Ni los veo, ni los oigo

Ni los veo, ni los oigo

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que en estos tiempos de cuarentena y en los que no hay actividad en los campos de juego, nos hemos dado a la tarea de reflexionar un poco y echar un vistazo a las redes sociales y de verdad, que pena con lo que encontramos.

Hoy que todo debería ser el despertar un espíritu de bondad, esperanza y buenos deseos, nos encontramos con comentarios penosos y lamentables.

Nos concretaremos al tema que nos ocupa que es el football, y dentro de él, encontramos en las redes sociales comentarios de lo más lamentables y patéticos, donde lejos de encontrar esa solidaridad de la que el pueblo mexicano puede jactarse ante las situaciones de crisis y emergencia que a lo largo del tiempo hemos experimentado, ahora no lo es.

Y es que en días pasados escribimos en esta columna sobre la nota que nos alegró a muchos, referente a la llegada de Isaac Alarcón, tackle ofensivo, egresado de los Borregos Salvajes del Tec de Monterrey, que obtuvo un lugar vía el International Player Pathway que organiza la NFL para aquellos aspirantes no norteamericanos, para acceder a las filas del profesionalismo.

Pero nunca faltan los “peros”. Y es que me llamo poderosamente la atención que un “inculto” y desubicado por ahí en una red social, se manifestó diciendo y expresándose peyorativamente hacia la persona de Isaac, llamándolo de una manera que, por respeto a las personas, no menciono, pero si criticó, sobre todo porque viene de una persona amargada y llena de envidia que va contra todo lo que pensamos de los mexicanos.

Y al ir leyendo las réplicas de varias personas hacia el sujeto “sabelotodo”, se soltó diciendo una sarta de barbaridades que lo único que sacó a relucir fue su frustración e ignorancia respecto al tema que nos ocupa.

Y lo digo porque en cierto momento si me molestó en exceso, tales declaraciones hacia el liniero ofensivo regiomontano, que lo único que ha hecho es demostrar que cuando se sueña y se concretan ciertas metas, demostramos lo que los seres humanos podemos lograr cuando hay deseos de encontrar nuestras metas, las conseguimos.

Cierto es que aún no se ha demostrado nada, pero si es digno de orgullo que Isaac como mexicano que es, llegue a cumplir la meta que se han fijado muchos y que pocos han logrado: pisar un campo de entrenamiento de un equipo de la liga deportiva más importante del mundo y sobre todo que va encarrilado para que todo resulte exitoso. Si bien se sabe que para llegar y mantenerse en una liga como la NFL no es fácil, el hecho de haber sido seleccionado por los scouts para otorgarle una oportunidad, no es cosa de la casualidad, sino todo lo contrario. Son hechos que son respaldados por trabajo y deseos de superación.

Que a todos los mexicanos no nos invada la envidia y la frustración de no conseguir lo que otros logran con esfuerzo y dedicación, sino todo lo contrario, observar por qué si llegan y además, seguirlos para ver hasta dónde llegan.

Amigos: seamos críticos, pero con motivos de sobra y, sobre todo, argumentos válidos. No nos dejemos llevar por complejos y frustraciones de lo que no pudimos conseguir, o peor aún, criticar los logros de los demás. Por el contrario, brindemos palabras de aliento a los que lo logran y animémoslos a llegar a lo más alto, y no hablar por hablar, sobre todo cuando ellos no han logrado ni siquiera saber porque están en este mundo y presumir que lo saben todo.

En México hay mucha materia prima en todos los ámbitos. Y en lo que se refiere a nuestro deporte, ni se diga. Isaac Alarcón: le deseamos mucho éxito en esta difícil empresa a la que pocos tienen la oportunidad de enfrentarse y que ojalá no escuche las voces de aquellos que solo irradian frustración, envidia y odio. A esos, ni caso hacerles.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas