Lo importante es competir

Lo importante es competir

Foto: Getty Images

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que, la competencia por la titularidad es la sal y la pimienta de la pretemporada en la NFL y hay al menos un par de equipos que definirán a su quarterback en este tiempo.

Los dos casos más evidentes están en los New Orleans Saints y en los Denver Broncos.

El retiro de Drew Brees después de una brillante carrera y la inconsistencia de Drew Lock, en conjunto con la llegada de Teddy Bridgewater a Denver deja abierta la competencia por la titularidad para definir quieres van a liderar las ofensivas de los Saints y Broncos.

Aunque no son los únicos casos, hay equipos en los que aparentemente hay un veterano quien será el responsable de llevar las riendas del ataque de sus equipos, pero a quienes les llevaron competencia en el Draft, con planes a futuro para esos equipos. Hablamos de Patriots, Bears y 49ers, equipos que reclutaron quarterbacks con selecciones altas en el Draft.

La Santa competencia: Winston vs. Hill. La partida de Drew Brees, el líder en yardas por pase en la historia de la NFL (80,358), deja un vacío en New Orleans que deberá llenarlo Jameis Winston o Taysom Hill.

No parece ser una decisión sencilla. Uno tiene suficiente experiencia en la NFL como titular y dejó claro que la inconsistencia es su sello característico. Winston fue una primera selección global de Draft en 2015. No ha estado a la altura de esa posición al tener marca de 28-42 como titular en la NFL.

Es un quarterback más hecho que Hill, quien llevó la responsabilidad la temporada pasada cuando se lesionó Brees. La principal característica de Taysom es su versatilidad y su entrega. No tiene la mejor mecánica de lanzamiento ni una progresión fina en su lectura. Tiene pies nerviosos y parece que su primera opción es correr. Winston y Hill compiten por la titularidad.

Una competencia broncuda

En Denver no hay claridad en la posición de quarterback desde que Peyton Manning se retiró después del Super Bowl 50.

El puesto parecía ser de Drew Lock, pero la inconsistencia y las lesiones no le han permitido establecerse como el líder en quien se pueda confiar. Su porcentaje de pases completos en 2020 dejó mucho qué desear con 57.3 por ciento. Malas decisiones y errores de lectura dejaron más dudas que respuestas en la posición.

Es por ello que el equipo le llevó a Teddy Bridgewater para que compitan por la titularidad. Un pasador más estable, con mejores decisiones y quien sabe sobreponerse a la adversidad.

Teddy es mucho más consistente al momento de completar pases, en 2020 completó 69.1 de sus intentos en Carolina, aunque no pudo llevar al equipo a una mejor marca que 4-11 como titular.

Los casos de New England Patriots, Chicago Bears y San Francisco 49ers son muy distintos, pero tienen un común denominador, los tres tienen veteranos probados en la posición, sin calificarlos como buenos o malos, pero que serán presionados por jóvenes promesas reclutadas en el Draft.

En los Patriots se comienza a hacer ruido por las reseñas que salen en los reportes de Mac Jones, quien salió de Alabama listo para asumir la responsabilidad de una ofensiva en la NFL.

La lesión de Cam Newton en un dedo no abona para su causa, pues perderá días de trabajo, que bien podría aprovechar Jones para seguir ganando adeptos y poner presión a la competencia por la titularidad.

En Chicago el proceso de competencia entre Andy Dalton, presunto titular, y Justin Fields, parece que tendrá un ritmo más lento. Dalton será el responsable en iniciar los partidos y conforme avance la temporada crecerá la presión por ver qué tanto puede llevar al campo Fields. Tarde o temprano será Fields el responsable de ser el amo y señor de ese equipo, cuando Matt Nagy se dé cuenta que ya no tiene más qué perder en Chicago.

Y en el caso de San Francisco, el panorama es muy claro, en el papel. El puesto le pertenece a Garoppolo, hasta que lo pierda, pero Trey Lance estará ahí, detrás, aprendiendo y ejerciendo presión y sin duda llegó para competir por la titularidad.

Todo indica que el equipo está listo para pelear el liderato de la División Oeste de la NFC y ser un contendiente a llegar lejos en playoffs.

Lance es un proyecto a futuro, pero muchas voces dicen que podría saltar a la titularidad más temprano que tarde, dada su capacidad atlética y lo bien que se ha visto en los primeros días.

La competencia por la titularidad está en el día a día de los campos de entrenamiento de los equipos de la NFL. Y en las próximas semanas al menos conoceremos a los vencedores en Denver y New Orleans para iniciar la temporada como el quarterback de esos equipos, de los otros 32, no deberíamos perderlos de vista, porque una lesión puede cambiar los planes más sólidos y establecidos.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas