Podrían borrar el burro blanco

Podrían borrar el burro blanco

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que nos enteramos de una buena fuente, que existe la posibilidad de que los Burros Blancos del IPN pudieran perder el logotipo que se ha hecho muy popular, ahora que fueron campeones de la liga mayor en 2019.

Resulta que un tal Raúl Vargas es el dueño legal de la imagen, un empresario quien fundó el equipo de fútbol soccer F.C. Politécnico, el cual actualmente milita en la Tercera División de la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) y no está ligado al IPN.

Raúl Milton Vargas recibió en 2015 de parte del IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual) el registro de la marca «FC Politécnico AC», lee el reportaje «El Poli pierde a su Burro» publicado en la Revista Proceso este domingo.

Los Burros Blancos de football americano, quienes sí pertenecen al IPN, han usado el logo en disputa desde 2006, año en que el equipo se integró a la Conferencia Nacional de la ONEFA, y el cual han mantenido hasta el presente, incluyendo el 2019, cuando se coronaron campeones de la Liga Mayor.

De acuerdo a la revista citada, Miguel Martínez Sánchez, creador original de la imagen de los Burros Blancos menciona que él creó el logo en 2006, el coach Ernesto Alfaro lo invitó a coachear, y como también es diseñador gráfico egresado de la UAM, el coach Alfaro le pidió crear un logotipo para el equipo, declara. “Ese logotipo yo se lo di al equipo. El error de nosotros es que nunca se registró porque lo hicimos sin fines de lucro, lo hicimos de corazón”, cita.

Martínez platica que ni él ni nadie en el IPN se preocuparon por registrar el logotipo en su momento, algo que Milton Vargas eventualmente usó a su favor: “Jamás le he pedido nada al Politécnico, porque yo se los di de mucho corazón. Viene (Vargas), lo registra, aprovecha un vacío legal y quiere cobrarle al Politécnico algo que él no hizo, no trabajó y es un robo al final de cuentas. Aquí, la legalidad no va de la mano con la justicia”.

En el reportaje de Proceso se lee que el IMPI emitió una resolución en 2018 en la que establece que la imagen dejó de pertenecer al IPN, por lo que la institución no tenía permitido reproducirla. Según el semanario, en 2019 Vargas atendió la Gran Final de ONEFA -partido entre Burros Blancos y Águilas Blancas- con un notario público para «constatar que durante la final se exhibieron las imágenes de su propiedad, como en el uniforme del equipo».

“Legalmente el error es del Politécnico y de quienes estuvimos involucrados en el logotipo, pero lo que es justo es que ese logotipo le pertenece al Politécnico. Quisiera escribirle una carta a la revista Proceso para decirles simplemente eso, que legalidad no es justicia”, externa Martínez, quien jugó para las Águilas Blancas de 1990 a 1994 y fue seleccionado a los Burros Blancos -entonces la selección del IPN- en sus cinco años. Como entrenador, se mantuvo en el Staff de Zacatenco de 2006 a 2010.

“(Vargas) puede decir lo que quiera, argumentar lo que quiera, pero realmente (el logo) no fue hecho para su club que tiene fin de lucro. Un club que se está robando el nombre del Politécnico. Puede inclusive legalmente quitarle el logo al IPN y quitarle el logotipo a Burros Blancos pero sería, al final, un robo legal”, sentencia Martínez Sánchez.

Con esto vemos que en un mundo como el que vivimos, no es suficiente ser bien intencionado y hacer las cosas de corazón, sino a veces aplicar algo de malicia y “pensar mal”, porque no todo mundo es bien nacido, como este señor Vargas que como muchos sabemos pretende lucrar con la imagen de una institución, como lo es el burro blanco del IPN, adoptándolo para su equipo de pambol (que me perdonen los futboleros) y ahora quienes están en un predicamento son los equinos de Zacatenco porque podrían perder ese logo que tanto ha impactado en el medio y sobre todo que los politécnicos hemos hecho nuestro por lo que realmente representa. En fin, uno no sabe para quién trabaja, y ahora tendríamos que buscar otro logo que nos de la identidad del equipo campeón 2019. Que lastima…

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas