Nadie escarmenta en cabeza ajena

Nadie escarmenta en cabeza ajena

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que la NFL y el sindicato de jugadores anunciaron este lunes una nueva política sobre conmociones cerebrales que se presentan durante los partidos, incluidas sanciones para los clubes que infrinjan el protocolo.

Bajo la nueva política, anunciada de manera conjunta, la liga y el sindicato "seguirán un proceso estricto y justo para investigar incidentes y determinar las medidas disciplinarias apropiadas, incluyendo multas a los clubes y la posible pérdida de selecciones en el draft".

La NFL y el gremio de jugadores designarán a un representante para supervisar la implementación del protocolo e investigar posibles infracciones. La investigación no llegará a conclusiones médicas, sino que sólo determinará si se siguió el protocolo.

Un juez de arbitraje se encargará de los casos en que la liga y el sindicato estén en desacuerdo, y presentará su reporte al comisionado.

Las sanciones por infringir el protocolo de conmociones sufridas durante los encuentros quedarán a criterio del comisionado Roger Goodell.

Tras una primera infracción, los empleados o equipo médico de un club involucrado deberán asistir a cursos que les permitan atender mejor ciertos casos. Además, el club podría ser multado por una suma máxima de 150.000 dólares.

Las infracciones posteriores derivarán en multas de al menos 100.000 dólares.

Habrá sanciones adicionales si la infracción es agravada. El comisionado podría imponer multas más severas e incluso podría quitar a los equipos selecciones en el draft si se determina que el equipo médico ignoró el protocolo intencionalmente para que un jugador continúe en un partido.

El protocolo requiere de una examinación diaria y un lento incremento de la actividad física y de las habilidades neurocognitivas hasta que el jugador sea capaz de regresar a los entrenamientos.

Después de que el doctor del equipo firma el alta, el jugador es mandado a un "doctor experto en conmociones cerebrales desafiliado" aprobado por la NFL y la Asociación de Jugadores de la liga. (El Dr. Stan Herring, uno de los miembros del Comité para el cuidado de la cabeza, cuello y espalda de la NFL dijo para NFL.com en 2013 que los expertos desafiliados y los doctores de los equipos nunca "han tenido un altercado.

En los últimos años, los índices de conmociones cerebrales reportados por la NFL bajaron. El vicepresidente de salud y medidas de seguridad de la liga, Jeff Miller, explicó este aparente patrón al declarar, "los jugadores están cambiando la forma en que taclean." 

Sin embargo, casos como los de D.J. Fluker y Joe Haden sugieren que los jugadores puede que estén regresando de una conmoción prematuramente. Y esto refleja el problema más grande del protocolo de la NFL: ya que la comprensión de las conmociones y otras formas de trauma cerebral continúan incompletas, nadie realmente sabe cuánto tiempo un jugador debería estar sin jugar. Incluso bajo las circunstancias ideales —doctores, jugadores, y el equipo, todos a favor de la salud y por encima de las victorias— la cantidad correcta de tiempo sigue siendo una suposición. Al final, lo único que sabemos es que el protocolo es un trabajo en progreso, al igual que todo lo que rodea el manejo de las conmociones cerebrales. Aún hay mucho que desconocemos, y exactamente cuánto es que la NFL está dispuesta a saber, permanecerán grandes dudas.

Agradezco su atención a la presente colaboración y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas