En busca de mejores contratos

En busca de mejores contratos

Foto: Twitter

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que, ayer martes se abrió la ventana para designar la etiqueta de jugador franquicia y seguirá hasta el próximo 9 de marzo, para dar paso al 17 del mismo par que dé inicio formal la temporada 2021 de la NFL con la agencia libre.

La etiqueta de jugador franquicia es un recurso que tienen los equipos para “amarrar” a un integrante con un contrato “especial” que lo retiene una temporada; los 32 conjuntos de la NFL pueden tener solo uno. Normalmente este acuerdo llega cuando ambas partes no se logran acordar un contrato a largo plazo, y así al menos tiene una temporada más para negociar.

Aunque a los jugadores no les encanta que los etiqueten, el salario que reciben es el promedio de los cinco mejor pagados en la posición o el 120 por ciento del sueldo del jugador de la temporada previa, lo que sea más alto, lo que al menos les da seguridad a los deportistas en los próximos 365 días.

Este año será de gran ayuda para los equipos, debido a los problemas financieros que sufren por la pandemia del COVID-19, pues así podrán retener a alguna de las estrellas del equipo para la temporada 2021.

Entre los nombres que son candidatos a ser jugador franquicia están el quarterback Dak Prescott, y los receptores Chris Godwin y Kenny Golladay, de los Cowboys, los Buccaneers y Lions, respectivamente. Otros jugadores que suenan son el ala cerrada de los Chargers Hunter Henry y el safety Justin Simmons, quienes junto a Prescott repetirían la etiqueta. La NFL permite que se use el recurso de etiquetar a un mismo jugador, con la obligación de que la oferta económica sea superior cada año con respecto al valor del mercado en la liga.

La temporada pasada 15 jugadores recibieron la designación de jugador franquicia. En promedio, son pocos los que llegan a un acuerdo a largo plazo después de ser etiquetados, en los cinco años más recientes, se trata de menos del 50 por ciento de los jugadores.

Hay diferentes tipos de cláusulas en las etiquetas de un jugador franquicia, el más común es el No exclusivo, lo que le permite al jugador poder negociar un contrato con otro equipo, con la opción de que el equipo al que está ligado puede igualar la oferta o ser compensado con selecciones de Draft y la etiqueta Exclusiva, que le impide al deportista escuchar otras ofertas.

También existe otro recurso denominado de Transición, que permite al jugador negociar con otros equipos y le da la opción al equipo original de igualar la oferta o también ser compensado si pierde a ese integrante; el valor mínimo de la oferta por esta cláusula es del promedio de los 10 jugadores mejores pagados de esa posición.

Asi es que a partir de ayer, comenzaremos a ver el estira y afloja entre los dueños y sus estrellas, quienes siempre buscarán mejores condiciones salariales…se desata la guerra de los millones…

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas