No hacer buenas cosas que parezcan malas…

No hacer buenas cosas que parezcan malas…

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que el resultado del viernes provocó que el partido en el Estadio Wilfrido Massieu conservara sus tintes de postemporada. Mientras que Burros Blancos no tenía nada más que ganar, con playoffs asegurados en casa, los Leones Anáhuac necesitaban una victoria para meterse a semifinales. De no lograrlo, Auténticos ocuparía el último puesto para semifinales, extendiendo sus esperanzas de defender su campeonato.

Si bien Leones tenía la última palabra, tal vez realmente la tuvieron los Burros Blancos: la especulación se intensificó desde la noche anterior sobre si jugarían a toda intensidad para preservar su marcar invicta, o si tomarían un paso atrás, otorgar la oportunidad a sus jugadores suplentes de lucir, y que el resultado pudiera dejar fuera a Auténticos Tigres.

En medio de la incertidumbre, Alejandro García Rosado (9) saltó al campo de juego como mariscal de campo titular, Burros Blancos como dueños de la primera serie ofensiva del encuentro. De inmediato demostró el poderío ofensivo al lograr un pase de touchdown de 75 yardas.

El Politécnico había pegado y los Leones de la Anáhuac tenían que reaccionar de inmediato, pues el desaprovechar una sola oportunidad podía significar la eliminación.

El primer cuarto finalizó y Burros Blancos sentó a sus jugadores clave con la tarea hecha, al menos en ojos del Head Coach Agustín López. El Magnífico García se marchó a la banca con tres pases de anotación, 20 pases completos de 22 intentos y 227 yardas aéreas, todo esto en tan solo 15 minutos.

A partir de ahí, un nuevo juego dio inició pues el novato Edgar Anzures (16) asumió los controles de la escuadra del Instituto Politécnico Nacional y tuvo que sufrir los constantes embates de la defensiva lanuda, que terminó con cuatro sacks sobre el QB de tercer equipo.

Leones tuvo un segundo aire, comandados por el explosivo corredor Rubén Zendejas (40)quien se escapó 14 yardas para el touchdown, mismo que acortaría la desventaja a 21-14 y metería de lleno a su equipo en la lucha por el último boleto a playoffs. Inclusive, con 14 segundos por jugar de la primera mitad, el mismo Zendejas empataría los cartones 21-21, esta vez con una carrera de una yarda. El veterano terminó con 111 yardas y tres touchdowns totales.

Y es que, Burros Blancos dejó de producir a la ofensiva; ese ataque explosivo al que nos acostumbró se vio diluido por una férrea línea frontal, y por el cambio de equipo, recordar que el Coach López optó por darle descanso a su cuadro titular, con miras a la semifinal.

En la segunda mitad, el León salió de cacería. Sin embargo, su primer zarpazo fue malo, ya que Luis Benítez (10) erró un intento de gol de campo. Por su parte, el cuadro guinda no decidió mover ninguna de sus piezas y pagó las consecuencias.

La victoria no sólo regresa a los Leones a playoffs, segunda ocasión en tres años de participación en ONEFA que se meten a postemporada; el resultado eliminó efectivamente a los campeones defensores Auténticos Tigres (3-4), por primera vez desde 2007 que los felinos regiomontanos no llegan a instancias de semifinales.

Con este resultado, Burros Blancos (6-1) pierde el invicto en la Conferencia Jacinto Licea, pero no se tambalean en la tabla de posiciones ya que desde la semana pasada amarraron el primer lugar de los playoffs; la próxima semana volverá a recibir a los Leones Anáhuac Norte (4-3) en busca de su pase a la final, quienes ahora sí tendrán que aguantar los embates de la ofensiva equina durante sesenta minutos, no sólo en quince. Solo esperamos que no les vaya a salir el tiro por la culata…

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

 

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas