Super Bowl LIV en tonalidad roja

Super Bowl LIV en tonalidad roja

Foto: Getty Images

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que nos espera un Super Bowl LIV en color rojo, puesto que ambos equipos que llegan al compromiso del próximo 2 de febrero serán los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49 ers utilizan su vestimenta de color rojo, como esperamos que sea el encuentro próximo en cuanto a tono de emociones.

Primeramente, en el duelo por el campeonato de la Conferencia Americana, Patrick Mahomes corrió de puntas sobre la línea para anotar el touchdown de la ventaja y agregó tres pases más de anotación por los Kansas City Chiefs, que jugarán su primer Super Bowl en 50 años tras vencer a los Titans de Tennessee 35-24 en el duelo de campeonato de la Conferencia Americana.

Como es habitual, Mahomes lució en el ataque aéreo, pero fue su avance de 27 yardas, con un movimiento de pies propio de un bailarín en el flanco izquierdo del campo al final de la primera mitad lo que les dio a los Chiefs su primera ventaja. A partir de ahí superaron a los Titans y al corredor Derrick Henry en el juego por tierra, la especialidad de Tennessee.

Al fin, por primera vez desde 1970 y por tercera ocasión en general, los Chiefs (14-4) estarán en el Super Bowl.

Para acrecentar su felicidad, el entrenador Andy Reid y el dueño Clark Hunt recibieron el trofeo Lamar Hunt, nombrado así por su padre, como campeones de la Conferencia Americana. Lo que sigue: conseguir el trofeo Vince Lombardi.

Como lo habían hecho en sus últimos tres partidos de eliminación directa, los Titans (11-8) tuvieron un comienzo rápido. La diferencia entre el estadio Arrowhead y los de Houston, Nueva Inglaterra o Baltimore es que los Chiefs contaron con Mahomes, Tyreek Hil, Sammy Watkins y Damien Williams en la ofensiva y una defensiva mejorada respecto de la última campaña cuando perdieron la final de la Americana.

Una semana después de que remontaron un 24-0 ante Houston, los Chiefs otra vez se recuperaron.

Abajo por 10-0 y 17-7, Kansas City no claudicó y llegó a ponerse 35-17 controlando el reloj con un buen juego por tierra. Naturalmente Mahomes complementó eso con buenos pases, cortos y largos. La estocada llegó en un pase completo de 60 yardas a Watkins para que los Chiefs sumaran 28 puntos sin respuesta a la mitad del cuarto periodo.

Más tarde en el el Levi’s Stadium en Santa Clara California, Raheem Mostert corrió para 220 yardas y cuatro touchdowns para convertir al quarterback Jimmy Garoppolo prácticamente en un espectador, Nick Bosa hostigó a Aaron Rodgers desde el principio y los 49ers de San Francisco doblegaron el domingo a los Packers de Green Bay por 37-20 en el duelo por el campeonato de la Conferencia Nacional.

Los 49ers (15-3) avanzaron a su primer Super Bowl en siete años.

Ha sido un increíble repunte para un equipo que ganó sólo 10 partidos en las primeras dos temporadas del entrenador Kyle Shanahan y el gerente general John Lynch, y que tuvo la segunda selección en el pasado draft.

Ahora, San Francisco es uno de los dos equipos que quedan de pie después de vapulear por segunda ocasión en la temporada a Rodgers y los Packers (14-4). Los Niners son el tercer equipo de la historia en alcanzar el Super Bowl un año después de sumar menos de cuatro triunfos. Se unen a Cincinnati (1988) y los Rams (1999).

Bosa, el premio que recibieron los 49ers por la mala temporada pasada y que fue la segunda selección del draft, ayudó a marcar el ritmo para cortar la segunda jugada de Green Bay en el partido, con una captura de 13 yardas sobre Rodgers.

Mostert, quien había sido parte de los equipos especiales, hizo casi todo el trabajo en una increíble historia de redención para un ex surfista que fue cortado en siete ocasiones y que acarreó el balón apenas siete veces en sus primeras tres temporadas dentro de la NFL.

Pero se ha convertido en una pieza clave del mejor equipo de la Conferencia Nacional este año, liderando a los Niners con 772 yardas por tierra en la temporada regular y con una actuación para la historia en el duelo por el título de la Nacional.

Tiene la segunda mejor marca de yardas por tierra en un juego de postemporada, detrás de Erick Dickerson, quien aportó 248 con los Rams el 4 de enero de 1986. Es además el primer jugador en correr para al menos cuatro anotaciones y 200 yardas en postemporada.

Empezó cuando se libró para fugarse 36 yardas en tercera y ocho, durante una jugada de trampa para abrir el marcador en la segunda serie de San Francisco.

Así empezó a escaparse de los rivales en el duelo, apoyado por impresionantes bloqueos.

Agregó touchdowns por tierra de nueve y 18 yardas en el segundo periodo y acumuló 160 yardas por tierra antes del medio tiempo, convirtiéndose en el primer jugador en la historia de la NFL en correr para al menos 150 yardas y tres touchdowns en una primera mitad en playoffs.

Mostert agregó un touchdown de 22 yardas en el tercer periodo.

Rodgers y los Packers no pudieron igualar la actuación de sus rivales y fueron superados por unos dominantes 49ers por segunda ocasión esta temporada.

Asi que queda todo listo para ver un encuentro con dos poderosas escuadras que tienen mucho que dar y sobre todo continuar agrandando su historial dentro de los registros de ganadores del Super Bowl…ambos de un rojo muy subido…cual pintará más?... lo seguiremos comentando.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

 

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas