Un gran clásico

Un gran clásico

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que un clásico no es para ver un simple partido, tampoco para ver a un solo equipo en la cancha, es para sentir emoción, nervios y alegría por vivir cada anotación. Por eso hoy los Aztecas UDLAP y Borregos Monterrey describieron una gran batalla en el Templo del Dolor, la cual se definió en los últimos instantes del juego, dejando el marcador 17 puntos a 10 a favor de los locales.

Lo que parecía un juego de pocos puntos y sobrio, acabó siendo un mar de emociones. Todo empezó cuando Borregos tocaba la puerta para abrir el marcador, porque se estrellaron con la Gran Muralla Verde provocando un balón suelto que fue recuperado por la propia defensa, lo que hizo gritar de alarido a la tribuna. Instantes posteriores, nuevamente la defensa Azteca presionó al mariscal de campo regiomontano Sebastián Hernández (6), quien se apresuró enviando un pase a su receptor, a él le rebotó por la fuerza y cayó en las manos de Ramón Gaxiola para volverle a dar la posición a la ofensiva.

En el segundo cuarto, los azules quisieron avanzar yardas en cuarta oportunidad, pero otra vez se encontraron con un muro defensivo para ser detenidos. Seis minutos después los regiomontanos no quisieron arriesgarse tras lo sucedido y por eso mandaron a anotar un gol de campo a Leonardo Guajardo para el 3-0 de Borregos.

Para el tercer periodo la defensiva de la Tribu Verde se volvió a hacer presente logrando la intercepción por parte de Rubén Montañez y posteriormente impidiendo un par de goles de campo.

Hasta esa etapa todo parecía definido, incluso el ITESM consiguió otro touchdown para subirse 10-0. Sin embargo, en un clásico nada está definido hasta que el cronómetro marque cero, prueba de ello es que la Muralla Verde provocó un safety para anotar dos puntos y acercarse 10-2.

Esto le volvió a dar la posesión a la ofensiva Azteca, siendo su turno en la acumulación de unidades. Diego Ruiz encabezó la remontada en un acarreo de pocas yardas para el touchdown y luego lo volvió a hacer para lograr dos puntos en la conversión, representando el empate momentáneo a 10 unidades.

Era el turno de los Borregos de tratar de equilibrar la balanza a su favor, pero no contó con que Juan Thompson se atravesaría en el recorrido del balón para interceptarlo. Así vino de regreso la ofensiva Verde al campo y con el ímpetu provocado desde las gradas, Ruiz ejecutó un pase largo a Gerardo Retana para irse completamente solo hasta tierra prometida.

Con esto los Aztecas daban la vuelta al tanteador por 17-10, acumulando los extras de Arturo Galván. Todavía con menos de minuto y medio en el reloj, los regios intentaron ir al frente, pero esta vez fue Ramón Gaxiola quien consiguiera la intercepción, dejando callada a la porra visitante, porque sabía que el daño estaba hecho y poco se podía hacer para evitarlo.

Esta fue otra historia de un clásico de la CONADEIP, donde todos los que lo vivieron en el Tempo del Dolor la recordarán en especial, porque hubo mucha emoción entregada por los Aztecas UDLAP y Borregos Monterrey, en otra tarde épica para la defensiva Verde. A quien su head coach Eric Fisher le aplaudió en todo momento. Sin lugar a dudas, un gran encuentro, un gran clásico.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas