Tigers vs Tigers…cuál es el más pintado?

Tigers vs Tigers…cuál es el más pintado?

Foto: Reuters

 

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que la final de la NCAA al fin llegó. LSU buscará acabar con el reinado de Clemson cuando se enfrenten esta noche en uno de los partidos más reñidos de los últimos años.

Ambos equipos tuvieron un largo descanso desde las semifinales del 28 de diciembre, teniendo el tiempo necesario para recuperar los lesionados y llegar a punto para buscar el título.

El enfrentamiento que se robará los reflectores sin duda será entre los dos quarterbacks. Joe Burrow no tuvo rival esta temporada y alcanzó su primer objetivo al quedarse con el trofeo Heisman. Su participación en los playoffs lo hizo quedarse con el récord de más pases de touchdown en la historia de la tazoniza y ahora está a la espera del trofeo que lo consagre antes de llegar a la NFL.

Por otro lado, Trevor Lawrence no ha bajado su nivel en los dos años al frente de Clemson y luego de lo conseguido el año pasado querrá reiterar el dominio de su equipo en la NCAA, con él en los controles los Tigers tiene marca de 25-0 cuando es titular.

La final del football americano colegial será, sin importar el ganador, histórica. Clemson y LSU se disputarán el título de la NCAA en el Mercedes Benz Superdome y se romperá alguna maldición de más de un lustro en los emparrillados universitarios.

Desde que la NCAA estrenó el esquema de postemporada en la temporada 2014, el equipo que llegó como el número 1 al College Football Playoff no ha sido campeón. LSU será apenas el cuarto que llega a la final, pero ninguno de sus predecesores se logró coronar.

En la primera postemporada, Alabama llegó como número 1, pero Ezekiel Elliott les corrió para 230 yardas para que Ohio State, pese a usar a su tercer mariscal, Cardale Jones, le pegara 42-35 al Crimson Tide en camino a ganar el campeonato nacional pese a llegar como el número 4.

Al año siguiente, el Tide fue el responsable de tumbar al #1. Clemson llegó como el primer sembrado a la final, invicto, pero Alabama usó una patada corta sorpresa para cambiar el curso del partido en el último cuarto y vencer 45-40 a los Tigers.

En la temporada 2016, Clemson cobró venganza. Los papeles se invirtieron, con Alabama como #1 e invicto y Clemson como #2, pero Deshaun Watson ahora fue el que logró la remontada y encontró a Hunter Renfrow en las diagonales con un segundo por jugar para que los Tigers se proclamaran campeones, 35-31.

Alabama volvió a ser el aguafiestas de los Tigers en la temporada 2017. Se colaron como cuartos al Playoff y eliminaron a Clemson, que terminó la temporada regular invicto, pero cayeron 24-6 en la semifinal ante el Tide, que logró el campeonato de la mano de Tua Tagovailoa, que entró en la segunda mitad de la final ante Georgia para remontar y llevarse el partido en la prórroga.

La temporada pasada, Clemson le regresó una vez más el favor a Alabama. El Tide llegó invicto, como número 1, pero los Tigers, de la mano de Trevor Lawrence, los aplastaron 44-16 en la final.

LSU tuvo su primera temporada regular invicta desde 2011 y por primera vez en la historia del Playoff alcanzaron las semifinales, donde tuvieron una noche ofensiva histórica ante Oklahoma para llegar a la final nacional por primera vez desde enero de 2012, buscando coronarse por primera vez desde enero de 2007 en la misma sede donde vencieron a Ohio State para conseguir su último campeonato.

Los Tigers de Clemson son el cuarto equipo que llega a la final del College Football Playoff con opción de refrendar el título y buscan ser el primero en conseguirlo.

El último equipo que ganó títulos en temporadas consecutivas fue Alabama, que ganó la final del antecesor del Playoff, el BCS, en 2012 y 2013, venciendo a LSU y Notre Dame.

Y como si esto no fuera poco, Clemson tiene otra cruz encima: la del tercer sembrado. Los Tigers se convirtieron apenas en el segundo equipo número 3 en llegar a la final, después de que Georgia lo hiciera en 2018, pero se quedaron en la orilla al perder en tiempo extra ante Alabama.

Todo está puesto para ver un gran enfrentamiento entre dos poderosas escuadras. Cual Tigre rugirá mas fuerte…los de LSU o los de Clemson?...ya veremos.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas