¿Quién para a Alabama?

¿Quién para a Alabama?

Foto: Reuters

 

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que Nick Saban superó al legendario entrenador de Alabama, Paul “Bear” Bryant, en la mayor cantidad de títulos de football americano de la NCAA en la era moderna, al lograr su séptimo galardón el lunes pasado, cuando el No. 1 Alabama obtuvo una victoria dominante 52-24 sobre el No. 3 Ohio State en el juego de campeonato nacional de College Football Playoff en Miami Gardens, Florida.

El campeonato nacional más reciente de Alabama en el College Football Playoff se produjo en una victoria 26-23 sobre Georgia el 8 de enero de 2018. “El año pasado dijeron que la dinastía había terminado”, dijo DeVonta Smith, receptor de Alabama, ganador del Trofeo Heisman este 2020. “No nos detenemos. Nos seguimos renovando”. El jugador de último año hizo 12 recepciones para 215 yardas y tres touchdowns en una primera mitad récord.

Smith dejó el juego durante la primera posesión del tercer cuarto debido a una lesión en la mano, pero eso no disminuyó el poder del Crimson Tide (13-0).

El quarterback de Crimson Tide, Mac Jones, lanzó para 464 yardas y cinco touchdowns, y Najee Harris agregó dos touchdowns terrestres y una anotación por recepción. Alabama anotó en cinco de sus primeras seis posesiones y acumuló un total de 389 yardas en la primera mitad contra los Buckeyes (7-1), construyendo una ventaja de 35-17 en el medio tiempo.

El Crimson Tide terminó con una ventaja de 621-341 en yardas totales. El total de recepciones de Smith fue un récord para juego por el título nacional del BCS o el College Football Playoff, que se remonta a 1998, y su total de yardas ocupó el segundo lugar en estos cotejos. Fue elegido el Jugador Más Valioso a la Ofensiva a pesar de que apenas vio el campo en la segunda mitad.

El total de yardas de pase de Jones fue un récord para un juego de campeonato del College Football Playoff, que se remonta a 2015. El quinto pase de anotación de Jones, de 5 yardas a Slade Bolden con 2:52 por jugarse en el tercer cuarto para poner el marcador 45-24, coronó la cuarta serie de TD de 75 yardas de Alabama. Las otras recorrieron 78, 60 y 43 yardas.

Harris corrió para 79 yardas y un par de touchdowns de 1 yarda, este último hizo el 52-24, y agregó siete recepciones para 79 yardas. Jones completó 36 de 45 pases.

El mariscal de campo de Ohio State Justin Fields, quien fue el centro de atención antes del juego después de sufrir una lesión en el área de las costillas en la victoria de los Buckeyes en la semifinal sobre Clemson, conectó 17 de 33 pases para 194 yardas y lanzó un pase de touchdown a Garrett Wilson.

Master Teague III, corredor suplente del lesionado Trey Sermon, tuvo dos touchdowns por tierra para Ohio State en la primera mitad. El marcador estaba 14-14 antes de que Harris tuviera una recepción de anotación de 26 yardas para poner a Alabama arribaAA con nueve minutos para el final del segundo cuarto. Después de que los Buckeyes se pusieran a 21-17, Smith tuvo recepciones de touchdown de 5 y 42 yardas, sus segundos y terceros de la primera mitad.

Los Buckeyes tenían 13 jugadores no disponibles, incluidos tres titulares: el tackle defensivo Tommy Togiai, el ala defensiva Tyreke Smith y el pateador Blake Haubeil. La escuela no dio las razones de sus ausencias, aunque el equipo se ha visto muy afectado por los problemas de COVID-19. Haubeil publicó en las redes sociales el lunes por la tarde que estaba lidiando con el coronavirus, pero que estaba asintomático.

El Jugador Más Valioso de la Defensiva fue el tackle defensivo del Crimson Tide, Christian Barmore, quien tuvo una captura y dos tacleadas para pérdida de yardaje entre sus cinco tacleadas totales.

Con este campeonato obtenido por Alabama, termina una muy peculiar temporada 2020, además de polémica, pero ello no demerita el espectáculo ofrecido por el ahora campeón, que continúa marcando la pauta y el ejemplo a seguir de lo que es una fabrica de talento para el football profesional. Ahora nos preguntamos: ¿Quién será capaz de detener el crecimiento y poderío de la Universidad de Alabama? Algunas universidades, ya están trabajando.

Agradezco su atención a la presente colaboración y aprovecho la ocasión para enviarles un cordial saludo. Los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas