Todo siguió normal

Todo siguió normal

Foto: Getty Images

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que, lo que parecía ser la sorpresa de la semana o incluso de la temporada, pero todo regreso a la normalidad. Apenas, pero los Pittsburgh Steelers mantienen el invicto, tras vencer 24-19 a los Dallas Cowboys.

Este es el mejor inicio en la historia de los Steelers. En 1978 consiguieron tener una marca de 7-0, pero en la semana 8 cayeron ante los entonces Houston Oilers, 24-17. Aquella campaña sólo conocieron la derrota en un par de ocasiones, la otra en la semana 11, ante Los Angeles Rams, 10-7.

Al final, concluyeron la campaña con marca de 14-2, y alzaron el campeonato ante los Cowboys 35-31, el tercero en ese momento. Hoy tienen seis.

Con las bajas de Dak Prescott y Andy Dalton; además de la poca productividad de Ben DiNucci, los Cowboys saltaron al campo con su cuarto mariscal de campo de la temporada, Garrett Gilbert, una grata sorpresa.

El QB llegó a la NFL en 2014, pero sólo había podido participar en seis juegos y nunca como titular, sumaba dos pases completos y 40 yardas por aire. Hoy, completó 21 de 28 intentos de pase, 243 yardas, un pase de TD y una intercepción.

Chris Boswell consiguió un gol de campo de 59 yardas, un nuevo récord para la franquicia de Pittsburgh; además, queda como la marca más alta que tiene Boswell en sus seis años de carrera, una verdadera patada histórica.

Desde su llegada a los Steelers, equipo con el que ha estado desde que llegó a la NFL, sólo tiene ocho de 11 intentos de patada de más de 50 yardas.

La patada de Boswell sirvió para irse al descanso 9-13, pero durante el tercer cuarto Pittsburgh no pudo hacer nada. Dallas todavía consiguió otro par de goles de campo por parte de Greg Zuerlein, pero los Steelers querían mantener el invicto.

Gracias a un par de pases de anotación de Ben Roethlisberger y otro gol de campo de Boswell les dieron el triunfo. Primero conectó con JuJu Smith-Schuster, tras un pase de 31 yardas; el del triunfo fue con su ala cerrada Eric Ebron, el ovoide viajo ocho yardas hasta llegar a la zona de anotación para regresar todo a la normalidad.

Con este resultado los Steelers continúan en la cumbre de la división Norte de la AFC con record perfecto de 8 victorias sin derrota; mientras que los Cowboys siguen hundidos en la mediocridad con un pobre record de dos victorias y seis descalabros, además de sus innumerables desgracias, encabezadas por la fractura en el tobillo de su quarterback estelar Dak Prescott y la conmoción del suplente, Andy Dalton.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas