Panorama gris oscuro para la LFA

 Panorama gris oscuro para la LFA

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que los adeudos de la Liga de Football Americano Profesional (LFA) no sólo son a jugadores y árbitros, también se extienden al personal que trabaja con la Liga fuera del emparrillado.

Tenemos pleno conocimiento que proveedores, médicos y personal administrativo también sufren adeudos por parte del Presidente Óscar Pérez.

Según un cálculo, al personal administrativo le deben al menos 120 mil pesos en concepto de nómina, mientras que los adeudos con los proveedores duplican esa cifra.

Había ocasiones en que no pagaban las quincenas y no se pagaban hasta cuando se cumplía el mes.

Estos adeudos, tenemos conocimiento que, se deben a que al menos tres de los franquiciatarios no pagaron su cuota por temporada, la cual ascendió, aproximadamente a 7.5 millones de pesos por equipo.

Estos franquiciatarios que no hicieron sus pagos, según nos enteramos, fueron Juan Luis Montero de Raptors, Jesús Omaña de Mayas, y el mismo Óscar Pérez, quien además de ser el propietario de la LFA, también alterna como franquiciatario de Fundidores de Monterrey.

Además, tuvimos conocimiento que Antonio Moreno Valle Abdala y Carlos Gerardo Frías Traslosheros, de Mexicas, no hicieron el pago completo.

La falta de pagos de estos franquiciatarios ha provocado un adeudo que asciende, al menos, a 22 millones de pesos.

Por otra partetambién nos enteramos que aún existen adeudos de pagos al menos con jugadores de dos equipos: Raptors y Condors.

A los elementos de estos equipos se les debe sus salarios, pese a que la temporada concluyó la segunda semana de mayo. En el caso de los Raptors es más visible, teniendo en cuenta que son los subcampeones de la liga.

Con esto podemos concluir que la Liga está pasando por tiempos muy difíciles que podrían marcar su destino inmediato, sobre todo porque ya se debe estar en tiempo de planeación de la siguiente campaña y todo esto puede traer consecuencias catastróficas. Y que lastima porque en cuanto al terreno de juego las cosas han dicho lo contrario, aunque debemos estar conscientes de que si la cabeza no funciona bien, el resto del cuerpo tampoco, y creo que ahora es el momento de no retroceder y buscar la solución al mar de problemas en que se ha vista envuelta la liga…ahora es cuando hay que dar la cara a los problemas…por difíciles que sean.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas