Sigue el fuego ardiendo en torno al caso Altamirano

Sigue el fuego ardiendo en torno al caso Altamirano

Foto: Internet

 

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que  menudo lío se ha formado en torno a la salida, del ahora head coach de los Borregos Salvajes del Tec de Monterrey, Carlos Altamirano, de la dirección de las Aguilas de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Resulta que el lunes 3 de octubre, la Comisión de Honor y Justicia de ONEFA sesionó y decidió suspender de toda actividad en la Liga, por cinco años, a Carlos Altamirano por la manera de abandonar a su equipo y no notificar a la liga de sus intenciones.

Entonces llegaron las cartas oficio. La primera ese lunes, el oficio OF/COFADYR/437/2016 dirigida para Raúl Rivera Sánchez, Presidente de la ONEFA, donde le informaban que el Rector de la UACH, sin mencionar por su nombre al M.C. Jesús Enrique Seáñez Sáenz, “otorgo (sic) el nombramiento a partir del lunes 26 de septiembre 2016 como Head Coach del equipo de Futbol Americano Águilas de la UACH al M.C. Eric Alberto Vargas López, quien se encargara de dirigir al equipo”.

El documento está firmado por el Coordinador General de Deportes, Activación Física y Recreación UACH, C.P. Juan Pablo Zaldívar Esquivel.

Una misiva que se supone se redactó un día antes de que el Tec de Monterrey presentara oficialmente a Altamirano como su nuevo entrenador en Jefe, y que formalizaba la salida intempestiva de Chihuahua sin previo aviso formal.

Es decir, la Coordinación de Deportes de la UACH se tardó una semana en entregar a ONEFA una carta oficio que se supone tenían desde el lunes mismo que comenzaron a correr los rumores de la salida de Altamirano, situación que ese 26 de septiembre se le cuestionó a su representante y que negó rotundamente.

Pero al enterarse de la sanción que el lunes 3 de octubre aplicó la Comisión de Honor y Justicia de ONEFA, allí sí, el C.P. Juan Pablo Zaldívar Esquivel apresurado envió al día siguiente una carta CODAFYR/291/2016 con “asunto informativo” donde manifiesta su postura en torno a la sanción que aplicó ONEFA.

En el documento asegura que la salida de Altamirano de las Águilas de la UACH “fue avisada en tiempo y forma a esta Coordinación de Deportes y así mismo (sic) a la casa de estudios que representamos, por lo que era de nuestro conocimiento las negociaciones previas  a la salida del coach y su posterior contratación por parte de otro equipo deportivo.”

Esta situación es alejada de la realidad, toda vez que en la reunión semanal de ONEFA le preguntaron al representante de esa casa de estudios y negó lo que algunos medios ya habían filtrado, y que por supuesto ya estaba acordado, toda vez que la presentación de Altamirano en el Tec de Monterrey se oficializó el martes 27 de septiembre y obviamente los Borregos ya lo tenían acordado con anterioridad.

En el párrafo siguiente denota el favor que le estaban haciendo a Carlos Altamirano, sobre todo porque el escarnio en redes sociales era prácticamente unánime por abandonar como lo hizo a un equipo de Liga Mayor y tomar otro reto en medio de la temporada.

Y defiende sin comprometerse que “nos deslindamos de cualquier represalia, consecuencia o decisión que la Organización tome al respecto de este tema, ya que creemos que la sanción aplicada debe ponerse en reconsideración.”

No explica porque omitió notificar a tiempo a la ONEFA del cambio, y desde cuándo lo sabían. Por respeto a la Liga, y sobre todo a los jugadores, familiares y aficionados de las Águilas de Chihuahua este asunto debió llevarse a cabo con orden, cosa que no hicieron.

Asi es que este caso, apenas comienza y pensamos que dará mucho de qué hablar, ahora que precisamente se pretendía lograr la reunificación de ambos circuitos de categoría mayor, sin duda alguna, dará consecuencias negativas en esa tan esperada comunión entre ONEFA y CONADEIP.

Agradezco su atención a la presente colaboración y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas