Triste y gris temporal

Triste y gris temporal

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que trabajar durante la cuarentena debido al COVID-19 con los jugadores representa un buen reto porque no es lo mismo que en los deportes individuales, así que estimamos que solo un bajo porcentaje de jugadores está acatando las instrucciones que les permitan mantener la buena forma física.

Es muy complicado que los jugadores realmente hagan el trabajo en casa, las recomendaciones que se hacen es que no dejen de enfocarse a la fuerza, estiramientos y todo lo que fuera posible, pero ahí el trato es con los papás, por medio de los grupos de redes sociales, se les dice que siempre los mantengan activos, porque de lo contrario cuando regresen a las actividades, se tendrá que empezar de cero.

Tanto la categoría juvenil como las infantiles están en riesgo de suspenderse por la emergencia sanitaria.

En un bajo porcentaje, los chicos están cumpliendo con las instrucciones dadas por sus coaches. Definitivamente lo entendemos ya que, como deporte de conjunto, es verdaderamente complicado atender una práctica de manera separada y que cada jugador aplique las rutinas físicas de todo el equipo en forma individual, debido a que no todos tendrán las condiciones para atender las tareas.

Todo esto lo deben estar pasando todos los equipos, sobre todo las infantiles, por ejemplo, aquellos niños que estaban pasados de peso llegarán en peores condiciones a los entrenamientos cuando termine la contingencia que se extenderá todo este mes.

Esta situación no es ventaja para nadie si todos están cumpliendo de no salir a entrenar, los equipos van a comenzar igual.

Nuestro pronóstico es muy desalentador, debido a que dadas las condiciones que comentamos, hacen pensar que los chicos de juvenil, a pesar que comenzaban la temporada, a estas alturas ya estarían a media temporada y por lo tanto se apretaría una nueva programación del calendario.

Por lo que respecta a las categorías infantiles, la cosa es mucho muy complicada, debido a que con el nuevo anuncio en relación a la prórroga para el regreso a clases, estimamos que los entrenamientos, en caso de reanudarse, estarían reactivándose por ahí de mediados del mes de mayo y si recordamos, las diversas ligas infantiles comienzan a finales del mismo mes, y consideramos que el aspecto académico lleva prioridad por lo que una reprogramación en la temporada 2020 la vemos sumamente difícil.

Es lamentable lo que está ocurriendo en nuestros días y en torno a esta epidemia, que nos ha dejado perdidas muy considerables en todos los aspectos, y en lo que a nosotros se refiere, el deporte de las tackleadas, está dejándonos en la desolación.

La última esperanza que se tiene es que la liga mayor se salve, pero también se complica debido a la reunificación que se tiene prevista entre CONADEIP y ONEFA. Habrá que ver que proponen ambos circuitos y en qué condiciones pretenden darle vida a una temporada que promete mucho, porque debido a la pandemia, está al borde de su cancelación.

Muy amargo 2020 estamos padeciendo en torno a este problema de salud pública debido a la pandemia y sobre todo en nuestro caso, por lo que está pasando nuestro football en todas sus categorías. Muy triste y desalentador futuro inmediato tenemos, pero un rayito de esperanza se asoma…esperemos que se convierta en un resplandor…es nuestro deseo.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas