Todo bien con el draft…

Todo bien con el draft…

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que sin complicaciones tecnológicas culminó la primera ronda del NFL Draft 2020, el cual estaba pactado para llevarse a cabo en Las Vegas, Nevada, pero la emergencia de coronavirus lo evitó, por lo que tuvo que realizarse de manera remota.

Los miembros de los equipos, fuesen gerentes generales, coaches y scouts, así como los jugadores prospectos y el comisionado de la NFL permanecieron en sus respectivas casas para conectarse por llamadas télefonicas y videoconferencias. Un Draft inédito que será recordado por la situación que azota a los Estados Unidos y al mundo.

Al momento de iniciar el sorteo colegial, las sorpresas no fueron factor, ya que los Cincinnati Bengals, con la posición #1 de esta edición, se quedaron con el mejor QB disponible: Joe Burrow. El ex-LSU Tiger lideró a su escuadra a un campeonato nacional, en un 2019 de ensueño donde lanzó 60 pases de touchdown y los Tigers terminaron perfectos con marca de 15-0.

Burrow capturó el Trofeo Heisman (el jugador más sobresaliente de la NCAA) y fue el primer jugador seleccionado en el Draft profesional. Por primera vez en la historia, el ganador del Heisman se va #1 en el sorteo consecuente por tres años consecutivos, ya que Baker Mayfield (Heisman en 2017) y Kyler Murray (2018) precedieron a Burrow en este logro.

La segunda selección tampoco tuvo elemento de sorpresa porque los Washington Redskins se hicieron de lo que muchos consideran el mejor prospecto del 2020: Chase Young, ala defensiva de Ohio State, que con sus 1.96 de estatura y 120 kilogramos de peso revitalizará de manera inmediata a los frontales de la capital estadounidense.

Un total de cuatro equipos escogieron a su quarterback del futuro en esta primera ronda: siguiendo los pasos de Cincinnati estuvieron los Miami Dolphins, que con la quinta selección se hicieron de la joya de Alabama, Tua Tagovailoa. Luego de dos años como titular en el Crimson Tide, el zurdo terminó su carrera con el puntaje de rating (199.4) más alto en la historia de la NCAA, además de que completó 87 touchdowns por sólo 11 intercepciones. En 2019 sufrió una importante lesión en la cadera, pero parece que estará listo para su temporada de novato ahora en su nueva casa, la península de la Florida.

Inmediatamente después, Los Angeles Chargers encontraron al remplazo de su ex QB Phillip Rivers, ahora en los Colts. La selección #6 fue Justin Herbert, mariscal de campo cuatro años titular con los Oregon Ducks. Con tremendas facultades físicas y un físico de prototipo (1.98 de estatura), Herbert intentará seguir los pasos de otro Pato de Oregon que marcó época con los Cargadores: Dan Fouts, seleccionado por la franquicia entonces de San Diego en el Draft de 1973.

El cuarto y último QB, sin embargo, fue una situación hasta cierto punto rara para los aficionados de los Green Bay Packers. En el sorteo de 2005, con el legendario Brett Favre entrando a la recta final de su carrera, los cabezas de queso escogieron en la posición #24 al joven QB Aaron Rodgers, de California. Este jueves, en la posición #26 y con el legendario Rodgers ya de 36 años de edad, los Empacadores se inclinaron por Jordan Love, QB de Utah State, un intrigante prospecto por su fortaleza en el brazo pero con mucho espacio para mejorar en la toma de decisiones. La escuadra del Head Coach Matt LaFleur prefirió pensar a futuro sobre darle más armas ofensivas al veterano Rodgers.

Una vez terminada la velada, una conferencia del nivel colegial continuó con su demostración de superioridad sobre el resto de la competencia: la Southeastern Conference (SEC) exportó 15 de los 32 jugadores tomados (46.8%), un récord de la liga para la primera ronda. Seis de los primeros diez egresaron de las escuelas del sureste, también una marca histórica. Como contexto, la División 1 de la NCAA la conforman 10 conferencias, pero prácticamente el talento de primera ronda del draft se concentró en una de ellas.

Los campeones nacionales del college football, los LSU Tigers, fueron el equipo que más jugadores mandó esta noche con una quinteta encabezada por su QB Joe Burrow, pero también con nombres relevantes como el receptor Justin Jefferson, el corredor Clyde Edwards-Helaire, el linebacker Patrick Queen y el ala defensiva K’Laivon Chaisson.

Hoy viernes y mañana sábado continuarán las actividades de este draft peculiar que sin embargo no deja de ser atractivo, y hasta cierto punto sorpresivo…y esperamos mayores sorpresas

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas