Estrategias fallidas

Estrategias fallidas

Foto: USA TODAY Sports

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que este ha sido un año muy complicado para todos. Si tuviéramos que ejemplificarlo en un head coach, ese sería Adam Gase, quien lo único que está haciendo bien es que los Jets se aseguren de tener el peor registro en la NFL y seleccionar a la sensación colegial que significa el QB Trevor Lawrence.

Sin embargo, en New York no deberían ser tan optimistas con eso. A finales del siglo XX “alguien” de hecho “prefirió esperar un año más” que jugar con aquellos malísimos Jets que intentaron la misma jugada. Hablamos ni más ni menos que de Peyton Manning.

Los Jets eran el peor equipo de la liga y saboreaban el momento en que el joven Peyton Manning se declarara elegible para el Draft de 1997.

El joven Manning, hijo de aquel quarterback que jugó con los New Orleans Saints en los setenta, era el jugador más esperado por la NFL desde John Elway, quien había alcanzado el profesionalismo en 1983 en una de las mejores clases de Draft de todos los tiempos. Por otra parte, los Jets tenían su plan maestro: robarle a los New England Patriots a su head coach Bill Parcells, quien exhibía una mala relación con el nuevo dueño del equipo, Robert Kraft, de modo que, con la primera selección global, pudieran aterrizar al mejor quarterback prospecto de la década.

Parcells-Manning era el escenario perfecto para los Jets, (algo así como ahora suena Trevor Lawrence y Bill Belichick). Sin embargo, el 5 de marzo de 1997, Peyton celebró una conferencia en calidad de jugador Junior en la Universidad de Tennessee para anunciar su futuro.

“Durante las prácticas para el Citrus Bowl, al estar alrededor de los chicos, de alguna manera empecé a tener dudas (sobre declararse para el Draft NFL). Esto (jugar un año más a nivel colegial) es simplemente algo que quiero hacer. Yo solamente quiero ser un estudiante colegial un año más y disfrutar la experiencia” declaró Peyton para cimbrar tanto al mundo del football colegial como el mundo de la NFL

Existen dos grandes hipótesis al respecto, las cuales nombraremos por sus actores principales.

Teoría Archie Manning

Ya conocen la historia de Archie Manning como miembro de los New Orleans Saints. un quarterback talentoso, claramente adelantado a su época como un quarterback móvil y, sin embargo, gran perdedor debido a su equipo que pasó décadas en la mediocridad de la liga. 

Como tal, no existe una evidencia de esta teoría, sin embargo en 2004 el segundo hijo de Archie,  Eli Manning, también desairó a los San Diego Chargers públicamente y se negó a jugar con ellos a pesar de que lo tomaron en el Draft. La situación alcanzó tal revuelo que no le quedó mayor remedio a los Chargers que cambiarlo a los Giants y recibir a Philip Rivers en su lugar.

Teoría Bill Parcells

Luego de convertirse en el primer head coach de los New England Patriots en la era del nuevo dueño Robert Kraft, Parcells llevó a su equipo al Super Bowl en la temporada de 1996. Sin embargo, la relación entre ambos se desgastó totalmente y llevó a Parcells a entrar en pláticas con los Jets. Robert Kraft acusó al equipo de New York por negociaciones ilegítimas y quería como compensación la primera selección del Draft de 1997. Mientras llegaban a un acuerdo, Belichick se convirtió en el head coach interino de los Jets para apartar el lugar de Parcells.

Cuando finalmente Jets y Patriots llegaron a un acuerdo, New York terminó cediendo su primera ronda de 1999, segunda y tercera ronda de 1998. Ya como head coach oficial de los Jets (y Belichick como coordinador defensivo) Big Tuna no fue del todo claro y directo con Peyton Manning. Según la madre del QB, Peyton se quedó esperando una llamada o contacto por parte de Parcells que nunca llegó, aunque este menciona que llegó hablar con Archie y comentarle que había visto las cintas de Peyton y era un buen jugador, lo cierto es que parece que el nuevo head coach estaba más preocupado por vender la primera selección global que por acercarse a Manning.

Cuando Peyton Manning anunció que se quedaría un año más, los Jets no tardaron en armar sus planes, en lugar de seleccionar al HOF Orlando Pace con su primera selección decidieron bajar al sexto pick, donde nuevamente bajaron (dejando ir a otro HOF como Walter Jones) para terminar bajando a la octava selección donde tomaron al linebacker James Farrior, que a la postre fue más reconocido por su carrera con los Steelers.

Estrategias para elegir jugadores, que no siempre resultan, pero si pegan, pueden ser muy exitosas. Sin embargo, cuántas veces hemos visto las grandes decepciones de jugadores talentosos en colegial, y grandes fracasos en profesional…¿será este el caso con Trevor Lawrence?

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas