Un gran prospecto, el ganador del Heisman

Un gran prospecto, el ganador del Heisman

Foto: Afp

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que los Cleveland Browns cortaron una racha de 17 años sin vencer a los Steelers en Heinz Field, en una noche triste para el olvido del Big Ben.

Ningún equipo que pierda cinco veces el balón puede ganar. Los Steelers cayeron 48-37 ante los Browns en el Heinz Field, en una noche para el olvido de Ben Roethlisberger, quien fue interceptado en cuatro ocasiones. Cleveland cortó una racha de 17 años sin poder a Pittsburgh en su casa.

La última vez que los Browns habían ganado como visitantes ante sus rivales de la Ronda de Comodines fue en la semana 5 de la temporada 2003, el actual mariscal de campo, Baker Mayfield tenía apenas ocho años.

Además, tuvieron que pasar 26 años para que Cleveland volviera a ganar un juego de postemporada. Fue ante los Patriots, por marcador de 20-13 en el Wild Card de la campaña de 1994, después fueron eliminados por los Steelers en la Ronda Divisional, 29-9.

No habían pasado ni 15 segundos en el reloj, cuando la defensiva de los Cafés ya se había hecho presente en el marcador. Un mal centro en la primera jugada del encuentro terminó en las diagonales para abrir el marcador.

Todo lo demás fue un desastre, a pesar de que el veterano mariscal de campo tuvo 501 yardas por aire, cuatro pases de anotación y 47 pases completos, su mejor marca en playoffs, las cuatro intercepciones fueron devastadoras para el equipo, en el primer cuarto ya caían por 28 puntos.

De a momentos los Steelers quisieron responder, pero la dupla de corredores que tienen los Browns dieron un gran partido. Nick Chubb corrió para 76 yardas y un TD por aire; mientras que, Kareem Hunt tuvo 48 yardas terrestres para dos anotaciones.

Ahora van por la odisea de enfrentar a los Kansas City Chiefs, primer lugar de la AFC y en el Arrowhead Stadium, misión que parece imposible, pero este año los Browns se han encargado de romper todas sus malas rachas y dar sorpresas.

Con esto se cierra para los Steelers y todos sus miles de seguidores, una temporada fuera de lo normal, empezando por la pandemia que vivimos. Pero sobre todo por la temporada 2020 que fue marcada por una enfermedad que sufrieron desde hace ya algunas semanas que, a decir de la verdad, creo que les pegó muy duro, sobre todo a algunos elementos del equipo y que no supieron curar en su debido momento. Esa enfermedad se llama Soberbia y arrogancia, la cual nunca supieron enfrentar y terminó por desgastarlos semana a semana, sobre todo antes de enfrentar a los Washington Football Team…y desde ahí vino la espiral de su desastroso final.

Sin lugar a dudas una gran lección que deben aprender para vacunarse a tiempo y no volverla a sufrir, porque ya vimos las grandes consecuencias que ello acarrea…sin lugar a dudas, fue mortal para los Steelers…que no queden dudas.

Agradezco su atención a la presente colaboración y aprovecho la ocasión para enviarles un cordial saludo. Los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas