este en el tope salarial, sin embargo, equipos como los Raiders y los Broncos están en la temprana conversación para aterrizar a Rodgers este 2021.

Esta semana se espera que la única ausencia en el campo de entrenamiento de los Green Bay Packers sea Aaron Rodgers, quien tiene un pleito cantado con la gerencia del equipo, pues ama a sus compañeros, a la afición, y al staff de entrenadores.

En lo que va del programa de actividades del equipo en la pretemporada, el cuerpo de receptores titulares, encabezado por Davante Adams, no se ha reportado a trabajar en la parte voluntaria del programa. Se cree que es parte de ejercer presión para que su líder, Rodgers, esté de regreso con el equipo y esté contento con su situación.

Los receptores ausentes han sido Adams, Allen Lazard, Devin Funchess, Marquez Valdes-Scantling y Equanimeous St. Brown, por lo que en las semanas previas Jordan Love trabajó con los suplentes y los novatos. Pero ahora que los titulares dejen solo a Rodgers como el único ausente, Love podrá probar el poder de la ofensiva de Green Bay,

De esa lista, algunos ya están en Green Bay para trabajar o se espera que se presenten esta semana en el mini campamento de entrenamiento obligatorio del equipo. Del caso de Aaron Rodgers, no se ve una solución en el horizonte. De hecho, decimos que crece la probabilidad de que nunca más vuelva a jugar con los Packers, pues sigue la molestia con la gerencia del equipo y en la forma de hacer las cosas.

Para esta semana se queda solo Aaron Rodgers en el tema de ejercer presión en su situación con los Green Bay Packers, ya que los compañeros que también se habían ausentado del plan de trabajo voluntario, están puestos para ser parte del trabajo obligatorio, no les queda de otra.

La novela de Aaron Rodgers está casi a punto de llegar a su fin…el desenlace…ahí queda.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas